Nelson Periotti, ex director de Vialidad Nacional, que declarará el lunes
Nelson Periotti, ex director de Vialidad Nacional, que declarará el lunes

El ex administrador general de la Dirección de Vialidad Nacional Nelson Periotti declaró hoy en el juicio oral por las presuntas irregularidades en las obras públicas concedidas al empresario Lázaro Báez, y señaló que "no existió asociación ilícita alguna", la principal acusación del proceso.

"No tuve ninguna participación en esa presunta asociación ilícita. No existió asociación ilícita alguna", dijo Periotti en el primer tramo de su indagatoria ante los jueces del Tribunal Oral Federal 2, Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu.

Periotti fue el titular de vialidad nacional durante los 12 años de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner y junto con la ex mandataria y otros 11 acusados está siendo juzgado desde mayo por formar parte de una presunta asociación ilícita que le otorgó de manera irregular obras a Báez.

En la audiencia que se realiza en los tribunales de Comodoro Py no estuvieron presentes Cristina Kirchner, Báez, el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido ni el ex secretario de Obras Públicas José López, ya que fueron autorizados a asistir solo a su indagatoria.

Las indagatorias comenzaron poco después de las 10 de la mañana. La primera fue la de Héctor Garro, ex jefe del distrito Santa Cruz de la Dirección Nacional de Vialidad. Pasó al estrado frente a los jueces y dijo que no iba a declarar pero sí a hacer unas aclaraciones. "Es falso totalmente que yo haya adjudicado 52 obras a las empresas del señor Báez. Fui presidente (de Vialidad de Santa Cruz) de octubre de 2005 a marzo de 2006, cinco meses, por lo que nunca pude haber participado de ninguna adjudicación", dijo.

Enumeró, a su vez, las obras que se objetan en el juicio y señaló que se adjudicaron cuando ya no estaba en el cargo. "Algunas dos y hasta cinco años después", dijo, y aclaró que solo participó en el proceso de una sola obra que culminó cuando ya no estaba en la función y que participaron otras empresas además de la de Báez.

Luego fue el turno de Periotti. De camisa celeste, corbata azul y saco de pana marrón, el ex funcionario dijo que iba a declarar. Comenzó desde sus estudios primarios hasta su llegada a Vialidad Nacional. Contó que comenzó a trabajar en 1994 con Néstor Kirchner cuando era gobernador de Santa Cruz y lo designó como vocal técnico de Vialidad de esa provincia. En 1999 pasó a ser  presidente de Vialidad de la provincia y en 2003, ya con Kirchner como presidente de la Nación, estuvo al frente de la Dirección de Vialidad Nacional.

Cristina Kirchner fue autorizada a no estar presente en la audiencia (Télam)
Cristina Kirchner fue autorizada a no estar presente en la audiencia (Télam)

La primera acusación que Periotti respondió fue la de haber llevado de Santa Cruz una estructura de funcionarios a Vialidad Nacional. "Llegué solo, absolutamente solo. No tenía subadministrador y el que fue designado venía de la administración anterior. Mantuve a los gerentes, a todo el servicio jurídico. Cuando vine a Buenos Aires traje a mi secretario privado, pero opté por quedarme con las dos secretarias de carrera que estuvieron los 12 años y medio conmigo. Recién en junio de 2003 se designó un nuevo subadministrador", declaró Periotti.

En esa línea, el ex funcionario criticó la gestión de Javier Iguacel, primer funcionario a cargo de Vialidad Nacional del gobierno de Mauricio Macri y quién presentó la denuncia que inició el caso. Periotti sostuvo que en esta gestión se designó como funcionarios a ex empleados de SOCMA, IECSA y Autopistas del Sol, todas empresas de la familia Macri. "Mire qué diferencia", le dijo ex funcionario a Giménez Uriburu, el juez que preside la audiencia.

