Lo último en fitness es entrenar en una cama elástica.
Lo último en fitness es entrenar en una cama elástica.

Saltar y hacer la mortal para adelante ya no es sólo cuestión de chicos ni de acróbatas. Acaba de llegar a nuestro país y es una disciplina que propone un entrenamiento sobre una cama elástica, saltando y haciendo piruetas de manera progresiva. Se trata de Acrobacia Fit, una actividad orientada a quienes quieran mejorar su salud y a la vez hacer algo divertido. Combina "la acrobacia de piso y de cama elástica con acondicionamiento del cuerpo", y por ahora sólo se ofrece en un gimnasio de Pilar llamado Rush Buenos Aires (rushba.com.ar).

Esta nueva disciplina consiste en una clase de una hora y media donde se hace una entrada en calor de media hora (preparación física con abdominales, flexiones de brazos y posiciones de yoga, seguido de un precalentamiento en el que se practican las primeras acrobacias) y, una vez terminada esta primera parte, se pasa a lo más divertido: 50 minutos de cama elástica.

PARA TODOS. "Cualquiera puede hacerlo: desde un chico de cinco años hasta una señora o señor grande que tenga ganas de darse el gusto ya que es una actividad que no tiene impacto. Se trata de saltar una y otra vez, y los que se animan pueden tirarse del trampolín a un foso: una pileta repleta de cubos de goma espuma que tiene un metro de profundidad y abajo tiene otra cama elástica", dice Sebastián Álvarez, el profesor de Acrobacia Fit de Rush Buenos Aires, exgimnasta y profesor de acrobacia de la carrera de circo de la Universidad de Tres de Febrero. Y agrega: "Animarse a las piruetas depende de la osadía de cada persona. Lo importante es saber que están siempre asistidos, nunca se van a hacer cosas que la persona no quiera, y se la va llevando paulatinamente hasta que se anime a hacerlo sola".

Según Álvarez, en dos o tres clases ya se puede empezar a hacer las piruetas más básicas  –dependiendo de la facilidad de cada persona–, yendo siempre de lo más sencillo a lo más complicado. Dentro de lo más fácil se va a ir mejorando la línea, la calidad del salto y la resistencia para después sumar alguna difi cultad como caer en otra superficie. Las clases no son siempre iguales, la planificación varía según el entrenador. Muchas veces se está más tiempo que otras arriba de las camas elásticas, pero siempre se vuelve a piso firme para reestablecer el equilibrio, porque hay ejercicios que lo requieren y, obviamente, para poder descansar.

"Las piruetas dependen del nivel y la facilidad que tenga cada persona, pero con el tiempo todos llegan a hacerlas. Hay gente que con una clase ya se animó a tirarse al foso y otra que no", cuenta Álvarez.

En dos o tres clases ya se puede empezar a hacer las piruetas más básicas.
En dos o tres clases ya se puede empezar a hacer las piruetas más básicas.

BENEFICIOS Y CUIDADOS. Como en todos los deportes y actividades físicas, siempre hay que tomar recaudos médicos para evitar problemas. Si todo está bien, es una actividad que tonifica el cuerpo, sobre todo la parte baja (glúteos, cuádriceps e isquiotibiales).

"Lo bueno de saltar en la cama elástica es que tonifica y no agranda los músculos", puntualiza Álvarez. No obstante, según Francisco Nally, médico especialista en traumatología y ortopedia del Hospital Italiano de Buenos Aires, la Acrobacia Fit no es recomendable para personas que hayan sido operadas de la columna o de reemplazos articulares. Además, aconseja que quienes tengan problemas de columna "fortalezcan los músculos paravertebrales y el CORE (abdominales y piso pelviano) para evitar subluxaciones articulares que acarreen dolor lumbar".

“Lo bueno de saltar en la cama elástica es que tonifica y no agranda los músculos”, explica Sebastián Álvarez, el profesor de Acrobacia Fit de Rush Buenos Aires.
“Lo bueno de saltar en la cama elástica es que tonifica y no agranda los músculos”, explica Sebastián Álvarez, el profesor de Acrobacia Fit de Rush Buenos Aires.

Otro dato a tener en cuenta si se va a practicar en pareja (hay ejercicios que se pueden hacer de a dos) es: "Conocer las limitaciones de cada uno y que la pareja tenga los mismos objetivos, ya que los mayores logros surgen de las fi guras simétricas, por lo que sugiero que el peso entre ambos sea parecido", detalla Nally.

Aunque el riesgo de caída existe, en el gimnasio de Pilar se tomó la precaución de instalar las camas elásticas unas al lado de las otras y de hacerlo a poca distancia del piso. Y es el traumatólogo Nally quien además de resaltar los beneficios físicos como la estimulación del desarrollo de la fuerza muscular y la coordinación, analiza las ventajas psicológicas: "Debido al estímulo que genera esta actividad, permite que los alumnos renueven las expectativas de llevarla a cabo y superarse". Y el gimnasta Álvarez concluye: "Lo lindo de esta actividad es que brinda un espacio para que uno se distienda y haga cosas divertidas. Es una práctica que nos ayuda a superar miedos y barreras tanto para saltar como para la vida en general. El ejercicio de hacerlo y enfrentar el miedo mejora nuestra autoestima".

Cada clase -de una hora y media- de acrobacia fit cuesta $ 300
Cada clase -de una hora y media- de acrobacia fit cuesta $ 300

¿Dónde se practica? Por ahora hay un solo lugar donde practicar Acrobacia Fit, se llama Rush Buenos Aires y queda en Pilar. Las clases pueden ser grupales o individuales, duran una hora y media y cuestan $ 300 cada una o $ 1.000 el mes.

textos CANDELA URTA (curta@atlantida.com.ar) fotos GENTILEZA BULLA ESTUDIO VISUAL