Felipe Solá, Graciela Camaño y Alejandro Grandinetti, referentes del massismo (Fotos: Adrián Escandar – NA)
Felipe Solá, Graciela Camaño y Alejandro Grandinetti, referentes del massismo (Fotos: Adrián Escandar – NA)

La discusión por el impacto de las tarifas de los servicios públicos se trasladó este miércoles al Congreso: "Con la presencia de 190 diputados queda abierta la sesión especial", anunció Emilio Monzó alrededor de las 11.15 de la mañana, dando por cumplido el primer objetivo opositor: el quórum.

Las distintas vertientes del peronismo se fundieron en un solo color para obtener quórum y forzar que el debate por las tarifas llegue al recinto, aunque los legisladores de Cambiemos esta vez estuvieron en sus bancas. La semana pasada, cuando se intentó avanzar estuvieron muy cerca de alcanzar el número, pero todo terminó con un escándalo con el salteño Alfredo Olmedo como protagonista. Los operadores del kirchnerismo, el massismo y Argentina Federal finalmente hoy lograron forzar la sesión.

Los bloques opositores firmaron ayer un dictamen conjunto para limitar el aumento de tarifas. Lo que buscan es que no sea mayor que la de los salarios. Además, exigen la reducción del IVA en las boletas de servicios. El Frente para la Victoria pretende además retrotraer los aumentos. 

Sin embargo, el líder parlamentario de Cambiemos, Mario Negri, adelantó rápidamente la posición de la bancada oficialista: "Nuestro interbloque no va a facilitar los dos tercios para esta sesión". Esto provocó el rechazo del kirchnerismo, que en la voz de Agustín Rossi pidió debatir: "Si se da quórum hay que debatir. El pueblo quiere saber qué piensa el Congreso sobre las tarifas".

La oposición logró reunir los 129 diputados necesarios para dar comienzo a la sesión especial en la que busca aprobar una norma que congele los aumentos en las tarifas de los servicios públicos
La oposición logró reunir los 129 diputados necesarios para dar comienzo a la sesión especial en la que busca aprobar una norma que congele los aumentos en las tarifas de los servicios públicos

A las 12.01, Monzó -como presidente de la Cámara- anunció el inicio de un cuarto intermedio para que los jefes de bloque resolvieran cómo proseguía la sesión. Que se extendió hasta pasadas las 12.30, cuando el diputado oficialista detalló el acuerdo al que se alcanzó para que cada bloque presente su propuesta sobre tarifas, aunque la bancada Cambiemos ya adelantósu postura.

Es por este motivo que Diego Bossio (bloque Peronista) lamentó que no haya "voluntad política del oficialismo para discutir el tema tarifas, y no es un tema de especulación política. Es un tema que afecta a miles de argentinos". "La solución no son tres cuotitas con intereses", afirmó.

"Hay que dar esta discusión de una vez por todas. El Gobierno tiene que entender que la preocupación de los argentinos tienen que tener una respuesta", planteó el salteño Javier David.

La diputada Graciela Camaño, por su lado, fue irónica al reconocer que el bloque Cambiemos haya habilitado el quórum y "no se haya quedado atrás de una cortina, dando el espectáculo que se vio la semana pasada". "Lamento que estar en la sesión sea una estrategia para obstruir la posibilidad de que discutamos de cara a la sociedad un resultado con el tema de tarifas", cuestionó.

Ninguno de los proyectos de la oposición alcanzó los 2/3
Ninguno de los proyectos de la oposición alcanzó los 2/3

"Las tarifas no pueden aumentar más de lo que aumentan los ingresos, el contexto de falta de resultado en la economía los pone en la situación de lograr resultados", señaló la diputada del massismo.

A su turno, el diputado del Frente de Izquierda Nicolás del Caño acusó al Gobierno de "burlarse de los argentinos". "Busca maniobrar para no resolver el problema que tienen la mayoría de las familias trabajadores que no pueden pagar cifrar de 2.000 o 3.000 pesos. Vemos al bloque bloqueando la posibilidad de votar estos proyectos", cuestionó.

Axel Kicillof, uno de los diputados más vehementes, aseguró que Cambiemos fue el Congreso a "piquetear contra la gente; porque la calle se expresó con la marcha de las velas, con el ruidazo, y bajaron no para dar quórum sino para bloquear que se aprueben los proyectos. Esto es parte de la infame estafa electoral por la cual llegó a la presidencia, porque Macri prometió que no haría un tarifazo".

Los líderes del oficialismo en Diputados Nicolás Massot y Mario Negri
Los líderes del oficialismo en Diputados Nicolás Massot y Mario Negri

El oficialista Mario Negri afirmó que se está ante "uno de los problemas más serios, uno de los íconos que dejó la hipoteca mayor del gobierno anterior".  "La AFIP dependía de un colega nuestro, que era Ministro de Economía, cuando un empresario de los combustibles hizo el negocio más grande, se quedó con 8 mil palos del bolsillo de la gente, como agente de retención y no se calentó, ni se mosqueó por exigirle un peso".

"No vengan a discutir por izquierda cuando metieron por debajo de la cama a uno de los empresario que más estafó con la energía al Estado mientras el  que era el ministro de Economía miraba a un costado. Ustedes provocaron un incendio en la Argentina y hoy lo que nos vienen a proponer es que entren los que todavía no pudieron estar adentro", amplió.

Agustín Rossi, presidente del bloque de legisladores del kirchnerismo
Agustín Rossi, presidente del bloque de legisladores del kirchnerismo

A su turno, el presidente del bloque kirchnerista, le respondió a Negri, y aseguró que "tienen un presidente que fue acusado de contrabando agravado y que fue absuelto por la Corte de la mayoría automática de los '90, y que la causa Macri estuvo entre los causales que impulsó esta Cámara de Diputados para remover a los miembros de esa Corte en 2003, y vienen acá a tratar de darnos lecciones de moral y de ética".

"Les quiero decir que tienen un gobierno que está más sucio que los baños de Retiro; tienen a la mitad del Gabinete con la plata en el exterior; tienen funcionarios con cuentas offshore que no pagan impuestos; y que tienen un presidente que fue acusado de contrabando agravado, ¡contrabandista! Entonces, que los diputados del oficialismo se dediquen a defender la política tarifaria, que fue lo que no hizo el presidente del interbloque (en referencia a Negri), vengan a defender lo que quieren defender, pero no vengan a descalificarnos a nosotros con cuestiones que no pueden sostener. No autoridad moral para descalificar por honestidad, a ver si lo entienden de una vez y para siempre", concluyó Rossi, visiblemente enojado.

También hubo actividad en las adyacencias del edificio parlamentario. Productores convocaron a una protesta en contra del aumento de precios, donde regalaron 5 mil kilos de pan.

 

En la Casa Rosada esperan cerrar este miércoles la crisis política que se originó en las últimas semanas. Esperan además un gesto de los gobernadores, a quienes les pidieron que rebajen los impuestos que impactan en las facturas. Muchos de ellos adelantaron que no tienen margen para hacerlo. 

Seguí leyendo: