Citaron a indagatoria al ex gobernador Daniel Scioli

El diputado nacional Daniel Scioli (Foto: Nicolás Aboaf)
El diputado nacional Daniel Scioli (Foto: Nicolás Aboaf)

El fiscal Álvaro Garganta citó a declaración indagatoria al ex gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, por la adjudicación de manera irregular a un empresario cercano de $117 millones para la construcción de  nueve Unidades de Pronta atención (UPA).

Además de Scioli, la decisión de Garganta alcanza -entre otros- al ex ministro de Salud bonaerense Alejandro Collia, y al empresario Ricardo Miller, que le alquilaba y luego le compró una posada a metros de La Ñata a pesar de que el lugar prácticamente no se utilizó, según declaró un empleado del lugar.

"Se detectaron diversas irregularidades que demuestran un claro interés para beneficiar a la empresa de Miller", resumió Garganta en una resolución de 24 páginas a la que accedió Infobae.

En este negociado, que había sido denunciado por la diputada nacional Elisa Carrió, Scioli está imputado en calidad de instigador del delito de negociación incompatible y de autor con respecto al tráfico de influencias.

Durante la gestión de Scioli se concretaron un total de 19 UPA. Pero la mayoría fueron construidos por la empresa Miller Building International S.A., que además tuvo a su cargo tres ampliaciones (una en Los Hornos y dos en Lezama). "La empresa de Miller ganó en todas las oportunidades en que compitió", destacó el fiscal. Y destacó que se utilizaron procedimientos administrativos para direccionar las contrataciones.

"Como elemento de direccionamiento, tengo también en cuenta la constante que se observa en el trámite de los diversos expedientes en cuanto a la llamativa ausencia de ofertas por parte de las empresas invitadas a participar en las contrataciones directas o licitaciones (públicas y privadas), resultando siempre la empresa de Miller la única interesada en realizar las obras", detalló Garganta.

Hay otros datos que llamaron la atención de los investigadores: las empresas que supuestamente competían con Miller estaban muy relacionadas y la mayoría no estaban dedicadas al rubro de la construcción, lo que hace suponer que eran una "pantalla" para obtener el negocio.

Todo esto ocurría mientras Miller era inquilino de Scioli.  El contrato, secuestrado durante los allanamientos, era por un valor de $4.464.960 "pagaderos en 60 cuotas" mensuales, por un complejo que casi nunca se explotó de manera comercial. "Desde junio de 2014 a la fecha [7 de Diciembre de 2017] se deben haber realizado entre 4 y 5 eventos", declaró un empleado de la Posada Multiespacios.

 
MAS NOTICIAS