El presidente Macri comparó la tensión que vivió en los últimos meses de gestión con el secuestro que vivió en 1991.
El presidente Macri comparó la tensión que vivió en los últimos meses de gestión con el secuestro que vivió en 1991.

El presidente de la Nación Mauricio Macri expuso hoy su malestar a raíz de la crisis económica y lo comparó con una situación límite que vivió hace 27 años, cuando fue víctima de un secuestro extorsivo.

"Para mí no es fácil. Quiero que sepan que estos fueron los peores cinco meses de mi vida después de mi secuestro", comentó el jefe de Estado en su mensaje presidencial grabado durante esta mañana. "Pero ni por un minuto dejé de hacer lo que estuvo a mi alcance para enfrentar con ustedes lo que estamos viviendo", agregó.

La anécdota refiere a cuando Mauricio Macri fue sorprendido y capturado el 24 de agosto de 1991 por delincuentes que le exigieron un importante rescate a su padre, el poderoso empresario Franco Macri. Por entonces, el mandatario todavía ni había sido presidente de Boca Juniors; era un joven ejecutivo que ocupaba el cargo de vicepresidente de Socma.

Tras la breve mención, Macri continuó con su mensaje y buscó empatizar con los sentimientos de la población por los efectos que traerán la devaluación y el ajuste fiscal diseñado por la Casa Rosada en la calidad de vida de las familias.

"Porque sé que el mayor esfuerzo, el más grande, es el que están haciendo cada uno de ustedes y sus familias. Es el que hacen cuando se levantan y ven que la situación está difícil, que el bolsillo aprieta, que las cosas cuestan mucho", dijo cuando se acercaba el final del discurso.

Mauricio Macri fue liberado el 5 de septiembre de 1991. A su lado, su padre Franco.  (DyN)
Mauricio Macri fue liberado el 5 de septiembre de 1991. A su lado, su padre Franco.  (DyN)

El secuestro 

Macri fue capturado en su entonces casa de Tagle 2804 por delincuentes que integraban una organización conocida como la "Banda de los comisarios". Ocurrió durante la madrugada, alrededor de la 1. Uno de los tres delincuentes lo tomó del cuello y lo empujó hacia el interior de una camioneta Volkswagen blanca en la que lo esperaba un féretro.

Estuvo en cautiverio unos 12 días, con un inodoro químico, encadenado y con escaso contacto con sus secuestradores. El 5 de septiembre de 1991 fue liberado. Su padre había negociado y acordado un rescate en 6 millones de dólares.

En una entrevista con Infobae, uno de los captores de la organización criminal, el ex subcomisario José Ahmed, confesó que votó al ex jefe de Gobierno porteño en las elecciones que lo consagraron como Presidente. "Mauricio Macri es un hombre admirable, yo lo voté", admitió en un reportaje exclusivo.

Habitación en la que estuvo secuestrado Mauricio Macri.
Habitación en la que estuvo secuestrado Mauricio Macri.

Seguí leyendo: