La dirigente de izquierda Manuela Castañeira
La dirigente de izquierda Manuela Castañeira

Manuela Castañeira, dirigente del Nuevo MAS y ex candidata a Presidente, generó una fuerte polémica luego de publicar una serie de mensajes a través de su cuenta de Twitter en los que criticó duramente la decisión del gobierno de Alberto Fernández de decretar la cuarentena obligatoria en todo el país para frenar el avance del coronavirus. Entre varias cosas, dijo que se trata de un “estado de sitio” y que es “un escándalo” que se desplieguen las fuerzas de seguridad en la calle para controlar que la población que cumpla con la medida. Sin embargo, cientos de personas reaccionaron y no se lo dejaron pasar.

“El gobierno acaba de declarar un virtual Estado de sitio con la excusa de la cuarentena de la población hasta el 31 de marzo. No nos oponemos a la cuarentena e incluso opinamos que todos/as las y los trabajadores deben estar estos días en sus casas con goce de sueldo al 100%”, fue el primer mensaje.

A partir de ahí se inició una encendida polémica que incluyó desde insultos hasta memes con los que se burlaron de la joven dirigente de izquierda. “Pero nos parece un escándalo que se pretenda regimentar a la población sacando a las fuerzas de seguridad a las calles cuando la inmensa mayoría es consciente de los peligros sin que haga falta que el gobierno sobreactúe”, agregó Castañeira.

No se quedó con eso. La dirigente aprovechó para exigirle al Estado más recursos para el personal médico y tildó al gobierno de “capitalista” que “devastaron el sistema de salud”. “Por lo demás seguimos sin escuchar una sola medida para cuidar a quienes nos cuidan: hay que duplicar ya el salario del personal médico y redirigir de manera forzada las industrias al abastecimiento de todo lo que sea necesario para la salud”, dijo.

En ese sentido, continuó con la catarata de críticas: “Nos oponemos a las restricciones de las libertades individuales de la población para enfrentar la pandemia. No se necesita un Estado de sitio que restrinja las libertades, sino aplicar un programa radicalmente distinto que deje de colocar la salud bajo criterios de ganancias. Un programa que también haga que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores, arrancando por declarar ya mismo el no pago de la deuda externa”, escribió Castañeira, quien se sumó a los aplausos espontáneos que le dedicaron miles de personas a los médicos de todo el país que atienden la emergencia sanitaria.

“Nos sumamos al aplauso a las y los trabajadores de la salud. Eso es lo que hace falta: solidaridad, no individualismo y medidas autoritarias”, finalizó.

Las respuestas no se hicieron esperar. Muchos apelaron a los insultos, pero otros -la mayoría- al humor. Hubo también quienes de manera seria y respetuosa, llamaron a la reflexión a la dirigente para que tuviera en cuenta el tiempo que atraviesa el país. Castañeira no fue la única, ya que su posición coincidió con el comunicado que emitió su partido luego de conocerse la cuarentena.

Algunas de las respuestas

Seguí leyendo