La Sala II de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal rechazó un pedido de la defensa de Ricardo Echegaray, ex titular de la AFIP, para ser sobreseído en una investigación que involucra al empresario Lázaro Báez.

Echegaray está acusado de parar una investigación sobre Báez en Bahía Blanca por el uso de facturas "truchas" con la empresa Austral Construcciones. Según la investigación judicial, el empresario patagónico, que pasa sus días en la cárcel de Ezeiza, obtuvo ganancias por más de 20 millones de pesos con esta maniobra ilícita.

La defensa del ex funcionario habían basado su pedido fundado en la prohibición de la doble persecución penal al invocar la existencia de dos resoluciones anteriores firmadas por el entonces juez Norberto Oyarbide en las que ya lo habían sobreseído.

Sin embargo, la Cámara tuvo en cuenta que el fiscal Guillermo Marijúan, que es quien impulsa la investigación, cree que los hechos de los distintos expedientes no son iguales, porque en ésta se tiene que evaluar la responsabilidad del ex funcionario en conjunto con la investigación de los hechos que se atribuyen a Lázaro Báez, entre otros.

Por otro lado, la Sala II sostuvo que tampoco era procedente el pedido de cierre porque el sobreseimiento dispuesto por Oyarbide era una decisión liberatoria de carácter aparente, porque resultaba incomprensible desentrañar sobre cuáles hechos en concreto se pronunció ni tampoco en base a qué prueba se llegó a esa decisión, señalando que se cerró la investigación también respecto de hechos y personas que si bien fueron denunciadas, no se las investigó, a la vez que destacó que se olvidó de tratar parte de los hechos que le habían sido denunciados por el fiscal general de Cámara Moldes.

Con este fallo, el juez Sebastián Casanello, que lleva adelante la causa contra Báez, ya está en condiciones de definir si procesa a Echegaray.