“Réquiem por el sueño americano”, el nuevo ensayo de Noam Chomsky
“Réquiem por el sueño americano”, el nuevo ensayo de Noam Chomsky

En la mitología griega, Casandra podía adivinar el futuro, pero no le servía de nada. Nadie la escuchó, por ejemplo, cuando predijo el engaño del Caballo de Troya. Es que Apolo le había dado el don de la profecía pero cuando descubrió que ella no lo amaba, la maldijo escupiéndole en la boca: ella podría seguir viendo el futuro, pero ya nadie le iba a creer en sus pronósticos.

¿Qué hacer cuando nadie te escucha? La pregunta, para Noam Chomsky, parece tener una sola respuesta: persistir. El politólogo y activista estadounidense que este cumplirá 90 años, sigue escribiendo sus verdades, gritando al aire, llamando a cambiar la conducta de sus compatriotas, y con ellos, la del mundo entero.

Con una constancia envidiable, en poco menos de medio siglo, ha escrito unos 40 ensayos de política. Se pueden mencionar: La segunda guerra fría, Los guardianes de la libertad, El miedo a la democracia, El nuevo Orden mundial (y el viejo), Ocupar Wall Street, etc.

Este año llega Réquiem por el sueño americano (Editorial Sexto Piso), que, con la brevedad propia de la denuncia urgente, señala los efectos nocivos que la concentración de la riqueza y el poder produce en la democracia norteamericana.

Noam Chomsky cumplirá 90 años este 7 de diciembre
Noam Chomsky cumplirá 90 años este 7 de diciembre

Es la economía, estúpido

Si los Estados Unidos se construyeron sobre el imaginario del "sueño americano", con este nuevo libro, Chomsky advierte que, en tanto no se limiten las acciones de los grupos más poderosos, la realidad va a camino a sepultar el american way of life.

"La Gran Depresión, que soy lo bastante viejo para recordar, fue una mala época; desde mi perspectiva, mucho peor que la actual. Sin embargo, también existía la sensación de que saldríamos adelante, la esperanza de que las cosas mejorarían", dice al comienzo del libro. Y unas líneas más abajo sigue: "Hoy en día, lo que sentimos es que nada volverá: que todo ha terminado".

Hay, según Chomsky, un círculo vicioso que perpetúa el desequilibrio social: como las campañas políticas cuestan cada vez más, son las grandes empresas las que ayudan financieramente a los candidatos, quienes, una vez elegidos, devuelven los favores recibidos con leyes que las benefician en detrimento de los votantes. Se da en la práctica una concentración de riqueza que conduce a la concentración de poder.

El nuevo libro de Noam Chomsky está basado en el documental “Requiem para el sueño americano” de Peter Hutchison
El nuevo libro de Noam Chomsky está basado en el documental “Requiem para el sueño americano” de Peter Hutchison

Eliminar el Gobierno

Chomsky señala los diez principios de una estrategia integral que intenta asegurar el funcionamiento continuo de este círculo vicioso. Cada uno de ellos puede leerse como una denuncia explícita contra la política de Donald Trump.

Así, señala: reducir la democracia y limitar la influencia real del electorado; modelar la ideología convirtiendo a la educación en adoctrinamiento y a la crítica como sinónimo de antinacionalismo; rediseñar la economía para que persiga beneficios a través de la especulación financiera; desplazar la carga social a las clases bajas y reducir los impuestos a los grandes grupos económicos; atacar la solidaridad (basta de financiar salud, educación y seguridad); controlar a las entidades reguladoras; manipular las elecciones; someter a la plebe; fabricar el consenso a través de los medios y convertir al electorado en consumidores; y, finalmente, marginar a la población.

En última instancia, Chomsky señala cómo los grandes grupos económicos intentan poner en cuestión la necesidad de mantener un Gobierno al que caracterizan como lento, oneroso, superfluo.

"Si la democracia funciona", escribe, "el Gobierno lleva a cabo acciones decididas por la población y que benefician a ésta. En eso consiste la democracia [el subrayado es del autor]. Mientras que ellos, claro está, prefieren tener un control absoluto, sin interferencias del público, por lo que ven con buenos ojos que el Gobierno se reduzca… con dos excepciones. Quieren un Estado poderoso que pueda movilizar a los contribuyentes para que los rescaten y los enriquezcan todavía más. Y, en segundo lugar, quieren una importante fuerza militar que les asegure que el mundo está controlado."

Además de ganar la Beca Guggenheim, Chomsky ha recibido el Premio James Joyce, el Premio Orwell, la Medalla Benjamin Franklin y el Premio Thomas Merton, entre otras distinciones
Además de ganar la Beca Guggenheim, Chomsky ha recibido el Premio James Joyce, el Premio Orwell, la Medalla Benjamin Franklin y el Premio Thomas Merton, entre otras distinciones

Que la crisis la paguen los contribuyentes

Con una mirada que analiza las últimas crisis, Chomsky señala que la economía estadounidense no descansa en la mano invisible del Mercado:

"No tenemos una economía capitalista", escribe. "Las grandes empresas no lo aceptarían, y cuentan con el suficiente poder para evitarlo. Por consiguiente, el público tiene que entregar literalmente billones de dólares a grandes empresas al borde de la quiebra y mantenerlas".

A lo largo de la historia, dice Chomsky, hay períodos de progreso en la obtención de derechos y períodos de regresión. El actual, según él, sería uno de regresión, pero con una tremenda potencia disciplinadora.

Réquiem por el sueño americano es marcadamente pesimista. No hay en el libro recetas para plantear una resistencia. Tal vez porque Chomsky, en su extrema lucidez, sabe —o teme— que ocupa el rol de Casandra.

LEER MÁS:

>>> Registrate en Grandes Libros y participá en la red social de lectores más grande de América Latina.