A pesar de una agresiva decisión de la Fed, la bolsa de Tokio inició sus operaciones con una baja de más del 2% en la noche del domingo de la Argentina. Los índices de Wall Street también caían
A pesar de una agresiva decisión de la Fed, la bolsa de Tokio inició sus operaciones con una baja de más del 2% en la noche del domingo de la Argentina. Los índices de Wall Street también caían

Los futuros de Wall Street se derrumbaron en las primeras operaciones de domingo, mientras que la bolsa de Japón anotaba un descenso del 2,5% apenas iniciada la rueda. Son las reacciones iniciales de los inversores al sorpresivo anuncio de la Fed de reducir la tasa de referencia a prácticamente 0 y de acompañar eso con líneas de liquidez que buscan evitar quiebras masivas. Semejante estímulo, sin embargo, no mejoró el ánimo de un mercado que ve esto como una confirmación de que el problema para la actividad económica global es importante. De mantenerse la tendencia, la apertura en la Argentina será con presión sobre los bonos, acciones y los tipos de cambio paralelos.

Los futuros de Wall Street tuvieron que detener sus operaciones un domingo a la noche. Los “cortes de circuito” que impiden seguir operando índices y acciones están diseñados para evitar derrumbes aún mayores, y suspenden por algunos minutos los negocios cuando hay pérdidas del 5% o más.

Los futuros del índice S&P 500 cayeron alrededor de un 5%, alcanzando los cortes de circuito, después de que las acciones subieran más de un 9% el viernes en Wall Street, recuperando la mayor parte de su caída del 10% del día anterior. Pasadas las 20 de la Argentina el índice recuperaba terreno y se deslizaba 2,4%.

Los futuros del índice S&P 500 cayeron alrededor de un 5%, alcanzando los cortes de circuito, después de que las acciones subieran más de un 9% el viernes en Wall Street

En Japón, uno de los primeros mercados en iniciar la semana, la caída era del 2,4%. Y se esperaban arranques volátiles en los distintos mercados a medida que el lunes avanza por el mundo.

El anuncio de la Fed habla de que el problema de la actividad económica va a ser mucho mayor de lo que se esperaba originalmente. La buena noticia es que la inyección de liquidez que va a hacer la Fed tiene la posibilidad de evitar los defaults corporativos que se temían días atrás”, dijo Diego Martínez Burzaco de MB Inversiones.

Los fuertes estímulos monetarios, además, pueden no haber convencido a inversores que se mantienen alertas a anuncios de estímulos fiscales más decisivos para ayudar a que la economía de los Estados Unidos traccione a pesar del shock que generan las medidas de seguridad contra la expansión del coronavirus Covid-19 en todo el mundo.

La primera reacción a la baja de tasas en EEUU fue negativa (EFE)
La primera reacción a la baja de tasas en EEUU fue negativa (EFE)

“El problema no es de tasa de interés solamente. Acá hay otros riesgos, y esos riesgos son reales. El viernes vimos a los inversores agresivos salir a comprar activos baratos, pero esos son una parte de mercado. Los inversores conservadores están saliendo del mercado, venden porque temen lo que va a venir para la economía y eso la tasa no lo soluciona”, dijo un operador de un fondo local a Infobae.

Los operadores seguían de cerca las aperturas de las distintas bolsas asiáticas y se mantienen atentos a lo que será el inicio de los negocios en Europa para prever qué va a pasar en el mercado local.

El anuncio de la Fed habla de que el problema de la actividad económica va a ser mucho mayor de lo que se esperaba originalmente. La buena noticia es que la inyección de liquidez que va a hacer la Fed tiene la posibilidad de evitar los defaults corporativos que se temían días atrás (Martínez Burzaco)

“De mantenerse esta tendencia, acá vamos a estar bajo presión. Porque al contexto global se suma lo que anuncia (el presidente, Alberto) Fernández por supuesto que tiene otras prioridades pero va a tener impacto económico. Entonces, entre el contexto global y la situación local vamos a tener presión sobre los bonos soberanos, mal día para las acciones y va a ver que mirar de cerca al dólar libre”, dijo Martínez Burzaco.

El viernes el mercado local acompañó tímidamente lo que fue el repunte de Wall Street y otros mercados de referencia. El repunte de más del 9% en Nueva York no fue más que un 0,3% para la Bolsa porteña, mientras que el riesgo país se mantuvo sobre los 3.100 puntos a pesar de un leve repunte de los bonos soberanos.

Seguí leyendo: