De acuerdo con una nota publicada este lunes por la mañana en el diario británico Financial Times, los inversores extranjeros están buscando ahora certezas de que Alberto Fernández no repetirá los errores del pasado del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, del que formó parte.

En el artículo se destaca que la preocupación más apremiante de la Argentina —luego de la devastadora derrota del presidente Mauricio Macri en las elecciones primarias— es evitar una crisis monetaria y una crisis de la deuda. "Los primeros signos no son alentadores. El peso se desplomó un 22% en las operaciones de apertura el lunes y los rendimientos de los bonos del país aumentaron bruscamente. Los recuerdos de la administración de Cristina Fernández y de su esposo, Néstor Kirchner, que incluyeron controles de precios, nacionalización de empresas e incumplimiento de la deuda del país, siguen siendo fuertes", se describió en la nota firmada por el equipo editorial del Financial Times.

Los recuerdos de la administración de Cristina Fernández y de su esposo, Néstor Kirchner, que incluyeron controles de precios, nacionalización de empresas e incumplimiento de la deuda del país, siguen siendo fuertes (reseña Financial Times)

La opinión del medio británico es que Alberto Fernández —ex jefe de gabinete en las administraciones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández— podría desempeñar un "papel crucial" en esta transición, ya que si bien hasta ahora fue muy crítico con el FMI, no dijo mucho sobre las políticas económicas que podría adoptar.

"Por el interés de su país, debería calmar la turbulencia del mercado estableciendo rápidamente un programa económico claro y coherente. Esto debería tranquilizar a los inversores sobre que una futura administración de Fernández y Fernández no repetirá errores pasado como el gasto público excesivo y controles de precios y nacionalizaciones de empresas, y que respetará la independencia del Banco Central", advirtieron.

" Si Argentina quiere romper su infeliz ciclo de populismo seguido de austeridad, seguido de más populismo, necesita urgentemente un consenso nacional sobre una política económica sostenible a largo plazo", concluyeron.

Seguí leyendo: