Las ampollas cosméticas tienen acción inmediata reparando y mejorando el aspecto de la piel
Las ampollas cosméticas tienen acción inmediata reparando y mejorando el aspecto de la piel

Su éxito es noticia en base a los resultados que obtienen quienes las adoptaron en su rutina de cuidado facial. Las ampollas cosméticas que por su textura ligera penetran en lo profundo de la epidermis, hacen llegar allí componentes concentrados. Tiempo atrás esto sólo era posible mediante tratamientos invasivos como la mesoterapia.

Pero las nuevas ampollas están formuladas con ingredientes especialmente seleccionados y extremadamente efectivos, por lo que son muy potentes y de acción inmediata.

¿Qué problemas podemos tratar con la aplicación de ampollas? "Arrugas, manchas, flaccidez, mejorar el contorno de los ojos. Se usan de dos maneras: como efecto flash o como tratamiento intensivo de un mes", responde la Dra. Patricia Dermer, de Lidherma.

BIEN POTENTES. ¿Cuál es su efecto? Las ampollas tienen ingredientes súper concentrados que se aplican puros sobre la piel, generalmente aportan un shock y luego admiten la aplicación de la crema de tratamiento y la potencian. Son la mejor manera de llegar profundamente a la piel y con una concentración muy alta.

"Se siente la piel inmediatamente más iluminada y mucho más hidratada. A largo plazo los efectos que se pueden apreciar son: firmeza y disminución de las líneas de expresión. Contienen vitamina C, que ayuda a prevenir los efectos de los rayos UV, y ultraglicanos –una combinación de proteoglicanos y pre-proteoglicanos–, que aceleran la producción de ácido hialurónico y proporcionan una mayor hidratación a la piel. Ayudan a recuperar la luminosidad de la piel, facilitan la recuperación de la elasticidad y previenen los primeros signos de envejecimiento", afirman desde Isdin.

“Se siente la piel inmediatamente más iluminada y mucho más hidratada”.
“Se siente la piel inmediatamente más iluminada y mucho más hidratada”.

En cuanto a su aplicación, es recomendable:
xQue la apliques sobre la piel limpia, seca.
xAntes de usarla es importante tener el pH de la piel equilibrado, lo que se logra aplicando un tónico.
xAplicá media ampolla sobre cara, cuello y escote, realizando un ligero masaje hasta que el producto se absorba completamente.
xPodés usar media ampolla de día y media por la noche.
xSi bien son aptas para cualquier momento del año, es mejor hacer el tratamiento durante otoño-invierno.
xUna vez abiertas las ampollas, se usan una o dos veces, dado que sus componentes se pueden deteriorar y perder su poder de acción.

Cada ampolla generalmente sirve para dos aplicaciones, con lo cual, después de verter la mitad del contenido en la palma de la mano, hay que cerrarla (suelen incluir un taponcito) y conservarla, máximo durante 48 horas.

Se extiende el líquido y se masajea suavemente la cara hasta que haya penetrado.

Las ampollas son una avanzada asociación de antioxidantes e hidratantes que actúan sobre la pérdida de firmeza y sobre las líneas finas de expresión, ayudan a recuperar la luminosidad, facilitan la recuperación de la elasticidad y previenen los primeros signos de envejecimiento. Por todo ello las ampollas son un ítem imprescindible del kit de belleza.

Belleza  en frasco chico. xSu textura es ligera: rápida absorción. xTienen alta concentración de ingredientes. xEl abanico de problemas a tratar es amplio: flaccidez, irregularidades en el tono de la piel, deshidratación. xCausan efecto inmediato (tensor, luminosidad, hidratante, según el caso) y una eficacia probada a un plazo más largo.

Textos: M. Florencia Bocalandro. Fotos Latinstock

SEGUÍ LEYENDO: