En un nuevo día de cortes y protestas, los movimientos sociales marcharon este miércoles hacia el Ministerio de Salud y Desarrollo Social y en distintos puntos del país con la consigna "Urgencia para enfrentar el Hambre". La masiva convocatoria tuvo como objetivo que el Gobierno nacional avance en la sanción de una ley de Emergencia Alimentaria y disponga de medidas de contención, como aumento del salario social, el otorgamiento de un bono de $2000 y el incremento de las jubilaciones y pensiones mínimas, entre otros puntos.

A las 10 comenzaron concentraciones en varios puntos de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense. Las mayores complicaciones en el tránsito porteño se produjeron durante el mediodía, en el marco del acto que comenzó poco antes de las 13 en la avenida 9 de Julio y Belgrano.

La principal arteria de la Capital Federal se convirtió en una auténtica "peatonal" para los miles de manifestantes que expresaron sus demandas frente a la sede de la cartera que conduce la ministra Carolina Stanley.

Así subían las organizaciones sociales a la Autopista 25 de Mayo.

Para evitar el bloqueo del Puente Pueyrredón, personal de Prefectura Naval desplegó un fuerte operativo de prevención desde temprano en el acceso que une el sur bonaerense con la Capital Federal.

Sin embargo, los controles pudieron ser burlados y las columnas sorprendieron al subirse a la Autopista 25 de Mayo. En la autovía hubo momentos de tensión y riesgo, ya que los manifestantes marcharon a contramano y en medio de los autos, que no llegaron a ser desviados.

La convocatoria fue impulsada por las agrupaciones políticas y sociales Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie Somos, Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), el Frente Popular Darío Santillán (FPDS) y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

Los manifestantes circularon a contramano en la autopista 25 de Mayo.
Los manifestantes circularon a contramano en la autopista 25 de Mayo.

El pliego de demandas plantea el tratamiento y sanción de la ley de Emergencia Alimentaria -en el Congreso desde el 2018-, el incremento de un 50% del Salario Social Complementario, la inclusión del sector de la Economía Popular al Consejo del Salario, una suba del 40 % de las partidas para meriendas y almuerzo de los comedores, y el cese de las suspensiones de los programas laborales, entre otros puntos.

"La última crisis cambiaria aumentó los niveles de pobreza, indigencia y desigualdad. La medida de fuerza tiene que ver con la urgencia de la ampliación del paquete anunciado por el Gobierno, porque son los más humildes y la economía popular los que peor la están pasando en este contexto", afirmó Gildo Onorato, de la CTEP.

Por su lado, organizaciones de izquierda como el Polo Obrero, Barrios de Pie Libres y Venceremos advierten por un "plan de lucha progresivo" contra el ajuste. Estos grupos no participan del acto principal, a raíz de las diferencias políticas entre cada sector.

La protesta tuvo sus réplicas en otras ciudades importantes del país, como Rosario, La Plata, La Rioja, Santa Rosa, San Salvador de Jujuy, San Juan, Trelew y Posadas.

El 22 de agosto pasado, las organizaciones sociales habían realizado una jornada previa a la protesta de hoy, con un "polentazo", ollas y asambleas entre los manifestantes y trabajadores del sector cooperativista.

Las columnas de las organizaciones sociales cortaron la avenida 9 de Julio y la circulación del Metrobús.
Las columnas de las organizaciones sociales cortaron la avenida 9 de Julio y la circulación del Metrobús.
 

Fotos de Franco Fafasuli y Thomas Khazki.

Seguí leyendo: