La rotación de cultivos fue clave para el desempeño del sector (Reuters)
La rotación de cultivos fue clave para el desempeño del sector (Reuters)

La campaña agrícola 2016/17 finalizó con un volumen cosechado récord de 136,6 millones de toneladas lo que implica un aumento de 9,3% comparado con el ciclo anterior, indicó un informe de Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

Además, el estudio precisó que las exportaciones del sector agrícola en valores registraron en los primeros siete meses del año una caída de 5,5% respecto a igual lapso de 2016, mientras que en cantidades exhibieron una baja de 4,5% interanual.

Sobre la campaña agrícola 2016/17, la consultora destacó que finalizó "con un volumen cosechado récord" impulsado por la "fuerte recuperación de la producción de cereales (cosechas récord de trigo y maíz) y el mayor uso de tecnología (fertilizantes y maquinaria), que permitió alcanzar un mayor rinde medio histórico a nivel nacional".

El análisis señaló que el inicio del ciclo agrícola 2017/18 "está marcado por las importantes inundaciones en el área central del país, que afectan cerca de 5,6 millones hectáreas de la zona núcleo", lo que genera un recorte en el área sembrada de trigo y cebada "y pone en riesgo el inicio de la siembra de maíz".

El agro se sobrepuso a las inundaciones y potenció la producción con mayor área dedicada a los cereales

En ese sentido, consideró que si bien "aún es incierto" el impacto final que los excesos hídricos tendrán en los campos, se espera un volumen de cosecha "que se mantendrá elevado en volúmenes físicos en el ciclo 2017/18".

Asimismo, prevé que la actual campaña "tendrá márgenes brutos más ajustados que la previa" dado que "la abultada oferta" de los principales granos a nivel global mantendrá "los precios contenidos", lo que se combina "con la suba de costos de insumos a nivel local, y reduce la rentabilidad del sector".

En este contexto, el director de IES, Alejandro Ovando, evaluó que "las perspectivas para el ciclo agrícola 2017/18 plantean un escenario favorable para el sector, que continuará recibiendo inversiones y apostando a la rotación de cultivos".

En cuanto a las exportaciones, detalló que la participación de las ventas externas del sector agrícola en el total del país llegó al 45,5% en el acumulado a julio de 2017, guarismo inferior al 48,8% de igual período de 2016, aunque el informe destacó que "aún así el sector agroindustrial continua siendo el más importante en el comercio exterior argentino".

Para 2018 se espera un elevado nivel de cosecha, pero precios acotados por el excedente de oferta global

Si se analiza las ventas externas en volúmenes en los siete primeros meses del año, el 55,3% del tonelaje exportado correspondió a granos sin procesar, el 7% a aceites vegetales, el 37,5% fueron subproductos oleaginosos, y el 0,3% restante, cultivos industriales.

En valores, los granos tuvieron una participación del 40,2% del total de las exportaciones, los aceites vegetales representaron el 18,3%, los subproductos oleaginosos el 39,5%, y los cultivos industriales el 2,1 por ciento.