Jornada financiera: el dólar libre cayó a su cotización más baja desde septiembre del año pasado

Cerró a $140 y la brecha con el oficial quedó en su menor nivel en un año. El BCRA empezó abril con compras por USD 65 millones. Los ADR terminaron mixtos en una rueda con récords en Wall Street y el riesgo país siguió cerca de los 1.600 puntos

El BCRA regula los precios del dólar. (EFE)
El BCRA regula los precios del dólar. (EFE)

El dólar libre restó un peso este lunes, para cerrar operado a $140 para la venta en el reducido mercado paralelo. La divisa “blue” profundiza la pérdida a un 15,7% o 26 pesos en lo que va de 2021. Y en poco más de cinco meses, el dólar “blue” cayó 28,2% o 55 pesos, tras anotar un máximo histórico de $195 para la venta el 23 de octubre del año pasado.

El dólar paralelo tocó así su piso de 2021 -ya había negociado a este valor el pasado 11 de marzo- y regresó a su precio mínimo desde el 18 de septiembre de 2020.

En el mercado mayorista, la divisa avanzó este lunes 24 centavos, (+0,3%), a $92,24, con una brecha de 51,8% respecto del dólar marginal, la más reducida desde el 15 de abril de 2020.

Acorde al período de mayores liquidaciones del agro, el monto operado en el segmento de contado (spot) alcanzó los USD 341,5 millones, un 60% más elevado que el promedio diario de los últimos meses, en que le costaba despegarse de los 200 millones de dólares.

Fuentes privadas estimaron en unos USD 65 millones el saldo positivo para el Banco Central por su intervención.

En cuatro meses el BCRA sostiene un saldo neto a favor de unos USD 3.000 millones por sus intervenciones cambiarias

“Todo parece indicar que el próximo desafío recién llegará en agosto, un mes en que ya se tiene menor liquidación de cosecha del agro, hay altos vencimientos en pesos para el Tesoro, el dólar va a haber acumulado cierto atraso a lo largo del año, y las elecciones legislativa de octubre estarán ‘a la vuelta de la esquina’”, comentó Roberto Geretto, economista de Fundcorp.

El Banco Central acumuló en los últimos cuatro meses un saldo comprador de unos USD 2.900 millones, apuntalado por ingresos récord del agro, que liquidó más de USD 8.400 millones entre diciembre y marzo.

A través de la operatoria con bonos, el BCRA vende dólares a $142 (MEP) y le pone un techo cada vez más bajo al “blue”

Pero en ese mismo lapso, habría efectuado compras de bonos públicos contra dólares por unos USD 900 millones, cifra que los analistas estiman en base al rubro “Otros”, dentro de los factores de explicación de las reservas internacionales que informa el Banco Central.

A través de operaciones de compraventa de títulos públicos -ventas contra pesos y compras contra dólares- la autoridad monetaria mantiene acotada el alza de las paridades cambiarias en la Bolsa, donde el dólar MEP se pacta próximo a los $142, lo que le pone un techo al dólar “blue”.


“Los dólares financieros siguen ‘anestesiados’ a partir de las intervenciones que extienden su calma, además de la mayor oferta privada, a pesar de la creciente percepción de abaratamiento entre los operadores”, resumió Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

Récord en Wall Street

En Wall Street, el índice Dow Jones (+1,1%)y el promedio S&P 500 (+1,4%) apuntaron nuevos máximos históricos, empujados por el dato laboral norteamericano del viernes, que mostró un aumento de 916.000 empleos en marzo y un descenso de la tasa de desempleo al 6% en Estados Unidos, gracias a la aceleración de la campaña de vacunación y al estímulo fiscal, que marcó el comienzo del que podría ser el mejor desempeño económico anual en décadas.

Los ADR de compañías argentinas terminaron con cifras mixtas. Entre las alzas, destacó Bioceres, con una ganancia de 6,2% en el día y de un 80,7% desde comienzos de 2021. YPF retrocedió 2,2%, a USD 4,15, en una rueda en la que el precio del petróleo (-4,3%) volvió a caer debajo de los USD 59 el barril para la variedad del crudo ligero de Texas.

En cuanto a los bonos Globales en dólares, negociaron con escasas variantes, pero una renovada suba de la tasa de los bonos del Tesoro de EEUU a diez años, a 1,72%, presionó a un aumento marginal del riesgo país de Argentina, a 1.593 puntos básicos a las 17 horas.

En el plano local continuó la prudencia por el futuro financiero en medio del inicio de una segunda ola de COVID-19, las lentas negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), un abril donde se proyecta una alta liquidación de dólares de los exportadores cerealeros por la venta de su cosecha gruesa y en un año de elecciones de medio término en octubre.

El índice bursátil S&P Merval de Buenos Aires ganó un 1,3%, a 48.597 unidades, en una ronda selectiva de negocios luego de registrar una pérdida del 0,9% durante marzo.

Los bonos operados en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) rotaron de tendencia y pasaron a terreno negativo hacia la parte final de las transacciones con una final del -0,3% promedio en pesos, igual porcentaje registró el título de referencia Bonar 30 (AL30).

En una entrevista con CNN, el ministro de Economía Martín Guzmán dijo que “cambiar el plazo de diez años en la renegociación con el FMI es una negociación geopolítica que no va a suceder antes de mayo”. También reconoció que “hoy la economía no podría soportar un cierre total, una cuarentena estricta” y confió que el Gobierno revisó al alza las proyecciones de crecimiento de este año a 7% desde 5,5%, lo que definió como “un pronóstico prudente”.

SEGUÍ LEYENDO