La economía luego de las PASO: en el Gobierno descartan una devaluación y un rebrote inflacionario tras las elecciones

Desde Casa Rosada aseguran que en los últimos meses del año, con las paritarias, debería darse vuelta la carrera de los salarios contra los precios y afirman que “no hay condiciones” para un salto cambiario

El Gobierno asegura que en los últimos meses del año con las últimas paritarias debería darse vuelta la carrera de los salarios contra los precios
El Gobierno asegura que en los últimos meses del año con las últimas paritarias debería darse vuelta la carrera de los salarios contra los precios

El Gobierno descarta que el resultado de las elecciones de este domingo tengan algún impacto en la trayectoria que planteó para la economía de esta última parte del año y espera que el escenario de pandemia más relajado haga repuntar actividades que se mantuvieron bien por debajo de los sectores que son actualmente la punta de lanza de la recuperación.

La hoja de ruta que los próximos meses para la economía, de acuerdo a las consultas de Infobae en distintos despachos oficiales, incluye una carrera entre salarios e inflación que hacia fin de año termine por mostrar que los ingresos de las familias le sacaron alguna ventaja a la suba de precios, algo que hasta mitad de año solo se veía, y con poca diferencia, para los asalariados del sector privado. Para otros sectores del mercado laboral, como los empleados del sector público y los informales, esa brecha es más alta, de acuerdo a datos del Indec.

La hoja de ruta económica que diseñó el Gobierno para los próximos meses incluye que los salarios le ganen este año la carrera contra la inflación, un dólar controlado y que los sectores más impactos por la pandemia comiencen a repuntar

Para eso, el Gobierno se apoya en dos supuestos: que la inflación continuará la tendencia de desaceleración y que eso coincidirá con el impacto de los incrementos salariales de las paritarias, lo que incidirá en el sector privado y público registrado, aunque no en los empleados informales, sobre los que, se suele creer, tienen como “referencia” la evolución del salario mínimo, que tendrá otro reajuste tras la reunión que tendrán empresarios y gremios a fines de septiembre.

Es lo que en el Poder Ejecutivo definen como “un tiempo para cada uno”, en términos futbolísticos, en la primera mitad del año el salario perdió en términos generales poco menos de tres puntos porcentuales, al comparar el 25,3% de avance del IPC contra el 22,8% de los salarios, según los datos del organismos estadístico. El segundo semestre, bajo esa lógica, debería servir para compensar el escenario del período enero-junio.

La actividad económica muestra sectores con fuertes repuntes como la industria pero otros más rezagados por la pandemia. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
La actividad económica muestra sectores con fuertes repuntes como la industria pero otros más rezagados por la pandemia. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Para los funcionarios del equipo económico la desaceleración inflacionaria es un proceso “sostenible” y creen que en los próximos meses debería arrimar al Índice de Precios al Consumidor a un área más cercana al 2%, por el momento lejos del 3% que registró julio. Incluso, admiten, esa tendencia a la baja de la inflación podría haber tenido algún “alto” durante las semanas de elecciones, pero arriesgan que debería continuar una vez pasada la instancia electoral.

En segundo lugar, en ese croquis económico hasta fin de año, aparece como un elemento central el dólar, que llegaría a las PASO con cierta tranquilidad tras algunos movimientos de precio durante julio. En distintas oficinas del equipo económico descartan de plano que el Gobierno tenga en sus planes una devaluación del tipo de cambio después de las elecciones primarias o de las generales, sea cual fuere el resultado electoral.

Para los funcionarios del equipo económico la desaceleración inflacionaria es un proceso “sostenible” y que en los próximos meses debería arrimar al Índice de Precios al Consumidor a un área más cercana al 2%, por el momento lejos del 3% que registró julio

Esa consideración puede ser algo lógica, ya que ninguna administración anticiparía un movimiento de ese tipo, pero en los despachos incluso argumentan que no hay “condiciones objetivas ni necesidad” de hacerlo, porque entre otras cosas, afirman, no detectan que haya algún tipo de atraso en la cotización.

Por otra parte, la actividad económica debería comenzar a mostrar algunos síntomas de salida de pandemia, que en el Ejecutivo interpretan que debería notarse a través de un repunte más marcado de sectores que todavía no fueron alcanzados por la recuperación de los últimos meses, como los que están más ligados al turismo y al esparcimiento.

Guzmán, también en campaña
Guzmán, también en campaña

Esa economía a “dos velocidades” como la suele llamar el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, opera actualmente por detrás de la prepandemia, de acuerdo a un informe de esa misma cartera. Hacia el segundo trimestre de 2021, estaba aún un 5% por detrás de ese mismo tramo de 2019.

Ya con los datos de producción industrial de julio que publicó el Indec esta tarde, una fuente oficial remarcó que los pocos sectores que mostraron un retroceso en su nivel de actividad fueron puntuales como colchones o tabaco. En ese informe, de todas formas, hubo dos datos menos alentadores: la cantidad de empresas fabriles que espera aumentar su producción en los próximos tres meses cayó de 31,8% del total encuestado por el Indec al 29,7 por ciento.

En el Ministerio de Economía prefieren no hablar de economía post o pre PASO, sino “de un modelo económico pre diciembre 2019 y post diciembre 2019″. “Los indicadores claramente reflejan que hay una recuperación. Hoy estamos superando niveles 2019. Por ejemplo, el índice de producción industrial que salió hoy muestra que en los primeros 7 meses de este año los valores están en 4,9% por arriba de mismo periodo de 2019″, consideraron.

“Lo que se hace y se seguirá haciendo es impulsar la reactivación con más inversión en infraestructuras, educación, salud. Todo lo que se hizo permite hoy poder hablar de un crecimiento para 2021 de 8%”, explicaron a Infobae desde el Palacio de Hacienda.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online