El verano de un año electoral siempre suele traer novedades y es la época en la que los potenciales candidatos empiezan a recorrer el país, concentrándose en la costa argentina debido a la gran cantidad de gente que se traslada a las principales playas del país. El 2019 no es la excepción y desde el lado del peronismo están buscando exprimir la temporada. 

La sorpresa del día ocurrió en Cariló: en medio de fuertes rumores sobre una eventual candidatura presidencial, que es impulsada por varios sectores pero que a la que él nunca hizo referencia, el ex ministro de Economía recibió a desayunar en su casa a Miguel Ángel Pichetto, quien trabaja en un armado electoral con los gobernadores y Sergio Massa, alejado de Cristina Kirchner.

Según explicaron allegados a ambos protagonistas, Lavagna y Pichetto "conversaron de política, economía y del escenario electoral que se avecina".

Sin embargo, aclararon que "no hubo definiciones" sobre el futuro y que ambos continuarán "trabajando dentro del espacio" que busca construir una alternativa peronista al gobierno de Mauricio Macri.

"Hablaron de grandes acuerdos nacionales, discusión y trabajo en conjunto entre las diferentes fuerzas políticas nacionales para sacar al país de la actual situación de crisis", resumieron las fuentes.

Si bien Lavagna aún no hizo pública su intención de competir por la presidencia, Pichetto sí realizó lo propio meses atrás y algunos ya comenzaron a especular con una posible fórmula entre ambos.

La semana pasada, Lavagna recibió en Cariló al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y ambos posaron para el fotógrafo de Infobae.