Argentina intenta recuperar el superávit comercial en 2019. (Adrián Escandar)
Argentina intenta recuperar el superávit comercial en 2019. (Adrián Escandar)

En el mes de junio la balanza comercial con Brasil volvió a arrojar un resultado negativo para la Argentina por USD 21 millones, aunque en el acumulado del primer semestre de 2019 quedó un leve superávit de USD 190 millones en el intercambio de bienes con el socio del Mercosur.

En junio las exportaciones argentinas a Brasil alcanzaron los USD 828 millones, mientras que las importaciones provenientes del principal socio comercial de la Argentina sumaron USD 849 millones, intercambio que resultó en un saldo comercial negativo de 21 millones de dólares.

Fuente: Abeceb.com, en base al Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil
Fuente: Abeceb.com, en base al Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil

El primer semestre de 2019 cerró con un superávit comercial acumulado favorable a la Argentina por USD 190 millones, que contrasta notablemente con el déficit de USD 3.689 millones verificado en los primeros seis meses de 2018.

En junio se detectó una caída de 45,5% en las importaciones argentinas desde Brasil, vinculada con la tendencia observada desde septiembre de 2018, por la contracción de la actividad económica en nuestro país.

Los mayores retrocesos se focalizaron en unidades terminadas, piezas e insumos del complejo automotriz.

Abeceb.com puntualizó que "nuevamente en junio la balanza comercial bilateral mostró un virtual equilibrio, como ya había sucedido en mayo y abril", según los datos suministrados por el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil.

En cuanto a las exportaciones argentinas, mostraron en junio una caída interanual de 19,7%, afectadas en buena medida por la elevada base de comparación que representó junio de 2018, cuando las exportaciones habían crecido 23,6%. La merma de ventas a Brasil también se explicó por las caídas en los envíos de automóviles de pasajeros y vehículos de carga.

Para Abeceb.com, la retracción observada en el comercio bilateral entre ambas economías no sorprende ya que "ambos países atraviesan un contexto de debilidad económica".

SEGUÍ LEYENDO: