Luli Fernández junto a indalecio. (Foto: Instagram)
Luli Fernández junto a indalecio. (Foto: Instagram)

El pasado 11 de marzo Luli Fernández y Cristian Cúneo Libarona cumplieron su sueño y se convirtieron en padres con la llegada de Indalecio, su primer hijo.

"Indalecio significa 'enviado de Dios'. Con Cristián, mi marido, aceptamos su voluntad de llamarse así. Cómo SU voluntad? Si, así como lo digo, pero dejo la historia para contárselas otro día", había adelantado la modelo sobre el significativo nombre cuando presentó al recién nacido en Instagram.

Y ahora, Luli se explayó en la misma red social sobre el por qué del extraño nombre junto con una imagen del bebé que tiene tan solo 10 días de vida.

"Todo es aprendizaje. Cuando nació Inda les conté que con Cristián habíamos aceptado el nombre que ambos sentimos que el bebito eligió", comenzó y explicó que todo "fue algo muy especial, difícil de poner en palabras".

Junto a esta tierna foto Luli explicó por qué le puso Indalecio a su hijo. (Foto: Instagram)
Junto a esta tierna foto Luli explicó por qué le puso Indalecio a su hijo. (Foto: Instagram)

"Estábamos en pleno proceso de búsqueda. En un lapso muy corto de tiempo en dos oportunidades distintas nos topamos con el nombre de manera muy clara. Yo no lo había escuchado jamás", aseguró.

"Las escenas fueron concretas. Una más frívola que la otra, pero no por ello menos notoria para nosotros. Estábamos en un evento por mi trabajo a donde Cristián me había acompañado cuando escucho a un papá llamar por Indalecio a su hijo", siguió.  Según la conductora, consultó con su marido para saber si conocía a alguien con ese nombre y con asombro recibió una respuesta afirmativa.

Luli continuó explicando que "a los pocos días viajamos a Salta. Esta vez yo lo acompañaba a Cristián a una reunión de trabajo. Viajámos solo por el fin de semana y regresando de Cachi entramos en un pueblito de pocas manzanas. Siendo domingo al mediodía la gente llegando a la iglesia. Nos detuvimos un momento a contemplar. ¿Vieron cuando parás a disfrutar de una imagen, un paisaje… algo bello?", preguntó.

Luli Fernández y Cristian Cúneo Libarona el verano pasado. (Foto: archivo Gente)
Luli Fernández y Cristian Cúneo Libarona el verano pasado. (Foto: archivo Gente)

"Había un silencio muy particular. En eso, reparo que la Iglesia se llamaba San Indalecio. Nos miramos, no tuve que mostrarle nada. El también lo había leído. Nos sorprendió. Otra vez ese nombre".

Y concluyó: "A las pocas semanas me enteré que estaba embarazada. De curiosidad busque qué significaba Indalecio. Allí me encontré con su definición: enviado/mensajero de Dios. Si era varón, así se iba a llamar".

Por redacción Gente.

SEGUÍ LEYENDO: