Frente a una inflación en alimentos en alza, el Gobierno busca renovar Precios Cuidados con subas de hasta 8% por tres meses

La semana próxima vence el programa y Comercio Interior ya comenzó las conversaciones con las empresas de consumo masivo para revisar costos y valores al público. No autorizarán aumentos mayores a un dígito

Foto: EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
Foto: EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Aunque el freno en el ritmo de devaluación ya está teniendo un efecto positivo sobre los precios -la inflación insinúa un proceso de desaceleración-, el costo de los alimentos y bebidas se mantiene en niveles superiores al 3% y ello se produce en un contexto en el que el congelamiento de Precios Máximos finalizó en junio y se produjeron aumentos en muchos productos de las categorías básicas. Pese al freno del dólar, la tensión de costos permanece latente, ahora reforzada por paritarias que están cerrando en torno al 45%, por lo que hacia adelante se sostendrá la presión de las empresas por trasladar estos incrementos a los precios.

Consciente de esta realidad, y a meses de las elecciones, el Gobierno tiene la firme convicción de seguir controlando los precios de los alimentos. La semana próxima vence el programa Precios Cuidados -el 7 de julio- y deberá negociar con cada una de las compañías que forman parte del programa los nuevos valores que regirán para el trimestre julio-septiembre. Para el AMBA, hoy hay 679 productos y si bien el objetivo oficial es ir ampliando cada vez más ese portfolio, no habría grandes incorporaciones en esta oportunidad. Vale recordar que semanas atrás, mediante un acuerdo firmado con la industria láctea, se sumaron 35 nuevos productos de este rubro.

Las empresas ya enviaron a la Secretaría de Comercio Interior la información sobre la evolución de los costos en el trimestre anterior, pero no esperan que se tengan en cuenta completamente para la autorización de los nuevos precios. Los aumentos hasta ahora nunca han superado el dígito y lo mismo sucederá ahora, reconocen en el sector privado, que no espera incrementos superiores al 8%. La estrategia es la misma que encarará el equipo de Paula Español, una vez finalizada esta negociación, para negociar bimestralmente las subas de precios de todos los productos que no integran Precios Cuidados y que ya quedaron liberados del control de Precios Máximos.

“Los costos entre abril y junio, en promedio, se incrementaron alrededor del 13%, pero el atraso que traemos desde comienzos de año es del 27%. De todas formas, en el primer trimestre los costos habían subido 11% y apenas nos autorizaron subir 3,5% los precios”, dijeron, resignados, en una firma del sector, al agregar que además ahora se sumarán las paritarias. En otra importante compañía alimenticia coincidieron en que los incrementos deberían trepar al 20% para cubrir los costos.

Pero la discusión llegará después, cuando tengan que negociar los precios de todo el resto de los productos, que ya no están atrapados por la Resolución 100 pero igualmente siguen bajo la lupa oficial. Al respecto, Comercio Interior mantuvo en las últimas semanas reuniones individuales con las compañías en las que lo único que se les dijo es que los convocarán en breve para discutir subas bimestrales “suaves y ordenadas”. Además, instruyó a las cadenas de supermercados a no aceptar nuevas listas con aumentos adicionales a las ya habilitadas a partir de los deslistamientos de las diferentes categorías. Los últimos fueron de hasta 8% en los productos básicos.

Evolución del precio de los alimentos

El valor de los alimentos siguió la tendencia del resto de los rubros que componen el Indice de Precios al Consumidor (IPC) y marcó en junio una desaceleración respecto del ritmo que registraba en mayo. Si bien los datos oficiales se conocerán recién en unos días, las consultoras que relevan precios proyectan que el aumento de los alimentos y las bebidas no alcohólicas se ubicará en torno al 3,5%. En mayo, el Indec informó que este rubro trepó 3,1%.

El Gobierno negocia con las empresas de consumo masivo para renovar Precios cuidados la semana próxima, con subas que no superarán el 8%
El Gobierno negocia con las empresas de consumo masivo para renovar Precios cuidados la semana próxima, con subas que no superarán el 8%

La primera semana de junio todavía mostraba aumentos superiores al 1%, pero a partir de la segunda la suba comenzó a ser menor y la cuarta casi no registró aumentos, o incluso para algunas consultoras como EcoGo, una baja de precios. Para la firma que dirige Marina Dal Poggetto, la inflación promedio en alimentos de junio fue del 3,6% -ayer aún no tenían el dato de esta semana-, con incrementos semanales del 1,2%, 0,7%, 0,9% durante las primeras tres, y una baja de 0,2% en la última. Para LCG, que lidera Guido Lorenzo, la evolución fue de 0,6%, 1,6%, 0,6% y 0,1%, y el promedio de las cuatro semanas, 3,3%.

“Con una contracción de 0,9%, las frutas y las carnes mostraron la variación más significativa de la última semana. De esta forma, las frutas cierran el mes con una caída de 3,8% mientras que las carnes muestran una suba de 4,6%. A su vez, los aceites finalizan con una corrección de -1,4% en la última semana que moderan el aumento acumulado en el mes (5,8%). En el caso de las bebidas e infusiones, la suba de 1,9% en otras bebidas alcohólicas y 2,5% en el té se vio compensada por una baja en las bebidas gaseosas de 2% y de 1,5% en el café, lo que el rubro se mostró neutral en la semana. Sin embargo, el incremento acumulado en el mes asciende a 5,8%”, detalló EcoGo en su informe de la semana pasada.

Según los números de Ecolatina, la inflación en alimentos se aceleró durante la primera quincena respecto de la misma de mayo, pero aún no tenían el cierre completo del mes, por lo que se mostraron cautos en torno al resultado final. Lo que sí precisó el economista Matías Rajnerman es que a diferencia de lo que sucedió en los meses anteriores, cuando sólo subían fuerte algunos rubros, en junio casi todos subieron por igual, “y eso es un problema porque tiene más persistencia en el tiempo”, dijo.

Para LCG, los lácteos y los aceites son los rubros dentro de alimentos que más subieron en junio, con aumentos cercanos al 6%. A su vez, productos de panificación, cereales y pastas treparon, en promedio de las primeras cuatro semanas del mes, 4,6%, mientras que bebidas e infusiones para consumir en el hogar, 4,1%. “Se percibe una muy leve desaceleración en este rubro. Pero pese a los esfuerzos, la inflación no da tregua y sigue en torno al 3% mensual. Los bienes de primera necesidad siguen aumentando a un ritmo superior a ese porcentaje y complica a los deciles más bajos. De seguir a esta velocidad, terminaría el año en un 50%, por lo que difícilmente los salarios le ganen a la inflación este año y sería el cuarto año de caída real el poder de compra”, manifestó Lorenzo.

SEGUIR LEYENDO:




Información provista porInvertir Online