En los últimos 30 días hubo hubo 995 amenazas de bomba en las escuelas de la provincia de Buenos Aires. Sólo entre la medianoche y las 14 horas de este viernes, fueron 48 llamados al 911. Todas, salvo una, fueron falsas. Pero el protocolo se tiene que cumplir y los establecimientos, uno a uno, fueron evacuados. En Rosario pasó algo similar: hubo 300 amenazas de bomba en las últimas horas. En los dos casos hubo detenidos. Lo que todavía no están claros son los motivos.

Fuentes de la gobernación bonaerense indicaron a Infobae que solo durante el viernes se recibieron 48 llamados: 3 en Almirante Brown; 1 en Avellaneda; 4 en Ituzaingó; 6 en Merlo; 6 en Moreno; 5 en Morón; 3 en Quilmes; 11 en Tres de Febrero; 1 en General Pueyrredón, 1 en Junín y 7 llamados indefinidos.

En Rosario, en tanto, cinco personas, entre ellas dos adolescentes, fueron detenidas a raíz de unas 300 falsas amenazas de bomba realizadas a distintas escuelas rosarinas en las últimas horas. Se secuestraron distintos elementos.

Una de las instituciones afectadas fue el colegio al que asisten los hijos de la gobernadora María Eugenia Vidal y el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, quienes fueron evacuados. Se trata de la Escuela "Crear y Ser", situada en la localidad de Castelar. Fue una falsa alarma.

En cambio, en el Colegio Nacional de Adrogué la policía encontró una granada de mano modelo MK2 adentro de una caja. Fuentes policiales indicaron que estaba en una oficina ubicada en el primer piso.

El tránsito fue cortado en la zona y la Justicia federal de Lomas de Zamora ordenó, finalmente, que el artefacto fuera explotado.

A raíz de las distintas amenazas producidos en las últimas semanas, en la localidad de Junín se inició una causa penal que terminó con la detención de seis personas, cinco mujeres y un hombre, de entre 30 y 60 años. Quedaron imputados por el delito de "intimidación pública" y la Justicia investiga las causas.