"Voy a ser el jefe de campaña de Olmedo". A mediados de octubre del año pasado, Marcelo D'Alessio hizo el anuncio en su casa del country Saint Thomas, en Canning. De la reunión participaron varias personas de su confianza como los ex comisarios Aníbal Degastaldi y Ricardo Oscar Bogoliuk, ahora denunciados como supuestos autores ideológicos de la extorsión contra Pedro Etchebest. Sentado al lado del diputado salteño, el abogado trucho habló un largo rato hasta cansar a sus invitados. Pero la relación con Olmedo duró poco.

Mientras traficaba información entre actores judiciales, políticos y empresariales, D'Alessio también apostaba a la política. El acercamiento a Olmedo sorprendió a sus íntimos. El supuesto agente de la DEA pretendía rodear al salteño de expertos en distintas áreas para su candidatura presidencial. El día del anuncio, en su casa había un periodista, un economista, abogados y los dos ex comisarios ahora envueltos en el escándalo, entre otras personas.

Marcelo D’Alessio
Marcelo D’Alessio

"Tenía un power point con los "ejes" de la campaña. Lo pasaba en una pantalla. En cada página aparecía el escudo de la embajada de Estados Unidos", recordó entre risas uno de los presentes.

La reunión -un día de semana al mediodía- fue un mes antes del accidente automovilístico que protagonizó Olmedo en la Autopista Dellepiane, donde murió una persona y otras tres resultaron heridas. Llamativamente, el salteño deslizó que podría haber sido un "atentado" en su contra. Pero la Justicia no encontró pruebas sobre eso.

Al poco tiempo, D'Alessio organizó otro encuentro con los mismos protagonistas en un hotel céntrico. Pese a los esfuerzos del falso abogado para empujar la candidatura de Olmedo, la relación con el salteño no terminó como esperaban.

Consultado por Infobae, Olmedo confirmó que hubo dos encuentros con D'Alessio pero aclaró que "nunca" contrató sus servicios. "Él se ofreció para armar la campaña, me presentó gente y no tuve otro vínculo, mi campaña va por otro lado", dijo.

¿Cómo llegó a D'Alessio?, intentó saber este medio. "Se presentó él mismo para intentar colaborar", se limitó a responder.

Poco tiempo después de los encuentros con D'Alessio, el salteño se mostró con Juan Bautista "Tata" Yofre, el ex jefe de la SIDE, y lo anunciaba como su candidato a vicepresidente. D'Alessio sintió esa foto como una "traición" y llegó a deprimirse, contaron a Infobae fuentes de su entorno.

Alfredo Olmedo y Tata Yofre cuando lanzan la fórmula en Mar del Plata, el pasado 11 de enero.
Alfredo Olmedo y Tata Yofre cuando lanzan la fórmula en Mar del Plata, el pasado 11 de enero.

El paso efímero de D' Alessio por la política tiene un antecedente lejano. El abogado trucho, ahora detenido en la cárcel de Ezeiza, repetía entre sus contactos que había trabajado junto al gobernador de Formosa, Gildo Insfrán.

La causa por extorsión contra D'Alessio sigue avanzando. En un episodio muy confuso, la semana pasada el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla logró acceder al contenido del celular del supuesto experto en narcotráfico. Su nuevo abogado, Claudio Fogar, denunció que hubo una coacción para aportar las claves. De hecho, el perito de parte abandonó el lugar donde se llevaba a cabo la diligencia argumentando que no estaba el abogado.

El viernes, la mujer de D'Alessio amplió esa denuncia ante un juzgado de instrucción y contó los detalles de la comunicación telefónica que tuvo con su marido en medio de la pericia. Esa causa tramitará en Comodoro Py.

Seguí leyendo: