15 dólares diferentes: las cotizaciones que conviven en el país tras el endurecimiento de los controles cambiarios

Las últimas modificaciones a la normativa del Banco Central sumó nuevos valores a la extensa lista de múltiples tipos de cambio que existen en la economía argentina

jgasalla@infobae.com
En la Argentina se naturalizó la multiplicidad de precios para el dólar
En la Argentina se naturalizó la multiplicidad de precios para el dólar

La economía argentina atraviesa un período de prolongada recesión, que se extiende por tercer año seguido. Una constante de estos períodos críticos para la actividad es el desdoblamiento –manifiesto o virtual– del tipo de cambio para las transacciones domésticas y también para el intercambio de bienes y servicios con el mundo.

En Argentina, tanto empresarios como ciudadanos comunes se habituaron a una situación anormal en la mayor parte del mundo. Adaptados a la volatilidad y al cambio de reglas de juego, proliferan los expertos en supervivencia dentro de una economía “bimonetaria”, donde el valor del dólar es referencia permanente como reacción natural a la depreciación constante del peso. El primero, para el ahorro y el segundo, para las transacciones cotidianas.

Hay al menos unos 15 tipos de cambio diferenciados en el plano doméstico. El dólar más barato es el percibido por el agro y el más caro, el que pagan los ahorristas.

A continuación, la lista:

Soja, $50,46. Para los productores del complejo oleaginoso desde el grano a los derivados industriales, como aceites, harinas y residuos, la retención es de 33%. Con una cotización del dólar mayorista en $75,32, el neto que percibe se reduce en casi 25 pesos respecto del nivel de referencia.

Cereal, $66,28. Otros cultivos relevantes, como trigo y maíz, el derecho de exportación asciende al 12%. También aplica a las exportaciones de girasol. En este caso, la retención descuenta unos 9 pesos al productor.

Carne, $68,54. A las ventas al exterior de este rubro se le aplica una retención de 9%, que redunda en una reducción de $6,78 por cada dólar exportado. Esta percepción abarca a todos los cortes de carne, animales vivos, pescados, productos lácteos, cabellos, cerdas y tripas, plumas, otros subproductos animales, harinas y sémola, grasas, maní, leña y carbón, madera, lana y algodón.

Vaca Muerta, $69,29. El decreto 448 del 18 de mayo pasado estableció un precio referencial de “barril criollo” que no paga retenciones cuando la cotización internacional del crudo Frente se ubique debajo de los USD 45 el barril. Ahora esta variedad se transa en torno a los 42 dólares. Pero cuando su precio supera los USD 45 -y hasta un máximo de USD 60-, las exportaciones de hidrocarburos tributan una alícuota de 8% o unos 6 pesos por dólar.

El endurecimiento del cepo encareció tanto al dólar ahorro que hoy vale casi lo mismo que los dólares alternativos a los que se accede sin cupo

Servicios, $70,01. Con la vigencia de la retención de $4 por cada dólar exportado por servicios y manufacturas industriales, este tipo de cambio tributa un 5,3% por operaciones en el exterior, lo que reduce cada dólar facturado por este concepto a 70 pesos.

Cereza o regional, $71,55. El Gobierno de Alberto Fernández estableció que la alícuota para la exportación de los productos agroindustriales de las economías regionales no podrá superar el 5 por ciento. Implica una retención de unos $3,77 por dólar.

Mayorista, $75,32. Este tipo de cambio es el que rige todas las operaciones de la economía doméstica y de intercambio con el exterior, para las cuentas comerciales, bancarias y financieras. En la plaza mayorista interactúan bancos y empresas, y allí también interviene el Banco Central para comprar y vender dólares.

Importador, $77,58. Hasta el 31 de diciembre de 2020 está vigente una tasa de estadística de un 3% aplicable a las destinaciones definitivas de importación para consumo. Este gravamen tiene algunos topes y también una serie de excepciones, en especial al intercambio de bienes dentro del Mercosur. Por lo tanto, con este sobrecosto, el dólar para importar es de $77,58, unos dos pesos más caro que el mayorista.

Oficial, $79,25. El que no se puede comprar en ningún lado. Sirve de base para calcular el “solidario”

Netflix (o Tinder), $114,32. El Impuesto PAIS a servicios digitales como Netflix, Spotify y similares es del 8% y no del 30%, con lo cual con la retención del 35% a cuenta de Ganancias recién impuesta estos consumos tienen su propio tipo de cambio paerticular.

MEP, $127. Este tipo de cambio está implícito en el valor de acciones y bonos que se operan en simultáneo en pesos en la Bolsa local y en dólares en el exterior. Es un negocio entre privados, registrado y legal, y no afecta el nivel de reservas del BCRA. Tampoco tiene el límite de USD 200 del control de cambio. Los dólares producto de la compraventa de activos financieros quedan depositados en una cuenta dentro del sistema financiero local.

“Solidario”, $131,32. Los individuos acceden con un cupo a este dólar, que tiene como base al mayorista, de $75,32, al que se le adiciona la comisión de hasta 5% por la intermediación de los bancos -que lo lleva a $79,59 en promedio-, más el recargo de 30% del Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS) y desde esta semana, el pago de un 35% como adelanto del Impuesto a las Ganancias que, según el caso, podrá ser reembolsado en 2021.

La reventa del cupo oficial de USD 200 en el mercado libre hoy le deja al ahorrista una ganancia inferior a los $1.000

Contado con liquidación, $133. Es una operatoria con las mismas condiciones del dólar MEP, pero a diferencia de éste, los dólares quedan depositados en el exterior y por eso es más caro. Tampoco repercute en salida de dólares de la economía local. Por ejemplo, se compra una acción en pesos en la Bolsa y se la revende en dólares en Wall Street.

Cripto, $136. Aprovechando un gris en la legislación, los inversores que se dedican al mundo de bitcoin y las criptomonedas encontraron otra cotización implícita en activos del dólar, similar al MEP o al contado con liquidación. A través de criptomonedas como DAI que se pueden comprar con pesos o con dólares, logran pasar de una moneda a otra. En principio, la operación debería estar sometida a un “parking” de cinco días como en el caso de las operaciones con bonos, pero como son mercados sin regular por la Comisión Nacional de Valores ni el Banco Central, en los hechos operan sin esos límites.

Libre, $141. Con tantas restricciones cambiarias y cargas tributarias, es natural que emerja esta cotización marginal como una referencia. El billete marginal es el más caro de todos, pues no está sujeto a ningún cupo o cepo. Una paradoja es que las mayores restricciones sobre el mercado de cambios oficial aumentaron el valor de otros dólares legales, como el minorista y los bursátiles, que ahora están muy cerca del valor “blue”.

Y el ahorrista que quiera hacer la maniobra del “puré” con su cupo mensual de USD 200 hoy obtiene menos de 1.000 pesos de ganancia -las “cuevas” lo toman a $136-, tan baja que se extingue la oferta en el mercado libre y genera nuevas presiones para que vuelva a subir, como ocurrió el miércoles, cuando anotó un récord de 145 pesos.

Seguí leyendo:

Mercados: caen acciones y bonos argentinos en el exterior, riesgo país sube 3% tras las nuevas restricciones cambiarias

El dólar libre cede a $141 y la brecha con el oficial se mantiene en el 87%

COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS