En el salón, con una barra y un gran espejo, todo parece indicar que alguien va a comenzar a dictar con severidad pliés, battements o adagios. Sin embargo, suena música pop y los ejercicios aeróbicos hacen su aparición. Es que en la clase de FitBarre se fusiona lo mejor de diferentes disciplinas: el fitness para mantenernos activas y fuertes, la danza clásica para lograr movimientos delicados y un cuerpo estilizado, y Pilates y yoga para tener una buena postura.

Este método que surgió en Londres, en 1959, fue creado por la bailarina Lotte Berk quien tras sufrir una lesión, comenzó a incorporar ejercicios de yoga y Pilates en sus clases de danza. Más tarde, Lydia Bach, una de las estudiantes de Berk, lo llevó a Estados Unidos donde abrió el estudio Lotte Berk Method en Nueva York en 1971. Aunque la disciplina recién se hizo popular a partir de 2010, cuando la película Cisne Negro hizo su aparición y todas quisimos ser o parecer Natalie Portman.

"Cuando viajamos a EE.UU. y descubrimos barre supimos que era eso lo que queríamos hacer", aseguran Jopi Maina y Noelia Rusi, ambas profesoras de danza, Pilates y fitness y, además de amigas, socias fundadoras de FitBarre en Buenos Aires. Se capacitaron en Estados Unidos y hace poco más de un año abrieron su propio estudio en Belgrano. "Las clases son súper divertidas y, además, a los dos meses de empezar ya notás cómo tu cuerpo se estiliza y tonifica", comenta Noelia.

PASO A PASO, PLIÉS A PLIÉS. Las clases son sólo para mujeres. "Queríamos generar un espacio donde sentirnos cómodas. Queremos que las alumnas sientan que pueden venir a hacer ejercicio con la misma remera vieja con que entrenan en su casa", explica Noelia.

En una hora de entrenamiento se suceden ejercicios aeróbicos y precalentamiento de articulaciones. Después se trabajan brazos con pesas de no más de un kilo o dos porque la idea es tonificar y marcar, no aumentar la masa muscular. Luego se pasa a la barra, donde todos los ejercicios tienen una base de ballet, pero se combinan con poses de Pilates y yoga para terminar en piso con abdominales y otros ejercicios que van cambiando según el ritmo de cada clase.

Este entrenamiento con intervalos de cardio y ejercicios de fuerza, estiramiento y recuperación, no sólo tonifica y fortalece sino que además mejora la resistencia y facilita la pérdida de grasa corporal.  "Estiliza todo el cuerpo. El objetivo de este entrenamiento es tener el cuerpo de una bailarina, se tonifica pero también se estira", asegura Noelia y recomienda como ideal llevarlo a cabo tres veces por semana. Es un complemento perfecto para otras actividades como el running, cualquier tipo de danza y hasta el crossfit. Sin embargo, las expertas recomiendan especialmente combinarlas con yoga, para mejorar el cuerpo estructuralmente.

Cualquiera puede tomar estas clases ya que están constituidas por ejercicios de bajo impacto, fáciles de aprender y que se pueden modificar en caso de que haya alguna lesión.para empezar, mirá algunos ejercicios para que practiques en casa.

PLANCHA. Acostada boca abajo con las palmas de las manos apoyadas en el piso un poquito más abiertas que el ancho de tus hombros, levantá el cuerpo extendiendo los brazos y tratando de mantener la espalda recta. Sostené esta postura por 30 segundos. Luego llevá alternadamente las rodillas al pecho por 30 segundos más. Repetí este ejercicio 3 veces.

EJERCICIO AERÓBICO. De pie, realizá una marcha intensa o bien un trote en el lugar. Este ejercicio es ideal para entrar en calor. Si tu cuerpo te lo permite, intentá llevar las rodillas lo más cerca del pecho para hacerlo aún más intenso. Controlá el tiempo del aeróbico para que sea de 15 segundos. La idea es que hagas tres repeticiones. Mantenete hidratada durante todo el entrenamiento.

SENTADILLA CON CONTRAPESO. Se puede hacer en pareja o bien agarradas de una barra o de algo que nos sostenga. Los pies deben estar paralelos al ancho de caderas. Con un brazo (sosteniéndote) flexioná las rodillas y bajá hacia atrás, como si te fueras a sentar en una silla (sosteniendo la espalda derecha). Luego volvé a subir y alterná el brazo en cada repetición. Podés hacer 3 series de 10 repeticiones de cada lado.

TIPS

*Recordá hacerte un chequeo médico aunque sea una vez al año.

*Si necesitás más pausa en la rutina, tomala.

*Elongá antes, durante y después del entrenamiento.

*Si en algún ejercicio sentís molestias, no sigas.

 

textos MARIELA RAFFAELLI fotos GENTILEZA FIT BARRE

LEA MÁS: