La autoridad monetaria avanza con su objetivo de reducir el stock de Lebac en circulación y que el ahorro en títulos públicos se canalice hacia los Bonos de la Tesorería
La autoridad monetaria avanza con su objetivo de reducir el stock de Lebac en circulación y que el ahorro en títulos públicos se canalice hacia los Bonos de la Tesorería

El Banco Central enfrentó este martes vencimientos por $529.320 millones en Lebac, casi el 50% del stock de Letras en circulación.

Como había anticipado Infobae, el vencimiento de las Letras del Banco Central no fue renovado en su totalidad, porque parte de sus tenedores comenzaron a incrementar sus portafolios con el Bono Dual de la Tesorería, y porque hubo una tarea previa de la autoridad monetaria de rescate parcial de los títulos con la recompra en el mercado secundario.

Aun así, debió convalidar las altas tasas que tienen estos instrumentos, y que en el mercado secundario se ubicaron al cierre de la jornada en 45,5% anual. Redujo en medio punto porcentual para el tramo de 28 días, a 46,5% anual, pero las elevó para los plazos de 63 a 126 días. 

Como es habitual, la entidad encabezada por Luis Caputo aclaró que "dado que la la liquidación de esta subasta se realiza al día siguiente, para computar el efecto monetario deberá sumarse la absorción o expansión que ocurra mañana por pases, Leliq u operaciones de mercado secundario de Lebac".

Para computar el efecto monetario el Banco Central aclaró que deberá sumarse la absorción o expansión que ocurra mañana por pases, Leliq u operaciones de mercado secundario

Destacó la autoridad monetaria que "parte de la menor renovación de Lebac se explica por el impacto de los mayores encajes bancarios en la necesidad de liquidez del sistema".

Justamente, a partir de mañana el conjunto de las entidades deberá esterilizar otro 3% del total de sus depósitos en caja de ahorro y a la vista; significa inmovilizar en sus tesoros y en Letras del BCRA unos $60.000 millones.

En junio último, el Banco Central había renovado solo el 60% (unos $308.473 millones) de un vencimiento por $514.779 millones, pese a subir la tasa a un récord de 47% anual para el plazo más corto.

El BCRA viene tratando de aplanar la curva de rendimientos para convencer a los inversores de migrar hacia Lebac de mayor plazo, aunque todavía no logró que la tasa de inflación converja a la "banda centro" que fijó como criterio cuantitativo para el cierre del año.

Así, mientras que bajó en medio punto porcentual la tasa de corte para el plazo de 28 días, a 46,5% anual, subió en 2,1 puntos porcentuales la de 63 días, a 45% anual; y en menor medida para los plazos más largos de 91 y 126 días, en 0,75 pp en el primer caso, a 43,75% anual; y 0,36 pp en el segundo, a 42,35% anual.

Para el plazo intermedio de 63 días la tasa de las Lebac se elevó en 2,1 puntos porcentuales, a 45% anual

Renta muy superior a la tasa de inflación

Las tasas de las Letras a junio en el mercado secundario cerraron el viernes último en 40% anual, mientras que el retorno de los títulos que vencen en octubre alcanzó el 38,75% anual, en ambos casos muy por debajo de la tasa de inflación de los últimos 12 meses, pero muy inferior a la proyección a un año de la tasa de 3,7% que el Indec midió para junio, que fue de más del 54 por ciento.

Las Letras de las Lebac pagan más que la inflación pasada, pero hoy se ubican por debajo de la tasa anualizada de la suba del IPC en junio del 54,6 por ciento

Este lunes, el Tesoro logró colocar títulos por casi $45.000 millones, equivalentes a unos USD 1.640 millones, en pesos y tasa fija cercana al 26% anual.

Los agentes de mercado consideraron a esta emisión una especie de "encaje remunerado", pues la colocación tuvo como principales destinatarios a los bancos, que por decisión de la entidad monetaria deben incrementar el porcentaje de tenencias en reserva, en efectivo en sus cajas o en sus cuentas en el BCRA.

Seguí leyendo: