Díaz Beltrán y Bereciartúa (CAME), Cavallieri (Empleados de Comercio) y Di Fiori (CAC)
Díaz Beltrán y Bereciartúa (CAME), Cavallieri (Empleados de Comercio) y Di Fiori (CAC)

El Sindicato de Comercio cerró este martes un aumento salarial de 20% que se dividirá en 3 cuotas: 7% en enero, 7% en febrero y 6% en marzo. La suba total toma como base el sueldo de marzo de 2018.

La suba es considerada un "incremento complementario" y es aparte del pago de un bono de fin de año que las empresas desembolsaran. El acuerdo cerrado ayer también señala que el pago del bono será evaluado de forma diferencial en el caso de las Pymes, dependiendo de la situación financiera que cada pequeña y mediana empresa esté atravesando.

Texto del acuerdo (primera parte)
Texto del acuerdo (primera parte)

Además, a pedido de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, se estableció una cláusula especial para el caso de las empresas en Tierra del Fuego para el pago del incremento complementario.

El cierre de la reapertura de paritaria mercantil es una de las más importantes en el sector privado, ya que afecta a cerca de 1,2 millones de empleados en relación de dependencia. En consecuencia, repercute al establecer una referencia general para otras paritarias del sector privado.

Texto del acuerdo (segunda parte)
Texto del acuerdo (segunda parte)

En marzo, la paritaria original había cerrado con una suba del 15% para el año junto con una cláusula de revisión en enero de 2019, que terminó adelantándose a noviembre. La aplicación de cláusulas de revisión fue un tema recurrente en la gran mayoría de las paritarias a principio de año, cuando los aumentos pactados rondaron el 15 por ciento.

La paritaria de Comercio es una de las principales referencias para el resto del sector privado a la hora de negociar

Entonces, las paritarias fueron negociadas tomando en cuenta la meta inflacionaria establecida por el Banco Central, que pocos veían como realista. Desde entonces las proyecciones inflacionaria saltaron en los últimos meses. En el último relevamiento del Banco Central, el promedio de las consultoras esperaban que la inflación terminara el año en un 47,5 por ciento.

Seguí leyendo: