Guzmán reiteró su pedido para que la Argentina pueda conseguir más recursos del FMI

Fue en una reunión regional de ministros en la que participó la directora gerente, Kristalina Georgieva

Guzmán participó de un encuentro con Georgieva
Guzmán participó de un encuentro con Georgieva

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, mantuvo una reunión con todos los ministros del continente americano en la que el ministro Martín Guzmán reiteró su pedido para que la Argentina pueda pagar menos por su crédito y recibir más recursos de los países ricos.

Según se informó, el encuentro virtual sirvió para que los ministros pudieran hablar de sus prioridades y las medidas que adoptaron para hacer frente a la crisis.

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, expresó tras el encuentro: “Tuve el honor de unirme a mis colegas Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales del Hemisferio Occidental en un debate en el FMI hoy. La importancia del diálogo multilateral nunca ha sido mayor, especialmente entre este grupo de países con intereses comunes tan evidentes”.

Martín Guzmán reiteró su pedido para que la Argentina pueda pagar menos por su crédito y recibir más recursos de los países ricos

También, se dialogó sobre el rol del FMI en este contexto, en sintonía con la declaración que todos ayer firmaron del Comité Monetario y Financiero Internacional.

Allí, expresaron que “la economía mundial se está recuperando de la crisis más rápido de lo previsto el pasado octubre, gracias a una respuesta política sin precedentes y a los rápidos avances en el desarrollo de vacunas”.

“Pero las perspectivas de recuperación son muy inciertas y desiguales dentro de los países y entre ellos, debido a las diferencias en el espacio político, las diferentes estructuras y rigideces económicas, las vulnerabilidades preexistentes y el acceso desigual a las vacunas”, advirtieron.

“Las elevadas vulnerabilidades financieras podrían plantear riesgos, en caso de que las condiciones financieras mundiales se endurezcan rápidamente. La crisis puede causar secuelas prolongadas y exacerbar la pobreza y las desigualdades, mientras que el cambio climático y otros retos compartidos son cada vez más acuciantes”, indicaron.

Martín Guzmán, Miguel Pesce y Sergio Chodos
Martín Guzmán, Miguel Pesce y Sergio Chodos

“Calibraremos nuestras políticas y reforzaremos la cooperación para salir de la crisis de forma duradera. Insistimos en la necesidad de una fuerte cooperación internacional para acelerar la producción de vacunas y apoyar una distribución asequible y equitativa para todos”, aclararon.

Con este objetivo, “seguimos apoyando el trabajo de la Organización Mundial de la Salud, la colaboración del Acelerador ACT y su Mecanismo COVAX”.

“Mantendremos nuestro apoyo político, adaptado a las circunstancias de cada país, hasta que las limitaciones de la actividad económica disminuyan de forma significativa, continuando con la prioridad del gasto sanitario y la asistencia a los más vulnerables, al tiempo que se preserva la sostenibilidad fiscal a largo plazo”, afirmaron.

“Cuando proceda, la política monetaria deberá seguir siendo acomodaticia, en consonancia con los mandatos de los bancos centrales. Seguiremos vigilando y, cuando sea necesario, abordando las vulnerabilidades financieras y los riesgos para la estabilidad financiera, incluso con políticas macro prudenciales”, señalaron.

“Seguiremos vigilando y cooperando para reducir con el tiempo los excesivos desequilibrios mundiales mediante políticas macroeconómicas y estructurales que apoyen el crecimiento mundial sostenible”, agregaron.

“La importancia del diálogo multilateral nunca ha sido mayor, especialmente entre este grupo de países con intereses comunes tan evidentes” (Yellen)

“Unos fundamentos fuertes y unas políticas sólidas son esenciales para la estabilidad del sistema monetario internacional. Seguimos empeñados en que nuestros tipos de cambio reflejen los fundamentos económicos subyacentes y observamos que la flexibilidad de los tipos de cambio puede facilitar el ajuste de nuestras economías”, indicaron.

“Seguiremos consultando estrechamente la evolución del mercado de divisas. Reconocemos que la excesiva volatilidad o los movimientos desordenados de los tipos de cambio pueden tener implicaciones adversas para la estabilidad económica y financiera”, indicaron.

“Nos abstendremos de realizar devaluaciones competitivas y no fijaremos nuestros tipos de cambio con fines competitivos”.

“Acogemos con satisfacción los esfuerzos del FMI para ayudar a los miembros a una recuperación sostenida de la crisis. Pedimos al FMI que presente una propuesta exhaustiva sobre una nueva asignación general de Derechos Especiales de Giro (DEG) de 650.000 millones de dólares para ayudar a satisfacer la necesidad mundial a largo plazo de complementar las reservas, mejorando al mismo tiempo la transparencia y la rendición de cuentas en la notificación y el uso de los DEG”.

“Pedimos al FMI que trabaje con sus miembros para seguir explorando formas de canalización voluntaria de los DEG después de la asignación”, concluyeron.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online