Los tres principales índices de la Bolsa de Nueva York alcanzaron niveles récord el martes (REUTERS/Andrew Kelly)
Los tres principales índices de la Bolsa de Nueva York alcanzaron niveles récord el martes (REUTERS/Andrew Kelly)

El índice bursátil S&P Merval cayó hoy un 4,12%, a 32.113,27 unidades, luego de una apertura alcista, influenciada por la tendencia negativa de acciones del segmento energético. Por su parte, los bonos soberanos en la plaza extrabursátil local cayeron en promedio un 0,3%, encabezados por las emisiones dolarizadas. Sucedió en un contexto de incertidumbre por parte del mercado ante la falta de definiciones del equipo y plan económico del próximo Gobierno y luego de las declaraciones del presidente electo Alberto Fernández, quien aseguró que no le pedirá al Fondo Monetario Internacional (FMI) los u$s11 mil millones que restan del acuerdo stand by.

En ese marco, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street operaron mixtas con caídas de hasta 7,5% encabezadas por los papeles de Transportadora de Gas del Sur. Los siguieron los de Banco Francés con una caída de 4,5% y los de Pampa Energía con un retroceso de 4,3%. Entre las alzas se destacan los ADRs de IRSA Propiedades Comerciales con una escalada de 24,1%.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

“El S&P Merval cayó con fuerza un 4% ya que los ADRs de los bancos y las energéticas toda vez que los operadores se impacientan por el equipo y los anuncios económicos con que arrancará la nueva gestión a raíz de las implicancias sobre sus negocios”, analizó el economista Gustavo Ber, del estudio homónimo.

Y agregó: “Crece la impaciencia de los operadores por el plan económico del nuevo gobierno y de ahí la debilidad que siguen reflejando los activos domésticos, más allá de los vaivenes que intercalan de la mano de las tácticas de trading que se impulsan al ritmo de las señales”.

Operadores y analistas del mercado destacaron que la decisión del presidente electo Alberto Fernández de no pedir al Fondo Monetario Internacional los u$s11 mil millones que restan del acuerdo stand by que la administración de Mauricio Macri alcanzó con el organismo de crédito influyó sobre los activos.

En ese sentido, Gustavo Neffa, director de Research For Traders, afirmó a Infobae que hoy hubo una fuerte caída de los ADRS y las acciones domésticas “no sólo por el comentario como el que hizo Fernández sobre el desembolso del FMI sino porque la economía necesita mucho más que 11.000 millones de dólares”.

Para el economista, se trató de una señal de debilidad tremenda y no de fortaleza. Añadió que Argentina tiene el mercado de crédito cerrado por lo que no pedir la plata del stand by “es una señal bastante contradictoria”.

En tanto, Diego Martínez Burzaco, economista de Inversor Global destacó: “Tuvimos un día fuerte de inversores inquietos por Latinoamérica con devaluación en Brasil. Sumado a la vulnerabilidad propia de Argentina con respecto a la falta de información del equipo y el plan económico”.

Y concluyó al afirmar que “todo eso confluyó para una salida fuerte de los ADRS argentinos , sobre todos de los que salían del índice de cartera de emergentes como Banco Francés, Pampa Argentina y Transportadora de Gas del Sur”.

Wall Street

Más allá de algunos respiros en el camino, Wall Street continúa en los máximos ya que los inversores siguen apostando por la sólida evolución que están presentando las acciones en el año, dentro de un clima de menores tasas que incentivan un mayor apetito por riesgo.

Los tres principales índices de la Bolsa de Nueva York alcanzaron niveles récord el martes, ya que unos comentarios optimistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre las conversaciones comerciales con China eclipsaron algunos datos económicos más débiles de lo previsto.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 55,21 puntos, o un 0,2%, a 28.121,68 unidades, mientras que el índice S&P 500 ganó 6,88 puntos, o un 0,22%, a 3.140,52 unidades. El Nasdaq Composite, en tanto, agregó 15,45 puntos, o un 0,18%, a 8.647,93 unidades.

Trump dijo que Estados Unidos y China estaban cerca de sellar un acuerdo comercial “fase 1” y destacó el apoyo de Washington a los manifestantes en Hong Kong, un punto discordante entre las dos economías más grandes del mundo.

Seguí leyendo: