(Gentileza Diario Norte)
(Gentileza Diario Norte)

La Mesa de Seguridad Nacional analizó hoy la tensión generada por la muerte de un chico de 13 años en Chaco durante un intento de saqueo a un supermercado. Se abordó con preocupación la escalada de violencia impulsada por algunos sectores marginales de la política y se descartó de plano que este hecho ocurrido en la localidad de Sáenz Peña se pueda reiterar en otros distritos como un “efecto contagio”, aunque se hará un seguimiento cercano del tema.

Si bien el encuentro semanal de la Mesa de Seguridad Nacional estaba previsto como cada martes para evaluar la situación de inseguridad en general en todo el país y seguir de cerca el operativo de control que habrá para la cumbre de presidentes del G20, la reunión de hoy en la Casa Rosada fue atípica. Se analizaron estos temas pero también los intentos de saqueos en Chaco como eje de preocupación a nivel nacional.

En el encuentro de la Mesa de Seguridad Nacional  participaron el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; la ministra de Seguridad Patricia Bullrich; el ministro de Defensa Oscar Aguad; el ministro de Justicia Germán Garavano y el jefe de la AFI, Gustavo Arribas.

En un momento ingresó a la Casa Rosada a la misma hora de ese encuentro la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Pero allí hubo divergencia entre las fuentes oficiales consultadas. Al menos dos funcionarios descartaron ante Infobae que haya participado la gobernadora de ese encuentro. En tanto, otras fuentes aseguran que Vidal no sólo estuvo en la Mesa de Seguridad Nacional sino que también aportó ideas para un presunto plan de contingencia ante eventuales saqueos a futuro.

(Gentileza Diario Norte)
(Gentileza Diario Norte)

Según relataron a Infobae varios de los presentes en ese encuentro, al comienzo de la reunión la ministra Bullrich hizo un breve informe de la situación que derivó en el asesinato de Ismael Ramírez, un chico de 13 años que falleció esta madrugada durante un intento de saqueo en la localidad de Presidente Sáenz Peña, provincia de Chaco.

Según se pudo saber, desde el Ministerio de Seguridad tienen información de la Fiscalía de Chaco de que la “munición sustraída del cuerpo del menor fallecido es de fabricación casera, de un centímetro de diámetro y que se habría disparado desde el grupo que enfrentó a la policía durante el saqueo”. Así, quedó descartado de plano que la policía haya intervenido en el asesinato del joven chaqueño.

En el Gobierno aseguran que desde la Justicia de Chaco calificaron los hechos como de “vandalismo”. De hecho, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, calificó hoy en rueda de prensa a este hecho no como un saqueo a un supermercado sino como “un hecho delictivo aislado” que derivó en la muerte de un joven.

(Gentileza Diario Norte)
(Gentileza Diario Norte)

Así, en la Casa Rosada entienden que lo que ocurrió en Chaco se trata de un caso aislado que no tendría un efecto contagio en otros distritos del país.

Por otra parte, en la Mesa de Seguridad Nacional se evaluó que el saqueo al supermercado “Impulso” del barrio 713 de Sáenz Peña había sido promovido un día antes por las redes sociales por medio de avisos que alentaban a “luchar contra el hambre”. También se detalló que los que saquearon el supermercado en Sáenz Peña son jóvenes de un barrio aborigen donde la policía llegó tarde y el chico ya había sido asesinado.

En la Casa Rosada aseguraron que el Gobierno seguirá de cerca estos temas y ve con preocupación este tipo de hechos. No obstante, descartaron que haya “un clima de saqueos” en todo el país como “desde algunos sectores de la oposición marginal -dijeron varias fuentes consultadas- se intenta instalar”.