Calu Rivero: “Siempre necesité lo mismo: que me mirara a los ojos y me dijera ‘perdón, Calu, me equivoqué, no sé qué me pasó’, o lo que fuera que le saliese y que pudiera comprenderse como una disculpa”. (Foto: Andrés Passoni)
Calu Rivero: “Siempre necesité lo mismo: que me mirara a los ojos y me dijera ‘perdón, Calu, me equivoqué, no sé qué me pasó’, o lo que fuera que le saliese y que pudiera comprenderse como una disculpa”. (Foto: Andrés Passoni)

"Después de cinco años, tomé coraje y hablé. Estoy aliviada y orgullosa de haberlo hecho… de sacarme este malestar insoportable del cuerpo. Cinco años de silencio al ser tomada por la chica problemática en el contexto que más amo: el actoral. Cinco años de silencio por no estar preparada para enfrentar la catarata de agravios que recibe quien pone en evidencia la conducta inapropiada de un galán, padre de familia, felizmente casado".

Así arrancaba la carta abierta de Calu Rivero, publicada en Twitter el 12/12/2017, en la que contó las verdaderas razones por las que se fue de Dulce amor (2012) en su mayor momento de éxito, al verse inmersa en escenas excesivas fuera de guión con Juan Darthés (53), y a pesar de los continuos reclamos a la producción de la novela.

No podemos ser nosotras, las mujeres, quienes nos quedamos sin trabajo y silenciadas. Eso debe terminarse. La verdad aparece sólo si nos atrevemos a decirla. Ya lo hice. Ya no me callo más

"Yo me fui porque no estaba preparada para hablar y la sociedad no lo estaba para escuchar", explicó Calu. En tal sentido, insistió: "Siempre necesité lo mismo: que me mirara a los ojos y me dijera 'perdón, Calu, me equivoqué, no sé qué me pasó', o lo que fuera que le saliese y que pudiera comprenderse como una disculpa".

Como la actriz dijo en Intrusos el 11 de marzo pasado: "Hasta el día de hoy, acá no hay ninguna demanda. A mí no me llegó nada a mi casa. Yo no lo quiero poner en un plano material, porque no es mi búsqueda, no es mi motivación. Ahora, si esta persona decide llevarlo al plano material, va a encontrarse con todo el daño que me causó".

La actriz asegura: "No podemos ser nosotras, las mujeres, quienes nos quedamos sin trabajo y silenciadas. Eso debe terminarse. La verdad aparece sólo si nos atrevemos a decirla. Ya lo hice. Ya no me callo más".

Por Karina Noriega

SEGUÍ LEYENDO: