Lola Latorre la hija de Yanina y Diego debutó como modelo (Foto Fabián Uset/GENTE)
Lola Latorre la hija de Yanina y Diego debutó como modelo (Foto Fabián Uset/GENTE)

Desde los quince trabaja de modelo, "pero recién hace dos meses oficialicé, entrando al staff de Multitalent Agency", cuenta Lola Latorre (17) mientras posa para su primera producción en GENTE.

"Antes no me lo tomaba muy en serio, pero ahora me empezó a interesar más. Además, tengo más independencia para moverme e ir a hacer fotos por mi cuenta. De chica me llevaban mis papás a todos lados", revela la hija mayor de Diego y Yanina, quien cursa el último año del secundario en la escuela St. Catherine's Moorlands.

"En noviembre nos vamos de viaje de egresados a Punta Cana, pero antes ¡voy a Rusia a ver el Mundial con mi familia!", asegura la hincha xeneize, que hace tres semanas regresó de Praga, a donde viajó con el colegio en un viaje de caridad. "Fue lindo, porque conocí la ciudad desde otro ángulo, no tan turístico".

Lola Latorre (Foto Fabián Uset/GENTE)
Lola Latorre (Foto Fabián Uset/GENTE)

–¿Quiénes son tus referentes en el mundo de la moda?

Pampita me encanta; más allá de lo mediático, me parece divina. También Tini Stoessel… ¡la amo! Además de ser cantante y actriz, fue modelo para marcas como María Cher. A mí también me encantaría actuar. De chica estudié muchos años comedia musical y clases de baile grupales (hip hop y tap); ahora tomo lecciones particulares con Delfina Escudero, una coach del Bailando.

–Te convocaron para el certamen de Marcelo Tinelli. ¿Por qué decidiste no participar?

–El año pasado se habló, y a principios de 2018 me volvieron a llamar, pero siento que soy muy chica todavía. Me encanta bailar y miro siempre el Bailando, pero no me gustaría exponerme tanto. Además, no quiero pelearme con nadie.

–¿No heredaste los genes combativos de tu mamá?

–Ja, ja, ja. ¡Ojo que somos bastante parecidas…! Viene de familia: soy igual a ella, pero un poco más relajada. Ella es demasiado intensa y tiene más lengua que yo. A mí me encanta hablar, pero en un momento necesito cortar y estar sola y tranquila. En eso me parezco un poco a papá.

Lola Latorre (Foto Fabián Uset/GENTE)
Lola Latorre (Foto Fabián Uset/GENTE)

–¿Qué opinan tus padres de tu actividad como modelo?

–Como mujer, mamá lo entiende más. Igual yo la presioné para que me llevara a Multitalent, porque me encanta hacer fotos. A papá le cuesta verme en ese lugar, porque es muy celoso. Igual, es difícil saber lo que piensa, porque es un hombre de pocas palabras.

–Yanina contó que ibas a estudiar Derecho, y que ser universitaria era un mandato familiar. ¿Te sentiste presionada para elegir una carrera?
–No, para nada. En eso pienso igual que ella: voy a un colegio inglés muy exigente, donde rindo exámenes internacionales… Me parece un desperdicio todo lo que aprendí si no sigo una carrera universitaria. Creo que está buenísimo tener una base de una carrera, y Derecho me encanta. Además, en el modelaje me puede ir bárbaro o no: uno nunca sabe.

–¿Te imaginás ejerciendo la abogacía?

–Sí. Quiero ser abogada. El modelaje es sólo un hobby. Me encantaría seguir Derecho Penal y de Familia. También me gustaría hacer un master en Relaciones Institucionales.

–¿Cómo fue crecer con padres conocidos?
–Sé que todos mis logros se los van a atribuir a mi familia, pero tengo claro que la gente siempre habla pavadas… No me afecta. Estoy acostumbrada a que mis papás sean famosos. Desde chica que vivimos afuera o viajamos mucho, por el trabajo de papá, y aunque mamá se hizo famosa después, ver que le pidan una foto en la calle es lo más normal del mundo.

Yanina Latorre y su hija Lola juntas en un evento.
Yanina Latorre y su hija Lola juntas en un evento.

–¿Cómo viviste el año pasado la crisis matrimonial de tus padres, que tuvo tanta exposición en los medios?

–Por suerte estuve muy contenida por mis amigas y mi familia, pero la pasé mal. Fue muy difícil. Hasta el día de hoy, la gente me sigue haciendo comentarios sobre el tema en las redes sociales. Creo que eso fue más fuerte que el tema en sí, que es algo que puede ocurrir en todas las parejas. Al principio no quería verlo, pero tampoco deseaba negar la realidad y quería saber. En cambio a mi hermano (Dieguito, de 14) le pedía que no prendiera la tele.

–¿Cómo se llevan?

–Somos muy unidos. A mi hermano lo amo, es mi vida y mi debilidad. Le encanta el fútbol y está jugando en Defensores de Belgrano.

Lola y Jerónimo. Foto: Instagram
Lola y Jerónimo. Foto: Instagram

–Tan futboleros… ¡y vos de novia con un rugbier! ¿Hay pica?

–No, porque a Jerónimo (González Chaves, de 18, estudiante de Economía) también le gusta el fútbol; siempre se engancha a hablar con mi papá, que es muy celoso pero a él lo quiere. Ya llevamos un año de novios… Antes, cuando charlaba con un chico, papá me ojeaba el teléfono. Con Jero está tranquilo, porque sabe que estoy con alguien que me cuida y me hace bien.

Por Maru Cociffi