Marcha de piqueteros y docentes bonaerenses ante la crisis económica y social
Marcha de piqueteros y docentes bonaerenses ante la crisis económica y social

Tres frases suenan entre los dirigentes piqueteros y la Casa Rosada a pocos días de la abrumadora derrota electoral del Gobierno: mantener la paz social, asegurar la responsabilidad institucional y esperar el resultado de octubre. El mensaje no es antojadizo sino que responde a un acuerdo no escrito pero concreto entre los movimientos sociales y el Gobierno en virtud de garantizar la tranquilidad y evitar el caos hasta fin de año.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social que lidera Carolina Stanley entablaron contactos en las últimas horas con los máximos líderes del denominado Bloque Piquetero Nacional que conforman la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Movimiento Barrios de Pie, el Movimiento Evita y la CETEP con la intención de calmar los ánimos y evitar situaciones de violencia callejera.

"Hay buena voluntad y se entendió que hay que respetar los pasos institucionales de las urnas. Creo que se está actuando con mucha responsabilidad frente a esto", expresó a Infobae un funcionario cercano a la ministra Stanley, al evaluar este mediodía el pulso de las marchas protagonizadas por grupos piqueteros que salieron a cuestionar las medidas sociales lanzadas ayer por Mauricio Macri.

La ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley (Adrián Escandar)
La ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley (Adrián Escandar)

El secretario de Articulación de Política Social y virtual viceministro de Desarrollo Social, Carlos Pedrini, mantuvo contacto en las últimas horas con los movimientos sociales para apaciguar los ánimos y negociar un acuerdo político que permita evitar los actos de violencia.

Si bien los dirigentes del Bloque Piquetero Nacional consideran que "Macri está terminado", y que las medidas que tomó para frenar la crisis cambiaria tras las PASO resultan "insuficientes" o "llegan tarde", no harían ningún movimiento extraño en las calles de las ciudades más importantes del país.

Desde el Movimiento Evita, Gildo Onorato expresó a Infobae que "las medidas del Gobierno son insuficientes ante una situación muy crítica del país y llegan tarde". Sin embargo, este líder del Bloque Piquetero Nacional recalcó que "más allá de que el tiempo de Macri se agotó y está terminado, aún hay que ratificar resultado electoral de las PASO, ir a las elecciones de octubre, marchar hacia una transición ordenada y evitar que la crisis siga generando más pobres".

Todos los dirigentes de movimientos sociales coinciden en que las medidas de contención social que anunció Macri "son un parche electoral". Pero también son conscientes de que generar un caos social será utilizado por el Gobierno y no hará más que jugar en contra del Frente de Todos.

Los grupos piqueteros garantizaron no generar caos ni violencia (Adrian Escandar)
Los grupos piqueteros garantizaron no generar caos ni violencia (Adrian Escandar)

"El bono propuesto por el Gobierno es un parche. Evidentemente se trata de una medida destinada a llegar a las elecciones. Lo que pase después no les interesa demasiado", sentenció el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez.

Menéndez adelantó también a Infobae que la idea del Bloque Piquetero Nacional es convocar a una asamblea nacional para definir un plan de lucha contra la política económica sin que implique complicar la marcha del cronograma electoral de octubre.

En esta misma línea, Esteban Castro de la CETEP destacó la necesidad de dar con un paquete de leyes "urgentes" para garantizar el aumento del Salario Social Complementario en la misma proporción que el salario mínimo, vital y móvil. Es decir, en un 50%.

Desde la Casa Rosada coinciden en que la situación social es "muy complicada", pero aseguran que las medidas económicas anunciadas por Macri son "un paliativo" para atender a los sectores postergados. Confían en que se cumpla la palabra empeñada con los movimientos sociales de mantener la paz social hasta fin de año.