Sobre Báez, Periotti dijo que lo conocía como vecino de Santa Cruz y que supo que Austral Construcciones –la principal compañía del empresario– se dedicaba a la obra pública en agosto de 2006 cuando llegó en una licitación para la Ruta Nacional 43.

Luego enumeró cada una de las obras públicas que se hicieron durante su gestión, cómo se licitaron y se presupuestaron y a qué provincias correspondieron. "No es cierto que la provincia de Santa Cruz haya tenido más que el resto", dijo Periotti. También recordó que en el edificio de Comodoro Py estuvo originalmente la sede de Vialidad Nacional hasta que en los años 90 pasó a ser sede judicial.

Báez y De Vido, otros dos acusados
Báez y De Vido, otros dos acusados

El ex funcionario se desligó de cualquier irregularidad en el manejo de fondos. "El administrador no puede hacer una reasignación de partidas si no tiene la autorización de la oficina nacional de presupuesto", dijo Periotti, y sostuvo que esa autorización recaía en la Jefatura de Gabinete, en el Ministerio de Planificación y en la Secretaría de Obras Públicas.

A las 13:40, Periotti decidió continuar su indagatoria la próxima audiencia porque estaba cansado. "Tengo tres horas más para hablar", adelantó. El juicio continuará el 23 de septiembre porque el próximo lunes no habrá audiencias por la agenda del tribunal. El 23 continuará Periotti y será el turno de López y Raúl Daruich, ex jefe del distrito Santa Cruz de la Dirección Nacional de Vialidad. López ya adelantó que no declarará y Daruich que sí.

En el caso se juzga si hubo irregularidades en 51 obras públicas que las empresas de Báez recibieron para Santa Cruz durante los 12 años de gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Concretamente, si hubo sobreprecios e incumplimientos en esas obras. Un peritaje que recibió el tribunal concluyó que en cinco de esas obras hubo sobreprecios por 190 millones de dólares. La ex presidente está acusada de ser jefa de una asociación ilícita y de administración fraudulenta en perjuicio de una administración pública.

El tribunal fijó el cronograma de indagatorias. Cristina Kirchner será la última de los 13 acusados. La defensa de la ex mandataria y candidata a vicepresidenta no informó si declarará o no. De los 13 acusados, cuatro adelantaron que lo harán, siete que no y Cristina Kirchner y Báez no respondieron.

No hay certeza de cuándo finalizarán las indagatorias. Todo dependerá del tiempo que lleve cada una –en el caso de los que no declaran se lee lo que dijeron en primera instancia si eso ocurrió– y la cantidad que se hagan por audiencia. La expectativa está puesta en si la indagatoria de Cristina Kirchner será antes o después de las elecciones del 27 de octubre próximo, ya como vicepresidente de la nación electa, teniendo en cuenta la diferencia de casi 17 puntos que en las primarias la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner le sacó a la de Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto. Fernández será testigo del juicio.

Pedido de suspensión

Antes de la finalización de la audiencia, Elizabeth Gasaro, una de las abogadas de Lázaro Báez, pidió la suspensión del juicio porque, dijo, hubo un hecho nuevo. Se refirió al fallo que el viernes dictó la Cámara Federal de Casación Penal en el que anuló la condena a cuatro años de prisión al arrepentido Leonardo Fariña por evasión en la compra de un campo en Mendoza y dijo que se juzgue nuevamente en el juicio oral que se está realizando por la llamada "Ruta del dinero K", en el que Báez y Fariña están acusados.

Gasaro sostuvo que esa decisión puede afectar al juicio inclusive con su nulidad. Explicó que en el caso de la obra pública hay varios planteos pendientes, algunos de ellos en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, sin resolver. Y con el antecedente de Fariña también podría anularse. Por eso pidió que se suspenda hasta tanto se resuelvan los planteos pendientes. "No hay ningún motivo para suspender el juicio", le respondió el fiscal Diego Luciani, y agregó que no se trata de un hecho nuevo. El tribunal lo resolverá en la próxima audiencia.