Así es FIFA 21 en la nueva generación de consolas

EA Sports sorprendió a todos lanzando la actualización de nueva generación para FIFA 21 tanto en PlayStation 5 como en Xbox Series X y S un día antes de la fecha prevista

infobae-image

La nueva generación de consolas es una realidad desde el mes pasado y la industria se adapta poco a poco a su llegada al público general. Esto es exactamente lo que está sucediendo ahora mismo, gracias a que muchos de los juegos disponibles para PlayStation 4 y Xbox One están siendo actualizados para ofrecer mejoras técnicas y de performance tanto en PlayStation 5 y Xbox Series X y S. Este es el caso de FIFA 21 que, adelantándose un día de lo programado -el juego iba a estar disponible el 4 de diciembre- ya puso en manos de los ansiosos futboleros virtuales su flamante creación.

Tuvimos acceso inmediato a esta nueva versión en Xbox Series X y, después de unos cuantos partidos, estamos en condiciones de contar de primera mano cómo se siente FIFA 21 en la nueva generación de consolas. Lo primero que destaca es el aspecto visual del título, con nuevas técnicas de iluminación y render de texturas tanto para los jugadores como para los entornos. FIFA 21 abre con una emotiva introducción que nos pone en un partido de Champions entre Liverpool y Paris Saint Germain.

El impacto es inmediato, ya que la atmósfera que consigue EA Sports con FIFA 21 no es algo que hayamos visto hasta el momento. En primer lugar, la presentación se condice con las transmisiones televisivas que acostumbramos a ver cuando se disputan estos torneos, con nuevas fichas de información, nuevas puestas de cámara y una tribuna repleta de detalles, tanto como los auxiliares de campo y toda la gente trabajando alrededor de los veintidós jugadores. El segundo impacto viene de la mano de la forma en la que los jugadores están representados en la cancha.

La lucha por la pelota adquiere nuevas dimensiones en FIFA 21 de nueva generación.
La lucha por la pelota adquiere nuevas dimensiones en FIFA 21 de nueva generación.

Hablamos de modelos que contienen musculatura diferencial, la cual influye de lleno en la forma de moverse que tiene cada jugador. Rostros que aprietan los dientes al forcejear con la pelota, camisetas que se estiran al buscar una falta para detener al delantero que se va picando a nuestro arco. Se agregaron más de 700 combinaciones de animaciones y transiciones nuevas, dando como resultado una sensación de juego sumamente natural y orgánica. Desde luego que con la cámara clásica de “Tele” todo se ve muy parecido a la versión de PlayStation 4, pero basta con mirar más de cerca o usar la nueva cámara, la “GameCam”, que ofrece una perspectiva renovada.

Los jugadores de los equipos más reconocidos (que son los que probamos de momento) tienen incluso sus propias formas de moverse y son fácilmente reconocibles a la distancia, de igual manera que sucede con los directores técnicos y sus movimientos característicos, como los cálidos abrazos de Klopp, de Liverpool. Todo tiene un estilo fotorrealista y gracias a la nueva iluminación, las tribunas aportan un color -y calor, por qué no decirlo- que terminan por meternos de lleno en la acción de cada duelo futbolístico.

En las manos se lo siente un tanto continuista, es cierto, pero los ajustes y nuevas animaciones dicen presente, más allá de una performance sólida a 60 cuadros por segundo, lo cual hace que todo sea más responsivo que nunca. Los comandos se corresponden con la versión de PlayStation 4 y Xbox One, pero no tardaremos en vislumbrar los pequeños detalles a medida que vamos jugando partido tras partido. Las texturas se muestran en un 4K impecable, diseñadas teniendo en cuenta esta resolución, por eso es que todo se ve con un altísimo nivel de calidad. En la versión de PlayStation 5, el control DualSense replica el forcejeo, los golpes y los toques a la pelota.

La presentación es tan detallada que en el estadio de West Ham United aparecen las míticas burbujas.
La presentación es tan detallada que en el estadio de West Ham United aparecen las míticas burbujas.

En cuanto los modos de juego disponibles, nos encontramos con la misma propuesta que en la versión de la generación pasada. Esto es bueno porque si decidimos hacer el salto a PlayStation 5 o Series X y S, el progreso se mantendrá siempre y cuando pasemos a una misma familia de consolas (es decir, pasar de PS4 a PS5, por ejemplo). Se mantiene el progreso de FUT y Volta, pero se pierde todo lo referido a Temporadas Online y Clubes Pro. Lo bueno del caso es que la actualización es totalmente gratuita si ya tenés tu copia de FIFA 21 en PlayStation 4 o Xbox One en versión digital. Si tu copia es en disco, es recomendable contactar al soporte de EA para poder actualizar.

Todavía queda mucho por descubrir de FIFA 21 en nueva generación: pronto vamos a tener un análisis extenso respecto a todas las facetas de su jugabilidad. La primera impresión es sumamente positiva. Es cierto que si se lo mira al pasar parece el mismo juego, pero con el control en la mano es evidente que en esta nueva generación de consolas hay mucho para explotar.

Seguí Leyendo:

Zlatan Ibrahimovic continúa su guerra contra EA Sports por sus derechos de imagen

FIFA 21: todas las novedades que introduce el parche 1.09

Estos son los videojuegos más importantes de diciembre