Biondini (1) 1920Llegó a estar preso y prohibido por profesar ideas racistas y reivindicar prácticas y símbolos de la Alemania nazi de Adolf Hitler. Tras un extenso derrotero de décadas de inhabilitación electoral, Alejandro "Kalki" Biondini volverá este año a presentarse en las elecciones legislativas nacionales, esta vez como precandidato a diputado de la provincia de Buenos Aires por el partido Bandera Vecinal. Irá a la contienda acompañado de una llamativa "super" elección primaria para la categoría de senadores, con seis precandidatos para disputar el cargo.

"Lamento haber sido el político más discriminado y perseguido en la historia reciente de nuestro país", afirmó el precandidato a diputado a Infobae. "En lo personal no guardo odios ni resentimientos, estoy únicamente comprometido con la tarea de poder servir a mi nación y a mi pueblo para bien de todos y para mal de ninguno", consideró.

A Biondini su pasado lo condena. Desde que creó en 14 de marzo de 1990 el Partido Nacionalista de los Trabajadores, y luego Partido Nuevo Triunfo, encontró mil escollos para presentarse a elecciones. Una y otra vez, la Justicia consideró que las agrupaciones que encabezaba enarbolaban una ideología nazi-totalitaria, antisemita, negadora del Holocausto y apologista de crímenes de odio contra las minorías sexuales y étnicas. Hallaban una voluminosa evidencia en los actos públicos, los órganos de prensa partidarios y el sitio Metapedia (una especie de Wikipedia vinculada al actual Bandera Vecinal, donde son usuales las efemérides del régimen de Hitler). Finalmente, un fallo de la Corte Suprema de Justicia en 2009 resolvió el litigio al negarle la personería jurídica a Nuevo Triunfo.

"Ese fallo de la Corte fue fruto de tremendas presiones políticas por parte del régimen kirchnerista y de grupos internacionales sionistas. Tal vez un día, cuando se estudie con calma y objetividad ese gigantesco expediente, integre el Guinness de los abusos que pueden cometerse contra los derechos constitucionales de las personas", fustigó el nacionalista.

A partir del fallo de 2009, los nacionalistas de Biondini se reconvirtieron. Si bien los correligionarios continuaron presentándose a elecciones anteriores bajo otras denominaciones, como Gente en Acción o el Partido del Campo Popular, el periplo de prohibición finalizó en 2014, cuando el juez Ariel Lijo los legalizó y otorgó la personería jurídica a Bandera Vecinal, la otra creación partidaria fundada en 2012. El fallo generó un fuerte repudio en la comunidad judía nacional e internacional, además del rechazo de organizaciones políticas.

"Bandera Vecinal nada tiene que ver con el desaparecido partido Nuevo Triunfo. Yo siempre fui nacionalista, jamás fui nazi ni reivindiqué ningún Holocausto, soy un hombre que provengo de militar desde muy joven en el peronismo, y que en su momento me alejé del PJ porque sus dirigentes traicionaron la doctrina y el legado de Perón", indicó Biondini. "Mi problema con determinados factores de poder surgió por condenar el holocausto al que venía y sigue siendo sometido el pueblo palestino, y a partir de ahí me estigmatizaron de las formas más diversas. Estoy en las antípodas de cualquier posición racista o antisemita", completó.

Según Biondini, su partido de 25 mil afiliados en todo el país "constituye no sólo la expresión político-electoral del nacionalismo argentino, sino que nuclea a muchos hombres y mujeres procedentes de distintas experiencias que ya no se sienten representados por los dirigentes o partidos tradicionales".

"Sostenemos una Cuarta Posición ideológica, es decir, no estamos ni a la derecha, ni a la izquierda, ni al centro del actual sistema de decadencia y corrupción, sino que estamos en la vereda de enfrente, absolutamente enfrentados con los personeros de este régimen colonial decadente", afirmó. "Aspiramos a una Nueva Argentina que realice la felicidad del pueblo y la grandeza de la Patria, y que tenga como valor fundamental la honestidad en la gestión pública".

Biondini es un opositor radical al gobierno de Mauricio Macri, como lo fue a todas las gestiones desde el retorno de la democracia. Ahora bien, su partido participó por primera vez de una reunión en la Casa Rosada bajo la gestión de Cambiemos, en el marco de una Mesa de Juventudes a la que fueron invitadas todas las agrupaciones políticas a dialogar con el jefe de Gabinete Marcos Peña y la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley. El convite desató un escándalo, y su organizador, el subsecretario de Juventud de la Nación Pedro Robledo, argumentó que los jóvenes del partido de Biondini se habían "colado".

"El Gobierno de Macri se trata de un típico régimen neoliberal, que ha venido aplicando un ajuste brutal sobre los que producen y trabajan, beneficiando a los sectores del privilegio, de la especulación y de las corporaciones extranjeras. No cumplió ninguna de sus promesas electorales, algo que también ha sido el común denominador de todos los gobiernos que tuvimos desde 1983 a la fecha", fustigó Biondini.

De la represión ilegal y los carapintadas

Bandera Vecinal es la evolución natural de los antiguos sellos partidarios en los que militaron los seguidores de Biondini. Muchos provienen de otro viejo agrupamiento de la derecha vernácula, como el Movimiento por la Dignidad y la Independencia (Modin), fundado por Aldo Rico, el represor Ernesto "Nabo" Barreiro y el ex teniente coronel Enrique Venturino, todos jefes del alzamiento militar carapintada de Semana Santa que puso en jaque al gobierno de Raúl Alfonsín.

Varios de los integrantes de las actuales listas a las PASO en Provincia fueron miembros del Modin o formaron parte del armado político de Luis Patti, el ex intendente de Escobar y subcomisario condenado por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico-militar y en democracia. En ese grupo figuran los precandidatos a senador Ricardo Marazzi y Ramón Buzzo.

Biondini asegura haber formado parte de la resistencia peronista al Proceso de Reorganización Nacional, ocupando en 1980 el cargo de secretario general de la JP de Capital Federal. Sin embargo, impulsa la idea de "una amplia y total amnistía" para los represores, a quienes considera como "prisioneros políticos".

"Hubo miles de víctimas por la represión militar y también miles de víctimas por el accionar terrorista. Fue una guerra que todos los argentinos sufrimos. No entro en el debate de ninguna cifra, porque la pérdida de una sola vida ya es una tragedia. Pero considero injusto que se haya exculpado a los terroristas, que tampoco detuvieron sus crímenes durante el gobierno constitucional de Perón, y que la condena haya quedado limitada a una sola parte", opinó.

Super PASO

Este 2017, Bandera Vecinal se presenta con seis precandidaturas a senador nacional: Darío Coria (Lista A-Conducción), Servando Ramón Ortíz (Lista B-Esperanza), Ricardo Marazzi (Lista C-Orden y Seguridad), Horacio Ruben Bassano (Lista D-Solidaridad), Jorge Landaburu (Lista E-Pioneros), Ramón Buzzo (Lista F-Soberanía). La rareza de tanta competición, a primera vista, choca con la idea un conductor verticalista asociado a este tipo de nacionalismo.

"Somos una de las pocas fuerzas políticas bonaerenses que respetan el espíritu de las primarias, esto es, el mecanismo por el cual los partidos políticos eligen a sus candidatos", señaló Biondini. "Para estos comicios, el Frente Patriota Bandera Vecinal presenta seis precandidatos a senadores que representan a distintos sectores de la sociedad de nuestra provinciapero que todos tienen como distintivo común su amor por la Patria y sus convicciones nacionalistas".

Los precandidatos de Bandera Vecinal advirtieron distintos motivos por los cuales se presentan. Landaburu afirmó nunca haberse involucrado en política, y que se integró al espacio "por el futuro de mis hijos y nietos". "Como me pasó a mí, le pasa a todos los vecinos con los que charlo y después de leer la plataforma del Frente Patriota me responden "no sabía que había un partido que tuviese estas ideas, me gustan mucho", señaló. Marazzi planteó que decidió competir porque quiere "un país seguro para nuestro Pueblo y que "vuelva el orden a la sociedad". Servando Ortíz, en cambio, recordó su historia personal de trabajador rural desde los 16 años, y cuestiona a los sindicalistas que "no hacen nada por nosotros".

Pese a la explosión de listas internas, ninguno de los precandidatos señala diferencias sustanciales entre sí. "Estoy seguro de que esto es una forma de demostrarle a la sociedad, a nuestro pueblo, que realmente somos democráticos y pluralistas", afirmó Horacio Bassano. Sin embargo, todos reconocen en bloque el liderazgo de "Kalki", el nombre con el que suele autodenominarse Biondini y que proviene de la mitología hindú como la última reencarnación de dios. Este credo formaba parte del cuerpo ideológico del partido nacional socialista de Hitler. Kalki, según esta doctrina, era una divinidad que venía "a poner fin a la era oscura y a imponer la era de la rectitud en la ley moral".

LEA MÁS: