El empresario Martinez Rojas, al momento de salir de la cárcel de Ezeiza (Adrian Escandar)
El empresario Martinez Rojas, al momento de salir de la cárcel de Ezeiza (Adrian Escandar)

Mariano Martínez Rojas comenzó a hablar sobre los negocios en la Aduana durante el kirchnerismo, tal como había prometido cuando estaba prófugo en Estados Unidos. Según pudo saber Infobae, el empresario declaró ayer durante más de cuatro horas frente al juez Gustavo Meirovich. Su estrategia, por ahora, tiene dos objetivos: defenderse y protegerse. La indagatoria recién comienza, y hoy regresará a los tribunales de la avenida De los Inmigrantes, una rutina que se repetirá durante varios días.

Martínez Rojas está acusado, junto con al menos otras cuatro personas, de sacar del país cerca de 200 millones de pesos a cuentas en el extranjero a través del uso de las DJAI (Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación).

Pese al hermetismo, este medio pudo confirmar en fuentes oficiales que el empresario ingresó de manera provisoria en el Programa de Protección de Testigos que depende del Ministerio de Justicia de la Nación, tal como había pedido el viernes. Por ese motivo, ayer no volvió a la alcaldía de Investigaciones de la Policía Federal, donde estuvo detenido el fin de semana.

"El ingreso al Programa es provisorio, hay que evaluar los riesgos, diseñar un plan y ver si se adapta a las condiciones", explicó una fuente oficial.

Luego de escuchar su testimonio, el juez Meirovich decidió instalar el secreto de sumario en la causa. Es una medida de rutina para que no se filtre información sensible y preservar las medidas de prueba derivadas de la declaración.

Martinez Rojas está acusado de sacar del país cerca de 200 millones de pesos (Adrian Escandar)
Martinez Rojas está acusado de sacar del país cerca de 200 millones de pesos (Adrian Escandar)

Martinez Rojas llegó el viernes al país, luego de ser deportado por Estados Unidos. El proceso se demoró varios meses, pero en la Justicia argentina lo ven como una victoria ya que solo había un antecedente similar, en un caso de lesa humanidad. 

El juez Meirovich había ordenado la detención de Martínez Rojas en agosto del año pasado tras la declaración de otro acusado, Hwang Sung Ku, más conocido como "Mister Korea". Pero el empresario estuvo varios meses prófugo.

En esa condición, le dio una entrevista a Infobae en la que acusó a ex funcionarios del kirchnerismo de estar detrás de las maniobras de la DJAI. "Cristina (Kirchner) estaba al tanto de todas las operaciones. Para aprobar este sistema tenían que estar de acuerdo ciertos sectores dentro del Gobierno: Aduana, AFIP y el Banco Central. Sin eso no puedo sacar ningún despacho", dijo en ese momento. 

Martínez Rojas recién fue detenido el 26 de enero en Miami, cuando agentes de Homeland Security Investigations (HSI) lo capturaron porque su visa de turista había vencido.

No es la única causa penal que tiene Rojas. El juez en lo Penal Económico Marcelo Aguinsky también pidió indagarlo en la causa de la mafia de los contenedores en la que está detenido el cuñado de Julio De Vido, Claudio "el Mono" Minnicelli. Su testimonio estaba previsto para hoy, pero se demoraría mientras siga declarando con Meirovich.

En otro expediente, el juez criminal y correccional Gabriel Nardiello lo procesó por la falsificación de una firma en el balance de su empresa "ICHI SRL". Aunque Martínez Rojas no falsificó la firma, para la Justicia sabía de esa irregularidad.