En medio de las negociaciones por un nuevo acuerdo, el ministro Martín Guzmán elogió al FMI en un foro internacional

Expuso ante sus pares del G20 el caso “exitoso” de la Argentina en la renegociación con los acreedores privados y destacó el apoyo del organismo multilateral. En tanto, Kristalina Georgieva advirtió que la crisis no ha terminado

Guzmán apoyó la iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI), que permite interrumpir los pagos de la deuda a los países más vulnerables golpeados por la pandemia del COVID 19.
Guzmán apoyó la iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI), que permite interrumpir los pagos de la deuda a los países más vulnerables golpeados por la pandemia del COVID 19.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, habló hoy en la reunión extraordinaria de Ministros de Finanzas y Presidentes de Bancos Centrales del G20, donde ratificó el apoyo de la Argentina a la Iniciativa del Grupo de los 20 de suspensión del servicio de la deuda a los países más vulnerables golpeados por la pandemia del COVID 19.

Como parte de lo que enfrentamos, vemos que muchos países atravesarán procesos de reestructuración de la deuda en el futuro cercano, por lo que respaldamos y apoyamos plenamente el DSSI. Argentina cree que jugará un papel positivo”, sostuvo Guzmán, al participar esta mañana del encuentro que tenía como objetivo fue aprobar un marco común para abordar los problemas de endeudamientos de los países de bajos ingresos.

El ministro hizo referencia al caso de la renegociación de la deuda con los acreedores privados en donde reiteró que las Cláusulas de Acción Colectiva (CACs) “funcionaron de manera positiva” en el proceso de reestructuración argentino. De todas formas, sostuvo que no son suficientes y que se requieren soluciones multilaterales para mejorar estos procesos.

Expuso el caso argentino de renegociación con los privados y el uso de las cláusulas de acción colectiva
Expuso el caso argentino de renegociación con los privados y el uso de las cláusulas de acción colectiva

“Las CACs jugaron un papel importante. Muchos analistas consideran que serían suficientes y que Argentina fue prueba de ello, nosotros no creemos que sea así: si bien las CACs ayudaron, pensamos que hay margen para mejorar el marco de reestructuración de la deuda soberana”, sostuvo Guzmán.

Los dichos del ministro se dan en medio de una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) con la que la Argentina está discutiendo el modelo de reestructuración de la deuda por USD 44.000 millones que tiene el país con el organismo y un nuevo programa que sería de facilidadfes extendidas.

Respecto del Fondo, Guzmán volvió a destacar “el rol positivo que jugó el FMI” en la experiencia argentina, “especialmente al realizar un análisis de sostenibilidad de la deuda que sirvió de ancla para las discusiones y negociaciones entre el deudor soberano y los acreedores”.

Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, también apoyó la suspensión, pero recomendó utilizar ese tiempo para acomodar las finanzas de los países
Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, también apoyó la suspensión, pero recomendó utilizar ese tiempo para acomodar las finanzas de los países

“Vemos la necesidad de mejorar los marcos; en primer lugar, es fundamental que los acreedores tomen en serio las limitaciones de sostenibilidad de la deuda, y que el análisis de sostenibilidad de la deuda se base en supuestos sólidos y serios”, afirmó.

El apoyo de Georgieva a la iniciativa

Por su parta, la directora del FMI, Kristalina Giorgieva, señaló que la Iniciativa de suspensión del servicio de la deuda ha proporcionado a los países un “respiro” muy necesario. “Para algunos de los que enfrentan dificultades temporales para pagar su deuda, este respiro es suficiente. Pero hay países donde los niveles de deuda no son sostenibles. Y este tiempo de suspensión debería utilizarse para llevarlos a un nivel sostenible. Aquí es donde entra en juego el oportuno Marco Común: un enfoque coordinado para el tratamiento de la deuda, un enfoque estandarizado, pero con una resolución caso por caso”.

Luego de señalar que había que sumar al sector privado para obtener “soluciones rápidas”, explicó que “el costo de hacerlo tanto para los acreedores como para los deudores sería menor”, se refirió al rol del Fondo en este escenario.

"No estamos fuera de peligro. Esta crisis no ha terminado", sentenció Georgieva
"No estamos fuera de peligro. Esta crisis no ha terminado", sentenció Georgieva

“Acepto total y sinceramente sus expectativas sobre el papel del FMI. ¡Cumpliremos con sus expectativas! Apoyaremos la implementación del marco, especialmente a través de programas respaldados por el Fondo que promuevan políticas económicas sólidas y proporcionen financiamiento fresco, esencial para sustentar la recuperación económica duradera y para asegurar que, después de la reestructuración, los países puedan pagar esta deuda reestructurada”, señaló la ejecutiva del FMI.

Georgieva también hizo referencia respecto a que apoyar a estos países, al explicar que “es un paso muy importante” hacia una mejor arquitectura de la deuda internacional; pero que hay otros países fuera del DSSI que “podrían enfrentar deudas insostenibles. Por tanto, es fundamental cómo utilizamos el Marco Común”.

Por último, se refirió a la necesidad de entender que el estado de situación actual al señalar que tenían que ser “francos. No estamos fuera de peligro. Esta crisis no ha terminado. Necesitamos más apoyo mediante el alivio de la deuda y la financiación nueva".

Durante el encuentro, los miembros del G20 destacaron los riesgos crecientes de vulnerabilidad de deuda manifestados como resultado de la crisis económica global derivada de la pandemia del coronavirus.

La próxima semana los ministros de Finanzas del G20 se reunirán nuevamente en el marco de la Cumbre Virtual de Lideres del G20 bajo la presidencia de Arabia Saudita.

Seguí leyendo

Información provista porInvertir Online