Donald Trump y Xi Jinping mueven aranceles y el valor de sus monedas en una disputa bilateral con efectos inciertos sobre el resto del planeta (Reuters)
Donald Trump y Xi Jinping mueven aranceles y el valor de sus monedas en una disputa bilateral con efectos inciertos sobre el resto del planeta (Reuters)

Fue un lunes negro para los mercados financieros del mundo, algo que no estaba en los planes de Guido Sandleris, el presidente del Banco Central, que veía como el dólar en la Argentina se encaminaba sin sobresaltos hasta las PASO, al responder China con la devaluación del yuan a la suba de aranceles de los EEUU a una amplia lista de productos. Pero el diablo no es oficialista y esta vez, la crisis que desató la guerra comercial con China golpeó con un mazazo de KO al mundo.

La novedad que dio de bruces con el plan monetario de Guido Sandleris, es que el dólar en tres ruedas le arrebató casi toda la ganancia de agosto al plazo fijo. Con el cierre de la divisa en bancos y casas de cambio a $46,69, un alza de 83 centavos respecto al viernes, en lo que va del mes la divisa subió 3,37%. Otro día fatídico como el del apertura de la semana, les arrebatará todas las ventajas a las colocaciones en pesos.

Otro día fatídico como el del apertura de la semana, les arrebatará todas las ventajas a las colocaciones en pesos

En la plaza mayorista, la divisa está a 10 centavos de tocar el récord. Cerró a $45,49, muy cerca del máximo del día a pesar de que en los 10 minutos finales hubo una pulseada incesante entre el Banco Central y compradores donde se hicieron fuertes apuestas en la plaza de futuros y salieron bancos oficiales a vender billetes. Pero el dólar no cedió un ápice. El mayor logro de este esfuerzo fue evitar que cierre en el máximo del día con lo que hubiera superado el récord de $45,59. De todas maneras, la divisa en esa plaza aumentó 82 centavos con escasos negocios por USD 747 millones por la ausencia de exportadores.

La dolarización de las carteras esta semana parece inevitable porque desapareció el estímulo del "carry trade"" -apostar a que el peso suba más que el dólar para luego volver a la moneda de Estados Unidos-. Ni siquiera el esfuerzo del Banco Central por subir la tasa de referencia en la licitación de Letras de Liquidez (Leliq) pudo desalentar que no se renovaran la mayoría de los plazos fijos.

De hecho, se licitaron $257.062 millones por los que el Central pagó 61,59% anual, una tasa que es 0,50 puntos superior a la del día anterior y acumula un alza de 1,20 puntos en lo que va del mes. Esa tasa no pudo frenar que se vayan de las Leliq $25 mil millones que estarán presentes en el mercado buscando los dólares.

La suba de la tasa de las Leliq  no pudo frenar que se vayan de las Leliq $25 mil millones que estarán presentes en el mercado buscando los dólares

"Cuando ocurren estas situaciones, el daño es tremendo", dijo Luis Palma Cané de Fimades, que explicó que en este momento el dinero viaja a Estados Unidos buscando refugio y que la revaluación del dólar voltea los precios de los productos que exporta la Argentina, a la vez que "influye sobre la inflación del mundo".

Y razón no le faltó porque estas fueron los escombros que dejó el enfrentamiento entre China y Estados Unidos. La devaluación del reminbi, la moneda china en 7 yuanes (la unidad en que se mide el reminbi) llevó a que el dólar cotizara a 6,9225 yuanes. En 2005 la moneda china estaba en 7,50 yuanes por dólar y se la considera a atrasada. La devaluación fue una bomba de tiempo para el mundo y la onda expansiva golpeó a todas las bolsas, incluidas las asiáticas.

Derrumbe de las Bolsas del mundo

En Wall Street, el Dow Jones perdió 2,90%, el S&P 500, retrocedió 2,98% y el Nasdaq 3,41% afectado por el tropiezo de Apple en China que le hizo perder 5,235 de su valor en Estados Unidos. Las Bolsas asiáticas y europeas cayeron todas más de 2%. En la región, el Bovespa de San Pablo se derrumbó 2,56%, el IPSA de Chile, 2,15%, mientras Méjico enfrentaba su quinta caída consecutiva y se retrasaba 1,26%. También cayeron las bolsas de Lima y de Bogotá.

El Bovespa de San Pablo se derrumbó 2,56%, el IPSA de Chile, 2,15 por ciento

Las monedas de la región padecieron fuertes caídas a pesar de que el dólar perdió 0,71% frente a las seis principales monedas del mundo, en particular el euro ante el que bajó casi 1%. El real cayó 2,28%; el peso chileno 1,51 y el mejicano nada menos que 2,14%. La moneda argentina cedió 1,83 por ciento.

La Argentina fue la menos afectada, pues la caída fue del S&P Merval, el índice de las acciones líderes, fue de 1,17% y los papeles más afectados fueron los de Central Puerto 3,40% y Edenor 3,54%. Los bancos pagaron sus costos con bajas algo menores a las de las empresas de electricidad. Los negocios fueron muy bajos: $559 millones.

Pero el golpe grande fue en Wall Street donde los ADR's argentinos -certificados de tenencias de acciones- no lograron una sola suba. Loma Negra perdió 6,85%; MercadoLibre, 6,58% y Central Puerto, 5,16 por ciento.

Fuente: Rava Online – Cotizaciones en dólares (actualizado 16:55)
Fuente: Rava Online – Cotizaciones en dólares (actualizado 16:55)

Es que la huida de los dólares de países emergentes fue masiva, al punto que la suba del Bono del Tesoro hizo que su rendimiento a 10 años bajara a 1,73%. Los títulos más cortos a 2 años rindieron 1,57% anual, una situación que no se vio desde hace 3 años. Por supuesto, la valorización de los títulos norteamericanos disparó los indicadores de riesgo país.

La huida de los dólares de países emergentes fue masiva, al punto que la suba del Bono del Tesoro hizo que su rendimiento a 10 años bajara a 1,73% anual

El de Argentina fue castigado con un aumento de del Índice de Riesgo país de 9,05%, a 904 puntos básicos, pero también golpeó a Brasil, Chile, Méjico, Colombia y Perú. El derrumbe de los bonos locales fue devastador. Las pantallas de los bancos, mostraban interminables órdenes de venta en la columna del "offer" y una notable ausencia de compradores en las del "bid".

El Bonar 2024, el bono de referencia de la deuda, bajó 1,35% a lo que hay que sumarle la caída del peso. El Bonar 2020, el más sensible de todos porque vence el año que viene, perdió 0,65%. El Bonar 2024 ahora rinde más de 16% anual. y el 2020, casi 18%, una muestra de la desconfianza en lo que puede suceder a futuro con el pago de la deuda.

Las reservas del Banco Central a pesar de la suba del oro de 0,29% y de la revalorización del euro, perdieron USD 519 millones a USD 67.036 millones, por el impacto directo de la depreciación del yuan.

Las reservas del Banco Central a pesar de la suba del oro de 0,29% y de la revalorización del euro, perdieron USD 519 millones a USD 67.036 millones, por el impacto directo de la depreciación del yuan

El clima para la rueda siguiente no es el mejor, pero Donald Trump siempre frena unos centímetros antes de estrellarse contra la pared. Esta con una popularidad alta, muy alta, de 45 puntos y no la va a rematar en las consecuencias de este enfrentamiento.

La Argentina, dentro de todo tuvo costos más bajos a los esperados. El dólar sigue por debajo de los máximos de hace unos meses, por lo que no debería influir en la inflación. Son cuatro ruedas hasta las PASO y hay velas encendidas en la Casa Rosada y el Banco Central. Armas, quedan pocas. Las tasas no son efectivas en un escenario como este. Solo un movimiento sorpresivo del presidente norteamericano puede aliviar a los mercados del mundo.

Seguí leyendo: