La negociación entre el oficialismo y la oposición por el Presupuesto 2019 no se detiene, y el último ejemplo de esto fue una reunión entre el ministro del Interior Rogelio Frigerio y el presidente del bloque del peronismo en el Senado Miguel Pichetto.

Esta tarde, el rionegrino recibió en su despacho en el Congreso al funcionario macrista, uno de los encargados del oficialismo de entablar conversaciones con la oposición, y según publicó Pichetto en su cuenta de Twitter, con Frigerio "conversamos sobre el Proyecto de Ley de Presupuesto 2019 que comenzó a ser debatido en Diputados y la importancia de que ambas cámaras trabajen juntas".

Esta semana, Frigerio admitió que el Presupuesto para 2019 "es perfectamente cumplible", aunque aseguró que en el Gobierno están "dispuestos a negociar lo que haga falta". "Es un Presupuesto conservador que es perfectamente cumplible. Los ingresos no están sobrestimados ni los gastos subestimados. Estamos convencidos de que vamos a poder cubrir las necesidades del Estado y mantener el equilibrio de las metas fiscales", enfatizó.

El funcionario realizó declaraciones antes de la presentación realizada en la Cámara de Diputados por su par de Hacienda, Nicolás Dujovne quien fue el miércoles a defender el proyecto, en el inicio del debate que concentra toda la atención del Gobierno y la oposición.

Dujovne en la presentación del Presupuesto 2019 (Patricio Murphy)
Dujovne en la presentación del Presupuesto 2019 (Patricio Murphy)

La prioridad para el Gobierno es lograr una reducción drástica del déficit primario al pasar del 2,6% a cero en 2019. La Casa Rosada confía en que el acuerdo (todavía no cerrado pero sí avanzado) con varios de los gobernadores peronistas se traduzca en un apoyo de los diputados opositores de esas provincias, pero la discusión en el Congreso podría abrir otras negociaciones.

A grandes rasgos, el proyecto de Presupuesto 2019 contempla para el año próximo una caída de 0,5% en la actividad económica; un dólar a 40,10 pesos que subirá a 44,30 en 2020 y una inflación del 23% que, no obstante, podría ser más elevada debido al "arrastre de 2018", según la iniciativa del Gobierno.

Las necesidades de financiamiento para 2019 llegarán a 38.900 millones de dólares: 2.500 millones nueva deuda, 20.100 millones se refinanciarán; 11.700 millones del acuerdo con el FMI y otros 4.600 millones de organismos internacionales. La deuda pública a fin de año representará el 87% del PBI, con un stock de 315.698 millones de dólares.

La recaudación de impuestos nacionales y de contribuciones de la seguridad social crecerá 38,9%; el gasto primario crecerá a un ritmo del 24% y los recursos sociales se expandirán un 32%, según el proyecto.

Además, se proyecto una corrección en más de un 50% en el déficit de cuenta corriente medido en dólares, alcanzando los 9.900 millones de dólares para todo el año, equivalente al 2,2% del PBI.

Seguí leyendo: