Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio
Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio

La espera se hizo casi interminable y este domingo, de no mediar ningún inconveniente, se disputará la segunda parte de la Superfinal de la Copa Libertadores entre River y Boca, la misma que fue suspendida luego de los incidentes en el Monumental, y que antes había sufrido una demora por un temporal. Todo eso parece historia y la pelota, finalmente, rodará. En Madrid, claro.

Todo eso trastocó los cálculos sobre la final económica. Y lo que iban  a ser dos partidos en los que se iban a mover unos $9.000 millones, se convirtió en uno de $13.000. Sí, la mudanza del partido al Viejo Continente agregó $4.000 millones al partido del siglo (también hay una variación por tipo de cambio en el último cálculo. Esta vez se tomó un dólar a 38 pesos en lugar del anterior de 37 pesos del 17 de noviembre pasado).

El nuevo cálculo surge de estimar el valor de los jugadores de cada equipo, la recaudación del partido de ida, los costos de los operativos de seguridad que se pagaron en Argentina, las ventas de publicidad y logística. Se suma como adicional la recaudación en Madrid y un estimado de lo que  gastaran en pasajes y estadía los argentinos que viajaran a ver el partido. También los nuevos aportes de la Conmebol a ambos equipos.

Millones en danza

Como se dijo, los dos partidos iban a tener un movimiento de dinero total que llegaba a los $9.000 millones. El incremento para llegar a $13.000 se debe a unos $2.280 por la recaudación estimada (unos 60 millones de dólares) y otros $760 millones por los gastos de los 10.000 hinchas, unos 5.000 por equipo,  que compraron entradas desde Argentina.

1 – Viajes de simpatizantes a Madrid: $760 millones

Para viajar el 8 de diciembre, Aerolíneas Argentinas ofreció pasajes a Madrid desde $37.331.66 para la ida y la vuelta desde 47.978 pesos. Ambos son vuelos directos, algunos operados por Aerolíneas y otros por Air Europa. Al sacar los pasajes con tan poca anticipación, los gastos se encarecen: el total de ida y vuelta fue de al menos $85.000.

El cálculo promedio es que cada uno de los 10.000 hinchas gastará unos USD 2.000 entre pasajes y estadía.

El Santiago Bernabéu albergará la Superfinal (AFP)
El Santiago Bernabéu albergará la Superfinal (AFP)

2 – Venta de entradas: $2.340 millones

El total por la venta de entradas en el Estadio Santiago Bernabéu se calcula en unos USD 60 millones, unos $2.280 millones. En el partido jugado en la Bombonera se recaudaron unos $60 millones.

El Monumental se llenó el día del segundo partido. Se vendieron las 66.266 entradas disponibles y recaudaron más de $100 millones, pero ese total River deberá devolverlo, por ese motivo recibirá unos USD 400.000 de la Conmebol para utilizar en ese concepto. 

3 – Premios de la Conmebol: $500 millones

Hasta que se decidiera jugar el partido en Madrid, el equipo campeón se llevaba unos USD 6 millones ($228 millones). El subcampeón, USD 3 millones ($114 millones). A eso habrá que sumarle los premios especiales que los clubes le pagarán a los jugadores en caso y el adicional que prometió la Conmebol de USD 2 millones para cada equipo. Un total de $152 millones.

4 – Planteles: $8.360 millones

De acuerdo a la información del sitio especializado Transfermarkt, el valor total de los equipos es de unos USD 220 millones o el equivalente a unos $8.300 millones, considerando 23 jugadores en cada caso.

El plantel de Boca tiene un valor unos USD 135 millones; en tanto el de River vale unos USD 85 millones. El jugador Cristian Pavón, de Boca, es el más cotizado de los xeneizes, con USD 23 millones; mientras Gonzalo Martínez, de River, vale unos USD 17 millones. En promedio cada jugador de Boca vale unos USD 5 millones mientras que cada jugador de River vale unos 3,5 millones de dólares.

Cristian Pavón y Gonzalo Martinez , los jugadores mas caros del partido
Cristian Pavón y Gonzalo Martinez , los jugadores mas caros del partido

5 – Premios al campeón: $150 millones

De acuerdo a lo que pudo investigar Infobae, tanto Boca como River le pagarían un premio adicional al plantel cercano a los USD 4 millones ($150 millones) independientemente de lo que reciban de la Conmebol (no se incluyen los premios especiales que tienen acordados en sus contratos en caso de salir campeones).

6 – Publicidad en televisión: $800 millones

En base a una consulta realizada a varias agencias de publicidad, se determinó un valor bruto promedio de unos $200.000 por segundo de aire para los partidos. Incluye los minutos del entretiempo, los zócalos y un estimado para las previas. Según ese cálculo, por ese concepto Fox Sports en canal de cable, tiene los derechos de televisación en el país y la región pagó unos $300 millones por el primer partido y para este pagaría uno total de unos 500 millones de pesos.

El partido en la Bombonera terminó 2-2 (Nicolás Aboaf)
El partido en la Bombonera terminó 2-2 (Nicolás Aboaf)

7 – Merchandising: $16 millones

En lo que respecta al monto de venta de merchandising y comidas y bebidas dentro del estadio se calcula en aproximadamente un 10% de la recaudación total. En el caso del primer partido fueron unos $6 millones y en el caso del segundo partido se calcularon unos $10 millones (se cuentan aunque no se jugó).

8 – Operativos de seguridad: $10 millones

En el caso de la primera final, el costo para Boca Juniors fue de unos $4 millones, mientras que River llego a $6 millones, a pesar del escándalo que le costó el puesto al ministro porteño Martín Ocampo. Según informaron por las autoridades, para el primer partido hubo unos 1.500 efectivos y también formaron parte del dispositivo 200 integrantes del programa Tribuna Segura. En el caso del frustrado partido en cancha de River, se confirmaron 2.300 efectivos policiales para un operativo que fracasó.

9 – "Trapitos" y otros: $8 millones

Por el negocio –ilegal– de los llamados "trapitos", desde Focus Market, calcularon ingresos por unos $5 millones. El costo por estacionar una auto se calcula entre $350 y $500. Y, finalmente, un "otros", en el que se incluyen comidas fuera de los estadios y otras ventas no oficiales de productos en la inmediaciones por unos $3 millones.

El histórico partido se desvirtuó de maneras impensadas. Se juega en España y con un negocio que terminó siendo mucho más grande de lo que se calculaba.

Seguí leyendo: