1.SÓLO PARA ENTENDIDOS 

Cualquier conocedor del mundo gourmet difícilmente se resista a una cocina como ésta, diseñada por De Otro Tiempo y equipada con lo mejor del mercado. Tanto el bajomesada lateral, como los módulos que contienen a los electrodomésticos panelables y los bloques que arman islas, llevan frentes con puertas y tapas ciegas terminadas en laca ultrabrillante color gris (De Otro Tiempo).

En el centro se ubican las dos islas: la primera, pensada como desayunador, lleva una delgada tapa de Dekton en su versión Aura, cuyas vetas le otorgan mayor elegancia al espacio, y remata en una sobremesada con anafe incorporado. La corona por lo alto una campana suspendida con iluminación puntual para todo el sector. Al fondo sobresale el bloque que contiene la heladera, el freezer (ambos de Sub-Zero), la cava y el lavavajillas, todos panelables. Unas rajas con tubos incorporados (Iluminación iGuzzini) recortan el cielorraso de hormigón.

Ideal para amantes del mundo del gourmet.
Ideal para amantes del mundo del gourmet.

En la segunda isla, resuelta como área de cocción, la mesada es de Silestone Gris Expo y genera –junto al color de los muebles– un gran bloque monocromático. Un anafe y un grill a gas Wolf (Sub-Zero) se acomodan sobre su superficie, coronados por una campana XXL (Casadidio Inoxidables) realizada en acero inoxidable pulido satinado, con motor incorporado y lámparas led. Todo el bloque lleva tensores que lo fijan al techo.

De fondo se destaca el envidiable módulo de cocción, con dos hornos, un microondas y hasta un calientaplatos empotrables, tesoros de la firma italiana Miele. Por último, como necesario contraste de color y vanguardia, un gran mueble con frente de incienso natural (De Otro Tiempo) hace de despensa y vajillero a la vez, mientras le da al espacio una bienvenida nota cálida.

Un isla integrada
Un isla integrada

2.AMERICANA

 Un aire neo country para esta singular cocina diseñada por Lindye Galloway en Beverly Hills. Aquí la vedette es la isla central, con tapa de Neolith Calacatta Silk (De Stefano) y laterales de madera con detalle de cruz, hacia la que se arriman cuatro banquetas bien rústicas con tapa de madera y pie de hierro.

Una cocina con aire neo country.
Una cocina con aire neo country.

Como bonus track, una pileta de losa blanca semiembutida, con rejilla interior como accesorio, monocomando de pico extensible y dispenser de detergente. Un par de campanas de hierro y vidrio iluminan el sector. En la mesada principal, cortada al medio por la cocina industrial y la megacampana hecha a medida, las placas de Neolith Cement (De Stefano) suman una pincelada de gris que se lleva muy bien con los muebles de madera laqueada con herrajes de hierro negro y los electrodomésticos en acabado acero.

Blanco y gris
Blanco y gris

3.DE RECICLAJE

Esta cocina es el resultado de una reforma profunda, realizada por Carola Salomón y Luciano Inaulli, diseñadores de Broca Muebles, en una casa del año '33. La ubicaron en un espacio contiguo al jardín, y mediante vigas nuevas y de demoliciones la integraron al living y al comedor. Todas las aberturas y el piso fueron hechos con pinotea de reforestación, protegida con un aceite que le da a la madera un tono blanco.

La cocina realizada por Carola Salomón y Luciano Inaulli.
La cocina realizada por Carola Salomón y Luciano Inaulli.

Las ventanas que miran al jardín son tipo guillotina, con sistema de contrapeso y un paño fijo en la parte superior para permitir una apertura completa, de piso a techo. Contra ellas se estira la mesa de comedor, realizada en pino Brasil, junto a sillas Bertoia restauradas por ellos, un largo banco de guatambú macizo y una sillita de comer retapizada con una tela vinílica. Las lámparas colgantes son de aluminio pintadas al horno en color mostaza y tienen 50 cm de diámetro (Broca Muebles).

4.EN TIEMPO PRESENTE

De formato rectangular, esta cocina diseñada por el equipo de arquitectas del estudio PQR (Lorena Spinola, Marcela Rodríguez y María Ponce Quintero) ofrece dos espacios de trabajo enfrentados, pero con diseño en espejo: mesadas de Silestone Crema Minerva, bajomesadas con grandes cajones que guardan uno interior más chico (un buen atajo para aumentar la funcionalidad de estos espacios sin descuidar la estética general) y alacenas con puertas.

Una cocina diseñada por el equipo de arquitectas del estudio PQR.
Una cocina diseñada por el equipo de arquitectas del estudio PQR.

Todo fue diseñado por el estudio, con frentes de Rauvisio, un laminado brillante y ultrarresistente, aquí en color blanco (Rehau). El espacio culmina con un gran paño de vidrio que deja transparentar el jardín. Cerámicos mate blancos en 30 x 20 cm (San Lorenzo) y porcellanatos de 60 x 100 cm en gris y visón (Navarro Ache) visten paredes y piso.

La iluminación contempla tiras de leds embutidas en las alacenas que bañan de luz las mesadas y estantes con iluminación indirecta en el mueble de la tevé.

Espacio de televisión
Espacio de televisión

5.LOFT GOURMET

Esta vanguardista cocina (obra de la Arq. Andrea D´Amico junto al equipo de Arquimadera) está ubicada en un moderno departamento de Molina Ciudad, en La Boca, y fue pensada como una suerte de loft. Integrada al estar y al co-medor diario, cuenta con una isla central con una gran mesada de Silestone Blanco Yukon, bacha de acero Luxor (Johnson Acero) con monocomando (FV) y, en esquina, un anafe vitrocerámico con campana tubular.

El mueble bajomesada es de melamina blanca con tiradores metálicos embutidos. Las cortinas roller screen (Hunter Douglas) tamizan la luz que atraviesa los grandes ventanales. Unas rajas con iluminación interior (Griscan) bañan al espacio de claridad. Como solado, grandes porcellanatos de 90 x 45 cm en color gris cemento (Ilva) en perfecta combinación con los pisos de roble de Eslavonia del resto del espacio.

Cocina vanguardista.
Cocina vanguardista.

A uno y otro lado de la isla se ubican los módulos de guardado, diseñados con frentes de la línea Esencia (Masisa) en melanina blanca y roble natural. Uno de ellos le da contención a los electrodomésticos (hornos + microondas + heladera). El otro es un gran mueble de guardado que deviene en mueble de tevé del lado del comedor diario, y suma además un nicho a modo de bar con una tabla deslizable que actúa como barra. Otro gadget de la despensa: un pequeño montacargas escondido en su interior permite llevar alimentos y bebidas a la planta alta.

Comedor diario anexo
Comedor diario anexo

Producción: Valeria Crida. Fotos: Carlos Alfano/gentileza De Stefano.

SEGUÍ LEYENDO:
Más blanco = más espacio