162
162

El presidente Alberto Fernández confirmó que la cuarenta seguirá después del 13 de abril y mientras se analiza cómo será la salida paulatina para algunos segmentos de la economía, otros aceleraron las negociaciones. Así, empresas y sindicatos parecen haber entrado en una fase en la que las conversaciones se desarrollan en continuado. De un lado la explicación pasa por la imposibilidad de pagar los salarios; del otro, por no poder atravesar el contexto sin cobrar.

Aluar, el principal productor de aluminio local, es una de ellas y está negociando durante la transición de la cuarentena un régimen de remuneración para el personal bajo licencia.

“Cuando empezó el proceso del coronavirus nosotros comenzamos a desarrollar un plan de contingencia. Y cuando el Gobierno dispuso la cuarentena avanzamos un poco más en el programa. Nuestra planta de Aluar en Puerto Madryn no puede pararse en su totalidad porque se destruye, así que bajamos la producción en un 50% y con eso la concurrencia del personal a la planta en más del 50% porque hay un grupo que hace home working”, le explicó a Infobae Javier Madenes Quintanilla, presidente de Aluar.

En ese contexto, con la planta operando por la mitad y menos de la mitad del personal asistiendo, la empresa y el sindicato empezaron un proceso de negociación para intentar resolver uno de los puntos más álgidos en la relación: los sueldos.

Javier Madanes Quintanilla, dueño de FATE
Javier Madanes Quintanilla, dueño de FATE

“Nosotros no sabemos cuán prolongada será la cuarentena, a partir de esto decidimos encarar un proceso, como ya hicieron otras empresas, en el que nos sentamos nosotros, el sindicato y el Estado para negociar una reducción en los sueldos, y en esa etapa estamos”, explicó el empresario.

Según la Unión Obrera Metalúrgica, el descuento propuesto para los salarios de abril que propone Aluar es de 50%, pero Madanes asegura que será menor, finalmente. “La rebaja es para aquellos empleados que no van a trabajar, pero como eso es rotativo se termina prorrateando y es el porcentaje que pierden del sueldo es menor”, explicó el titular de la compañía.

De la totalidad de los empleados, hay un 20% que no pueden ir a trabajar porque tiene más de 60 años o alguna enfermedad preexistente. El resto, firman acuerdos que rondan el 30 por ciento y “sobre ese modelo nos estamos subiendo nosotros”, explicó el industrial.

La planta de Aluar, en Puerto Madryn
La planta de Aluar, en Puerto Madryn

Aluar negocia estos esquemas con la UOM, la UOCRA, Luz y Fuerza y el gremio de portuarios de Puerto Madryn.

La otra fábrica de la que es titular Madanes es la de neumáticos FATE. “En este caso, está totalmente paralizada con lo cual no estamos en conversaciones, pero esperamos poder volver a trabajar en el corto plazo”, señaló. Hace un año, FATE inició un proceso preventivo de crisis (PPC). Tras una extensa disputa, finalmente hubo acuerdo entre el Gobierno, el gremio y los dueños de la fábrica de neumáticos para evitar que más de 400 trabajadores quedaran sin empleo. El Gobierno de ese momento se había comprometido a no cobrarle el 100% de las contribuciones patronales.

Esta mañana, en declaraciones a radio Mitre, Madanes Quintanilla definió el contexto como una puja con los sindicatos desde el inicio de la pandemia. "Podría decir que hay un patrón común en todos los gremios, cada uno maneja el dilema entre el temor a la pérdida de un ingreso de subsistencia y el temor a una enfermedad”, dijo. Reiteró la importancia de los programas de prevención: "Se está tratando de operar por un camino de transición hasta que la pandemia esté bajo control”, afirmó.

Otras empresas grandes también anunciaron recortes. Es el caso, por ejemplo de General Motors, que suspendió a personal administrativo con descuentos de 25% del salario y a quienes hacen home office les paga 12,5% menos (y extendió el acuerdo con SMATA de anticipar suspensiones para operarios bajo contrato colectivo de trabajo, pagando el 70% del salario neto). La Federación de Pasteleros afirma que las empresas que integran la Cámara Argentina de Establecimientos de Servicio Rápido de Expendio de Emparedados y Afines (como McDonald’s, Burguer King y Wendys y Starbucks) recortaron hasta un 50% los salarios de marzo bajo el argumento del respaldo que les otorga una cláusula del convenio colectivo de trabajo.

Más casos. Dabra, la cadena de deportes más grande del país que agrupa a Dexter, Stock Center, Moov y Netshoes, suspendió del 1 al 30 de abril a todos sus empleados, a quienes les pagará la mitad del salario. La láctea santafesina Verónica pagaría los sueldos de marzo en cuatro cuotas; y empresas de calzado, como Grimoldi y Puma, también acordaron suspensiones durante abril.

Acero, también en baja

No sólo el aluminio está en problemas. El acero, también. La producción de acero crudo de Argentina cayó un fuerte 26,8% interanual en marzo como consecuencia de la cuarentena dispuesta por el Gobierno ante el brote del nuevo coronavirus, dijo el martes la Cámara Argentina del Acero (CAA).

Como consecuencia del decreto presidencial de aislamiento preventivo y obligatorio, las plantas industriales productoras de acero de la Argentina se encuentran paradas, salvo aquellas que producen insumos para los sectores esenciales o que cuentan con procesos no interrumpibles, aclaró.

La producción de acero crudo durante marzo fue de 286.200 toneladas, lo que representó una caída del 16,7% respecto de febrero.

Un obrero trabaja en un horno de acero (REUTERS/Ina Fassbender)
Un obrero trabaja en un horno de acero (REUTERS/Ina Fassbender)

“Tras declararse la cuarentena, la producción de acero crudo cayó drásticamente 72% respecto de los primeros días de marzo”, dijo la CAA.

Por su parte, la producción de hierro primario fue de 234.200 toneladas en el tercer mes del año, lo que resultó un 23,9% menor a la de marzo del 2019 y la producción de laminados terminados en caliente totalizó 263.800 toneladas, un 27,4% menor al mismo mes del 2019.

La CAA dijo que la producción de planos laminados en frío fue de 56.700 toneladas en marzo, un 41,5% inferior a la de marzo del año pasado.

Los principales miembros de la CAA son las siderúrgicas Ternium y Tenaris, controladas por el grupo industrial Techint, y Acindar, de Arcelor Mittal

Seguí leyendo: