Fer Vázquez y Megumy Bowles se preparan para un show el próximo 22 de julio en el teatro Ópera.
Fer Vázquez y Megumy Bowles se preparan para un show el próximo 22 de julio en el teatro Ópera.

Son épocas de cambio para Rombai. Por empezar, de su formación original sólo quedó Fer Vázquez (25), quien fue tildado de "conflictivo" por el resto de sus compañeros. Sobre todo por sus colegas de Márama, el grupo con el que compartían escenarios y estaba liderado por Agustín Casanova (25), hoy su archienemigo.

Por otro lado, luego de un casting abierto que se publicó en las redes, dos nuevas voces ingresaron: la boliviana Megumy Bowles (23) y la colombiana Valeria Emiliani (25). Pero los cambios continuaron: hoy, Rombai volvió a ser un dúo, porque Valeria anunció que sufre una enfermedad –no aclaró cuál– y dejó la banda.

La tormenta pasó y se preparan una vez más para llevar su música a los escenarios. El 22 de julio en el teatro Ópera pondrán primera al tour Me voy, que los llevará luego a Rosario, Córdoba, Uruguay, Chile, Perú, Paraguay, Estados Unidos y México.

–¿Qué nos pueden adelantar del recital que darán en Buenos Aires?

Fernando: Le estamos poniendo mucho amor, cariño y dedicación para que no sea un show más. Tendrá un montón de sorpresas. Queremos que sea bien llamativo visualmente.

Megumy: Hay muchas cosas nuevas. De hecho, vamos a cantar canciones que ni siquiera han salido.

“Nos ven juntos en las fotos y piensan que somos novios. Y no. Nos llevamosre bien, tenemos buena química, pero no somos pareja”, dice el dúo.
“Nos ven juntos en las fotos y piensan que somos novios. Y no. Nos llevamosre bien, tenemos buena química, pero no somos pareja”, dice el dúo.

–¿Cómo viven la partida de Valeria?

F: Bien. Nos sentíamos muy cómodos con ella. Habíamos pegado una química muy linda… Pero, bueno… Se enfermó de algo bastante serio. No quiso explicar mucho. Nos dijo: "No digamos qué tengo; eso prefiero guardármelo para mí. Les pido que por favor no lo cuenten". La respetamos y no vamos a develarlo. La llamo todos los días para ver cómo está. Tenemos una relación muy linda.

–¿Y entre ustedes cómo se llevan?

M: Súper bien. He aprendido muchas cosas de él, es muy inteligente.

F: Pero somos sólo amigos, eh. Lo aclaramos porque salí con Emi (Emilia Mernes), la chica con la que yo cantaba antes. Ahora nos ven juntos en las fotos y piensan que también somos novios. Y no. Nos llevamos re bien, tenemos buena química, pero no somos pareja.

–O sea, cierran cualquier posibilidad.

M: Sí. Firmamos un contrato donde dice que no podemos tener una relación amorosa entre nosotros ni con nadie del equipo.

F: Igual, si uno siente algo por una persona, no hay contrato que valga. En este caso lo que sentimos es pura amistad.

M: ¡Además, Fer no es mi tipo! (ríe). A mí me gustan bien grandotes y morochos. Que tengan tatuajes por todos lados. Chicos malos. Él es muy tierno, muy cute.

F: A mí me gustan chicas por lo general bastante humildes, perfil bajo, tranquilas. Morochas y bajitas. Nada que ver con ella (ríe).

Ellos son ahora la cara de Rombai. El uruguayo y la boliviana le dijeron “adiós” a la ex compañera. “Con ella nos sentíamos muy cómodos. Habíamos pegado una química muy linda. Pero, bueno… Se enfermó de algo bastante serio. Nos dijo: ‘No digamos qué tengo. Prefiero guardármelo para mí’”
Ellos son ahora la cara de Rombai. El uruguayo y la boliviana le dijeron “adiós” a la ex compañera. “Con ella nos sentíamos muy cómodos. Habíamos pegado una química muy linda. Pero, bueno… Se enfermó de algo bastante serio. Nos dijo: ‘No digamos qué tengo. Prefiero guardármelo para mí’”

EL PLEITO. Enrique Quinteros era el manager de Rombai y de Márama, pero Fer Vázquez no quiso continuar con él. "Estoy completamente seguro de que hacía las cosas mal. Le hice un juicio penal por estafa", cuenta el cantante. Éste fue el inicio de una pelea con Agustín Casanova, quien decidió continuar con el manager que compartían y, como respuesta, demandó al líder de Rombai por más de un millón de dólares.

–¿En qué quedó ese juicio?

F: En nada. De mi parte no tengo nada que arreglar, porque lo que está haciendo es injusto. Yo sé cómo fueron las cosas, cómo fue el negocio. Nos fue súper bien a los dos: fui productor de Márama, compuse todas las canciones, lo invité a ser parte y logramos un éxito increíble. Lo que está haciendo no habla bien de él. En algún momento se arrepentirá…

–¿Si te pidiera disculpas las aceptarías?

F: No sé. No pienso que sea un mal pibe, sí que fue malo conmigo. Ignoro por qué. Mil veces pensé en hablarle, pero preferí no hacerlo. Son temas más judiciales que morales.

–¿Y con Emi –tu ex pareja, que está lanzando su carrera solista– cómo quedaron las cosas?

F: Pasé un par de meses un poco triste, como cualquiera que rompe una relación. Nos quisimos mucho y nos seguimos queriendo. Está todo re bien. La presenté con mi manager nuevo, con la gente de Sony Music. La apoyo a full, porque tiene mucho talento.

–La que se acaba de separar es Juanita Tinelli, a quien el año pasado le pusiste un fueguito en una foto de Instagram que provocó el enojo de su hermana Candelaria. ¿Ella sí es tu tipo?

–¡No! Me llevo bien con ella, pero nada de atracción hombre-mujer. Para mí es re chiquita. Candelaria me habló re caliente. No sé qué pasó. Yo le puse un fueguito a Juanita en una foto donde estaba con Loli Gortari. No me acuerdo quién de las dos la había subido, pero yo soy fan de Loli. Le pongo fueguitos y aplausos a todas sus fotos.

–¿Tus amigas te piden conocerlo, Megumy?

M: ¡Todas! Cada vez que vamos a Miami hacen fila para mirarlo. Y me dicen: "¡Qué lindo, y cómo te habla…! Es tan tierno…". Es bueno que no me guste, porque sería muy raro trabajar con un novio.

F: Sería un problema. Por suerte somos muy amigos, salimos de joda juntos, pero nada más. Yo le pregunto cosas, cómo responderles a las mujeres… Nos ayudamos mutuamente.

M: Lo acompañé a comprar regalos…

–¿Qué le recomendaste?

M: Fuimos a comprar un perfume para una chica. Yo los probé y le dije cuál llevar.

–¿Y cómo te fue con esa chica Fer?

F: Muy bien, muy bien.

M: Es muy linda.

F: Pero es de Miami. Acá nadie la conoce (risas). 

Por Paula Labonia.
Fotos: Diego García.

SEGUÍ LEYENDO: