La devaluación cambió las cuentas de los argentinos de viaje en Rusia
La devaluación cambió las cuentas de los argentinos de viaje en Rusia

Con las tarifas aéreas atadas al valor del dólar, los viajes al exterior se encarecieron más del 50% desde que comenzó el año, con un aumento del 13% en apenas el último mes. El impulso que tomó la moneda estadounidense en las últimas semanas —y la incertidumbre sobre si finalmente alcanzó su techo— cambió los planes de los que ya estaban en pleno viaje fuera del país tanto como los que planeaban hacerlo.

Para amortiguar el impacto, hay varios consejos que se pueden tener en cuenta, según conocedores del mundo de los viajes y de las finanzas.

Anticipar reservas para congelar el precio en pesos

Para los viajeros que ya tienen comprados los pasajes para más adelante, la recomendación es anticipar el pago de hoteles, excursiones y todo lo que se pueda en pesos y en cuotas. "No esperaría para hacer el pago del hotel en destino", señalaron los responsables de la página Promos Aéreas, que realizó una breve encuesta a sus usuarios, donde el 50% confirmó que seguirá viajando a pesar del despegue del valor del dólar.

"Estamos notando más reservas de hoteles que lo normal en el exterior por este motivo", precisó Martín Romano, country manager de la plataforma de de viajes Atrápalo. Y aconsejó aprovechar los planes de 12 cuotas aún vigentes ya que, por la suba de tasas, la financiación podría acortarse en la segunda mitad del año.

La opción de comparar entre varias agencias y plataformas es recomendada pero también entrar en las propias páginas de las líneas aéreas porque puede haber variaciones.

La devaluación impone un modo más gasolero de turismo (Getty)
La devaluación impone un modo más gasolero de turismo (Getty)

Adelantar la compra de vuelos para el verano

Si se evita viajar en temporada alta (segunda quincena de julio y segunda quincena de enero) se pueden ahorrar hasta $10.000 en el caso de un vuelo a Europa, según detalló Julián Gurfinkel, responsable de Turismocity, plataforma que compara precios de viajes.

Los argentinos están acostumbrados a anticipar de más sus vacaciones en función del precio. En promedio, concretan la compra 115 días antes, de acuerdo a un relevamiento de Turismocity. Mientras que en el caso de los mexicanos y colombianos el promedio es de 25 días.

El mejor momento para comprar un pasaje, según fuentes del sector, es entre 3 y 6 meses antes del vuelo. "Un año antes es adelantarse demasiado y los precios son altos cuando recién sale a la venta. Un vuelo tiene nueve precios posibles en función de su ocupación, pero las ofertas de last minute no son frecuentes para el mercado argentino", agregaron desde Promos Aéreas.

Priorizar compras con débito o en efectivo

Desde el lado financiero, pagar con tarjeta de débito (o en efectivo si se lleva la moneda del país) se asegura la compra con el tipo de cambio de día, para evitar la incertidumbre sobre el precio final que se terminará pagando.

Usar con inteligencia las fechas de cierre de la tarjeta de crédito

Algunas tarjetas cobran la conversión de los dólares al tipo de cambio anterior al del pago. El consejo es consultar el tipo de cambio del banco emisor y el de la tarjeta, antes del vencimiento, para no perder por diferencias de cambio.

Y siempre recordar que financiarse con la tarjeta no sólo implica el cargo de intereses, sino también el IVA del 21% sobre los intereses y el seguro de vida que dispara el financiamiento. De ahí que muchas veces el costo financiero total termina casi duplicando el de la tasa de interés del financiamiento que aparece en el resumen.

Viajar lo más ligero posible de equipaje 

No cargar grandes valijas y llevar lo imprescindible en equipajes de mano permite aprovechar las aerolíneas locales low-cost de cada destino para moverse entre ciudades. "Los viajes en estas aerolíneas no es necesario pagarlos en euros. En agencias locales se pueden conseguir en pesos y en cuotas", destacaron en Promos Aéreas.

Pasar el viaje a modo gasolero y aprovechar las apps para ahorrar

Cambiar hotel por una habitación contratada a través de la plataforma AirBnb. O cenas en restaurantes por compras en supermercados. "Uno viaja para conocer culturas, pero si realmente estás muy justo, tener un hospedaje donde se pueda cocinar reduce el presupuesto", indicó Gurfinkel.

En cada ciudad, se pueden buscar las aplicaciones que ayudan a comparar precios o ahorrar en viajes. Por ejemplo, Skyscanner o Hostelworld.

Con todo, según la plataforma Atrápalo, las reservas y ventas de viajes al exterior ya registran caídas en unidades de entre 20% y 30% durante mayo y junio.

Seguí leyendo: