“Él miente en Whatsapp”, asegura un cartel de protesta en referencia a Jair Bolsonaro (Reuters)
“Él miente en Whatsapp”, asegura un cartel de protesta en referencia a Jair Bolsonaro (Reuters)

La aplicación WhatsApp tomó un lugar protagónico en el fin de semana en la polarizada campaña presidencial brasileña, a menos de 10 días del ballotage que decidirá al sucesor de Michel Temer, convirtiéndose en un campo de batalla político. La empresa, propiedad de Facebook, confirmó el bloqueo de bloqueó cientos de miles de cuentas, entre las que se encuentra una usada por un hijo del candidato ultraderechista Jair Bolsonaro.

Los grupos y las listas de difusión de la app han bombardeado sin tregua con mensajes a millones de brasileños, sometidos ya de por sí a la campaña más polarizada de su historia reciente, tras años de corrupción, bajón económico y aumento de la violencia.

Según un portavoz de la aplicación de mensajería instantánea, centenares de miles de cuentas fueron cerradas en el período electoral, gracias a una tecnología "punta" que identifica "cuentas con comportamiento anormal".

El hijo del candidato presidencial de extrema derecha, el senador electo Flavio Bolsonaro, reveló que había sido bloqueado para utilizar el servicio, exigiendo una explicación de parte de la compañía. "No hay límite para la persecución", escribió Flavio Bolsonaro a través de Twitter, agregando que la prohibición luego había sido levantada.

Según reportó la firma, la cuenta del senador electo fue alcanzada por tener un "comportamiento spam" en los últimos días.

Llega a la Justicia

La justicia electoral brasileña resolvió este viernes por la noche abrir una investigación sobre las denuncias de que empresarios habrían comprado servicios de bombardeo masivo de noticias falsas por Whatsapp para beneficiar al ultraderechista Jair Bolsonaro en la campaña presidencial.

Las redes sociales han tenido un papel clave en el ascenso político de Bolsonaro, quien cuenta con poco más de 14 millones de seguidores en Facebook, Twitter e Instagram. Su contrincante suma 2,8 millones.

Con 120 millones de usuarios, WhatsApp es una mensajería muy popular en Brasil. El 90% de los usuarios de Internet en el país utilizan este sistema de comunicación, según la consultora Comité Gestor de Internet en Brasil.

Bolsonaro ha negado tener conocimiento de dicho esquema y llamó a cualquier partidario suyo que esté haciendo eso a que se detenga.

WhatsApp dijo que toma en serio las acusaciones y que "tomará acciones legales inmediatas para impedir que empresas envíen mensajes masivos", incluyendo el envío de cartas de cesar y desistir a las empresas en cuestión.

Los aliados de Haddad alegan que el escándalo debería invalidar la elección. Sin embargo, la investigación probablemente no descarrilará a la campaña de Bolsonaro a sólo una semana del balotaje y una ventaja de 18 puntos porcentuales sobre Haddad en recientes sondeos de opinión.

(Con información de AFP y Reuters)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: