El economista Lucas Llach, ex presidente del BCRA.
El economista Lucas Llach, ex presidente del BCRA.

El ex vicepresidente del Banco Central Lucas Llach reconoció errores en la gestión de Federico Sturzenegger en la autoridad monetaria, pero consideró que "no es bueno que cambien tanto los presidentes de los bancos centrales".

Según el economista, "un error fue no haber participado más en las metas de inflación, que fueron muy ambiciosas, sobre todo en el primer año".

"Eso nos puso en un lugar donde, si bien la inflación bajaba, la percepción era que estábamos fracasando porque no cumplíamos esas metas", añadió.

En declaraciones a CNN, Llach sostuvo que "la lección que me llevo es que es muy difícil hacer intervención cambiaria en países tan volátiles, porque la información va cambiando todo el tiempo".

La inflación bajaba, pero la percepción era que estábamos fracasando porque no cumplíamos las metas

A su criterio, "el dólar a 20 pesos, por ahí, era visto como mucho en un momento, pero después el mercado lo ve en 22. Y después 22 también resulta poco".

Con relación a las LEBAC, comentó: "Es un error hablar en términos de tasa anual cuando en realidad es mensual. Una tasa de 40% anual es más o menos un 3% mensual. El que invierte en LEBAC hace la cuenta de si cree que el dólar va a subir más de 3% este mes o no".

"La tasa de 40% anual es altísima, pero es una tasa que todo el mundo sabe que es para una situación de crisis financiera. Es totalmente temporal", evaluó.

SEGUÍ LEYENDO:

También estimó que ese nivel de tasa bajará cuando "se tranquilice" el mercado cambiario, pero aclaró: "No va a ser muy baja, porque si uno quiere combatir la inflación no conviene".

Por último, Llach se refirió a la renuncia de Federico Sturzenegger de la presidencia del Banco Central: "Cuando el dólar empezó a subir hubo algunas intervenciones del BCRA que no fueron exitosas y eso tuvo algún efecto sobre la credibilidad. En un país como el que nos gustaría es bueno que no cambien tanto los presidentes de los bancos centrales".

"Pero en uno tan inestable como Argentina, él tuvo la sabiduría de dar un paso al costado", concluyó.