Los efectivos de la Policía de la Ciudad que estuvieron a cargo de los allanamientos, “tomaron fotos e hicieron inventario”
Los efectivos de la Policía de la Ciudad que estuvieron a cargo de los allanamientos, “tomaron fotos e hicieron inventario”

La justicia porteña avanza en sus investigaciones sobre la toma por asalto y robo del edificio de la sede central de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que lidera Roberto Fernández. El pasado 16 de diciembre, decenas de supuestos colectiveros que trabajan en la empresa DOTA, y que estarían vinculados a una facción disidente del sindicato que responden a Miguel Bustinduy irrumpieron en cuatro pisos del edificio de la calle Moreno en el barrio de Balvanera para robar y destruir lo que estuviera a su paso. En los 16 nuevos allanamientos solicitados por los fiscales Estela Andrades y Pablo Rechini se encontraron elementos que vincularían a las personas identificadas en algunos de los videos de las cámaras de seguridad que meticulosamente analiza la Policía Federal Argentina (PFA) con los saqueos.

Entre los objetos secuestrados en los procedimientos realizados en dependencias vinculadas a la empresa DOTA, y a en domicilios de los presuntos trabajadores que responden a Bustinduy, se encontró, por ejemplo, “un equipo de audio home theater marca Stromberg modelo htg 902 negro”; “cinco parlantes marca Stromberg negros”; “una consola gris sin marca ni control remoto”.

Según pudo saber Infobae, los efectivos de la Policía de la Ciudad que estuvieron a cargo de los allanamientos, “tomaron fotos e hicieron inventario” de los lugares, entre ellos el ubicado en el primer piso de la Torre 4 de la calle Belaustegui al 2700, en el bario Villa Mitre de la Ciudad de Buenos Aires.

Tanto el modelo, como la marca y el número de serie de los equipos encontrados en el lugar, corresponden a los “faltantes” en el edificio central de la UTA vandalizada y que quedaron asentados en la denuncia que realizó Fernández y que incluía, por ejemplo, la rotura de servidores de cámaras, robo de los electrodomésticos del sorteo de fin de año, 77 de televisores de más de 30 pulgadas, cuatro heladeras con freezer, cuatro lavarropas, 18 cocinas, equipos de audio, bicicletas, árboles de Navidad, adornos de los pasillos, un busto de Evita -que fue hallado en un allanamiento anterior- y hasta la imagen de la Virgen de Luján que había sido bendecida por el Papa Francisco.

La violencia sindical estalló por el reclamo de renuncia de Fernández que hacen los seguidores de Bustinduy ya que lo acusan -y así lo denunciaron ante la justicia laboral- de haberlos proscripto en las últimas elecciones gremiales que se realizaron para renovar autoridades.

La cúpula del gremio se atrincheró en la terraza del edificio y Fernández, que más tarde consiguió ingresar a su despacho
La cúpula del gremio se atrincheró en la terraza del edificio y Fernández, que más tarde consiguió ingresar a su despacho

El día de la violencia descontrolada, el titular de la UTA, que uno de los peso pesados de la CGT, debió recluirse en la terraza del edificio ya que la patota sindical opositora amenazaba con golpearlo.

En total, una 15 personas resultaron heridas, entre ellas una empleada de limpieza. Para evitar enfrentarse a la turba opositora, la cúpula del gremio se atrincheró en la terraza del edificio y Fernández, que más tarde consiguió ingresar a su despacho, le aseguraba a los medios estar dispuesto a matar “a fierrazos" a quien se le acercara mientras señalaba a la empresa de colectivos DOTA como la responsable del caos.

“Este grupo de DOTA me tomó el gremio. Lastimaron a todos. Estoy arriba del techo. Pasaron por arriba de la policía... A lo mejor son las últimas palabras que te digo”, le decía ese 16 de diciembre Fernández a Radio La Red.

Mientras esto ocurría, en la vereda, los atacantes daban vuelta un auto y subían los objetos robados y cajas con documentación del sindicato y su obra social a los colectivos en los cuales habían llegado.

Quedan varias medidas que serán muy importantes para la investigación, como por ejemplo el análisis de las cámaras de seguridad
Quedan varias medidas que serán muy importantes para la investigación, como por ejemplo el análisis de las cámaras de seguridad

Con la prueba que se va obteniendo se va avanzando en el esclarecimiento del hecho y la identificación de los autores. Quedan varias medidas que serán muy importantes para la investigación, como por ejemplo el análisis de las cámaras de seguridad. Tanto los efectivos de la Policía de la Ciudad en la investigación, como los investigadores de la Policía Federal Argentina, relevando las filmaciones están trabajando en forma ordenada y prolija junto con el Ministerio Publico Fiscal a cargo del equipo de colaboradores de la Fiscalía en lo Criminal y Correccional número 1, quienes están dedicados al tema. Es importante la firme decisión y participación de la parte que representamos para llegar a determinar a los autores materiales e ideólogos del hecho que se investiga", precisó ante Infobae Víctor Varone, integrante del equipo de abogados de la UTA que como querellante impulsa la denuncia por robo y lesiones.

La causa recayó en manos de la jueza Vanesa Peluffo del Juzgado Nº63 y la fiscal Estela Andrades. Fernández, con los abogados del estudio Iezzi & Varone, se presentó como querellante por los hechos que “pusieron en riesgo" su "vida, salud e integridad física”, aseguró el sindicalista en su documento de presentación, en donde afirmó que entraron a su despacho y le robaron desde la notebook hasta los portarretratos.

El avance en el expediente en el que querella Fernández con sus abogados implica un cambio de rumbo en el conflicto gremial entre la UTA y la empresa DOTA, o entre el pope sindical y su rival dentro del sindicato, Bustinduy, ya que la disputa, que lleva casi un años ahora se dirime en la Justicia penal, y no sólo en el barro sindical y político.

Hasta ahora la causa, que sigue bajo secreto de sumario, no tiene imputados, pero esto puede cambiar radicalmente cuando se terminen de acreditar las identidades de los ladrones y violentos que participaron de los actos vandálicos.

En diálogo con Infobae, Bustinduy aseguró que los incidentes no estuvieron preparados, que la “olla a presión explotó” por la negativa de Fernández de “renunciar al gremio o dar elecciones libres” y que no era intención “romper nuestra casa”, sino reclamar “por mejoras salariales, de condiciones de trabajo, y por la obra social que vació Fernández”.

La lista opositora con la que intentaba enfrentar al líder de la UTA, fue apoyada por Hugo Moyano
La lista opositora con la que intentaba enfrentar al líder de la UTA, fue apoyada por Hugo Moyano

Según el razonamiento del dirigente opositor, la violencia sindical de ese diciembre fue “responsabilidad de Fernández”.

“Vamos a seguir reclamando con todas las armas legales que tenemos. Todos saben, hasta en el Gobierno, que Roberto Fernández sigue en el gremio porque proscribieron nuestra lista. Fernández sigue al frente del gremio por una decisión judicial. Los votos de los compañeros los tenemos nosotros”, le había dicho el representante gremial a este medio.

Bustinduy también reconoció que la lista opositora con la que intentaba enfrentar al líder de la UTA, fue apoyada por Hugo Moyano, pero que de ninguna manera el líder camionero participó a través de terceros detrás de los incidentes ocurridos en el barrio porteño de Balvanera.

Sin embargo, el propio Moyano, apenas se conoció el intento de toma de la sede gremial, pidió la renuncia de Fernández al frente de la UTA.

Seguí leyendo: