La constructora Greschek (www.greschekobras.com) proyectó esta casa como una edificación permeable al paisaje exterior que ingresa a través de las múltiples aberturas. Las interioristas Sol y Ángeles Rodríguez Oneto (@solyangelesrodriguezoneto) compusieron sus interiores frescos con un mobiliario que combina elementos nuevos con otros comprados en remates y heredados.

En el living, el sofá con funda y almohadones de tussor se ubicó mirando hacia la chimenea, de la que lo separan dos mesas bajas con tapa de mármol de Carrara (todos diseño de las interioristas).

Las bibliotecas de madera de paraíso con espacio de leñera y bodega son protagonistas en el living.
Las bibliotecas de madera de paraíso con espacio de leñera y bodega son protagonistas en el living.

Contra la ventana, dos sillones retapizados en tussor estampado a mano (@estelaestampa) y, del otro lado, un sofá Chesterfield heredado completan la composición. A cada lado de la chimenea, dos bibliotecas de madera de paraíso (diseñadas por las decoradoras) se nutren con el verde de palmeras y filodendros. En la parte inferior, ambas incorporan espacio de leñera y bodega de vino.

El comedor se armó con una mesa de madera laqueada con patas de hierro pintado (www.oliviad.com.ar) y sillas compradas en un remate. La lámpara de bronce con brazos móviles comprada en el exterior (www.westelm.com) y los cuadros de Victoria Maldonado, vuelven único al conjunto.

Dueño de una simpleza absoluta, el comedor hace foco en en díptico que aporta la nota de color.
Dueño de una simpleza absoluta, el comedor hace foco en en díptico que aporta la nota de color.

Junto a la puerta de hierro de la entrada, el hall de recepción se equipó con una silla plegable antigua (comprada en un remate), una mesa de chapa (www.ikea.com) y obras del fotógrafo Horacio Di Nunzio (@dinunziolucas)

El verde de las plantas atraviesa la puerta de entrada de hierro y vidrio.
El verde de las plantas atraviesa la puerta de entrada de hierro y vidrio.

A la hora de reciclar la cocina se optó por reemplazar todos los revestimientos

Estantería de hierro a modo de vajillero y azulejos blancos con pastina negra para la cocina.
Estantería de hierro a modo de vajillero y azulejos blancos con pastina negra para la cocina.

En la pared se usaron azulejos cuadrados que se colocaron desfasados y con pastina oscura para marcar la cuadrícula. Un muro bajo sirve como frontera entre la cocina y el comedor diario, al tiempo que permite que los muebles de madera laqueada se recuesten contra él. Sobre los pisos de porcellanato imitación madera cae la lámpara galponera con difusor (www.omniluz.com) que ilumina el área de cocción.

En el dormitorio principal, la pared donde apoya la cama se revistió con un entablonado de madera de kiri que ofrece un cálido entorno para las mesas de luz de madera de álamo (@solpaloudeco) y para el sommier vestido con mantas y almohadones de tussor (@kis_tienda). S

Un entablonado de madera de kiri le da respaldo a la cama en el cuarto principal.
Un entablonado de madera de kiri le da respaldo a la cama en el cuarto principal.

obre las mesas se descuelga un racimo de lámparas de hierro con cable de tela para hacerle compañía a un espejo con marco de madera en bajorrelieve (www.sentidojoseignacio.com). En el piso, una alfombra artesanal de lana (Matriarca).

El dúo blanco y negro también domina la escena en el baño. A excepción del mueble de madera de petiribí, todo es monocromático: el piso en damero, las paredes de cerámica, la cortina de baño (www.easy.com.ar) e incluso el marco del espejo y la lámpara galponera (Omniluz).

Monocromo absoluto para el baño. El blanco y negro del piso de damero se replica en los azulejos con junta a contratono y en la cortina.
Monocromo absoluto para el baño. El blanco y negro del piso de damero se replica en los azulejos con junta a contratono y en la cortina.

En la galería, el conjunto de mesa y bancos de madera de petiribí (realizado a medida) se completó con sillones Mar del Plata negros (comprados en Tigre).

La madera de petiribí fue la elegida para el comedor de exteriores, que se completa con un par de sillones Mar Del Plata.
La madera de petiribí fue la elegida para el comedor de exteriores, que se completa con un par de sillones Mar Del Plata.

Dos lámparas galponeras de chapa negra (Omniluz) caen desde el alero de madera, por cuyos parantes trepan jazmines y otras plantas aromáticas.

Producción: Natasha Vázquez

Fotos: Facundo Basabilbaso.

SEGUÍ LEYENDO: