Stiglitz y Phelps: “Ahora es el momento para que los acreedores privados actúen de buena fe”

Junto con Carmen Reinhart, escribieron una columna en el World Economic Forum (WEF) en la que vuelven a instar a los bonistas a que reduzcan su flujo de ingresos para que la deuda argentina sea sostenible


Joseph Stiglitz, principal apoyo del Gobierno entre los académicos
Joseph Stiglitz, principal apoyo del Gobierno entre los académicos

En medio del proceso de reestructuración de la deuda, que fue extendido hasta el 22 a la espera de la presentación de una contrapropuesta por parte de los acreedores, los economistas Joseph Stiglitz, Edmund Phelps y Carmen Reinhart insistieron en la necesidad de que los bonistas actúen de buena fe, ya que “una resolución responsable sentará un precedente positivo, no solo para Argentina, sino para todo el sistema financiero internacional”.

Así lo plantearon en una columna publicada en el World Economic Forum (WEF) denominada "Covid-19: ¿Por qué es tan importante reestructurar la deuda de Argentina?”

Según los economistas, los países con elevadas deudas podrían verse sometidos a graves tensiones como resultado de la pandemia y, en referencia puntualmente al país, enfatizaron que “el alivio de la deuda es la única forma de combatir la pandemia y colocar a la economía en un camino sostenible”.

Los premios Nobel de Economía fueron los que impulsaron, la semana pasada, la firma de una carta en apoyo a la propuesta del gobierno argentino, a la que adhirieron unos 160 economistas renombre a nivel mundial, entre los cuales se destaca el francés Thomas Piketty; el norteamericano Kenneth Rogoff; el venezolano Ricardo Hausmann y el chileno Carlos Ominami, entre otros. Días más tarde, hizo lo mismo un grupo de economistas argentinos.

“Antes de la crisis, el Banco Mundial estimó que la pobreza urbana en Argentina era del 35,5% y la pobreza infantil del 52,3%. Hoy, la ONU considera que el impacto de esta amenaza en el país es uno de los peores de esta región y el FMI proyectó una contracción del 5,7% en el PIB en 2020”, afirmaron los analistas en la columna publicada en el WEF.

El Nobel de Economía Edmund Phelps es otro de los que apoya la propuesta argentina de reestructuración de la deuda
El Nobel de Economía Edmund Phelps es otro de los que apoya la propuesta argentina de reestructuración de la deuda

Por eso, -agrega-, “se les pide a los acreedores que reduzcan su flujo de ingresos, pero aún así recibirían tasas de interés razonables en el futuro. La Argentina ha ratificado su intención de pagar la deuda reestructurada, precisamente porque pasará a ser factible con la nueva tasa de interés propuesta. Solo una economía que crece de manera sostenible puede cumplir con sus compromisos financieros a lo largo del tiempo”.

Los economistas remarcaron que el trato diferencial entre capital e intereses está diseñado precisamente para aliviar la carga del pago de la deuda mientras que el país lucha contra el Covid-19 y encamina esfuerzos a restaurar el crecimiento. De hecho, dicen, la reducción del cupón de bonos promedio ofrecida por el país (del promedio actual del 7% al 2,3%) es razonable dado el entorno actual de tasas de interés a nivel mundial.

“En este momento excepcional, la propuesta de la Argentina también presenta una oportunidad para que la comunidad financiera internacional demuestre que puede resolver una crisis de deuda soberana de manera ordenada, eficiente y sostenible. La ausencia de un marco legal internacional para la reestructuración de la deuda soberana no debería privar a los países endeudados de la posibilidad de proteger a sus ciudadanos y hacer lugar a la recuperación económica durante la mayor crisis mundial de la que tenemos memoria”, sostuvieron.

Por otra parte, aseguraron que “un acuerdo sostenible beneficia a ambas partes” y que “ahora es el momento de que los acreedores privados actúen de buena fe”. En la columna, Stiglitz, Phelps y Reinhart sostuvieron que existe consenso en que la deuda es impagable y que los pagos de intereses se han duplicado como parte de los ingresos del gobierno. “Para ser francos, sostuvieron, el costo de refinanciamiento se ha vuelto excesivamente alto”, dijeron, al tiempo que ratificaron que la oferta presentada por el Gobierno es “responsable” y “refleja adecuadamente la capacidad de pago del país”.

Seguí leyendo:

Deuda: aparecieron diferencias entre los grupos de bonistas y se complica un acuerdo para todos

Alberto Fernández condiciona los pagos de los bonos que vencen en 2020 al acuerdo con los fondos de inversión

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS