Se revisará el uso de whatsapp durante la campaña electoral
Se revisará el uso de whatsapp durante la campaña electoral

La presentación ante la Justicia electoral de las listas de candidatos dio paso a la campaña formal rumbo a las PASO del próximo 11 de agosto y una de las principales herramientas que utilizarán los frentes políticos será el uso de redes sociales y de aplicaciones para celulares como Whatsapp. Por ejemplo, y como advirtió Infobae a principios de mayo, el macrismo apunta a los grupos de "padres y madres del colegio" de la plataforma de mensajería instantánea.

Con el antecedente del proceso electoral de Brasil, donde la empresa bloqueó a un hijo de Jair Bolsonaro y cerró miles de cuentas por difundir spam y noticias falsas, la empresa auditará la campaña local. Así se lo hizo saber a los equipos de campaña de los principales frentes electorales y a las autoridades de la Cámara Nacional Electoral en diferentes encuentros que se realizaron esta semana.

Funcionarios de la Cámara Nacional Electoral con integrantes de la empresa de mensajería
Funcionarios de la Cámara Nacional Electoral con integrantes de la empresa de mensajería

"Ellos vinieron para informar qué hace Whatsapp para evitar un mal uso, para decirnos que no venden ningún tipo de servicio vinculado a la campaña y para contarnos que la plataforma tiene un sistema automatizado para leer cuando se usa para enviar spam. Cuando un usuario manda cierta cantidad de mensajes que supera lo humanamente posible se bloquea la cuenta", detalló a Infobae Hernán Gonçalves Figueiredo, secretario de actuación judicial de la Cámara Nacional Electoral.

"Se abrió un canal de cooperación directa con la Cámara para este proceso electoral, ellos lo toman como prioridad", amplió.

Uno de los temas en los que se hará hincapié será en la veracidad de la información que circula a través de la plataforma, por eso se avanzó con acuerdos con plataformas de fast checking. Además, la empresa notificó a las autoridades de la Cámara Nacional Electoral las medidas como la limitación para enviar mensajes y para crear grupos con muchos integrantes, las advertencias de links sospechosos, entre otras.

El año pasado, el Tribunal Superior Electoral brasileño abrió una investigación contra la campaña de Jair Bolsonaro por supuesto abuso de poder económico y uso indebido de los medios de comunicación. Lo hizo después de que el diario Folha de Sao Paulo publicara que un grupo de empresarios financió de manera ilícita una red que envía millones de mensajes mentirosos por WhatsApp con ataques al entonces candidato del PT, Fernando Haddad.

Seguí leyendo: