Los ingresos de divisas por exportaciones del agro cedieron 10,8% entre enero y abril.
Los ingresos de divisas por exportaciones del agro cedieron 10,8% entre enero y abril.

El año 2017 avanza y así como el agro revalida el rótulo de ser el rubro de actividad que más divisas ingresa a la economía a través de su cuantioso superávit comercial, el rubro turístico, en la cuenta servicios, y el automotriz, en cuanto avienes, amplían su déficit externo.

Según el último informe de operaciones en el Mercado Único y Libre de Cambios y Balance Cambiario del Banco Central, correspondiente  a abril, las divisas que ingresaron por el cobro de exportaciones de cereales y oleaginosas, que incluyen cobros anticipados y prefinanciaciones locales y del exterior, ascendieron a USD 8.273 millones en el acumulado de enero a abril de este año.

Este monto fue 10,8% inferior a los USD 9.274 millones de enero-abril de 2016, cuando se expandieron notoriamente las exportaciones del agro luego de la liberación del mercado cambiario y la eliminación de retenciones a las exportaciones de trigo, maíz, carne y productos regionales, y un recorte de cinco puntos a los derechos de exportación de la soja y derivados industriales.

Además, en enero de este año el Gobierno dispuso ampliar a 10 años el plazo para liquidar divisas de exportaciones del agro, laxitud que se reflejó en el ingreso de divisas por este concepto a menor ritmo en 2017.

AUGE DE TURISMO EN EL EXTERIOR

El BCRA informó que entre enero y abril los egresos brutos por turismo, es decir el monto gastado por argentinos por pasajes, compras y consumos en el exterior, sumaron USD 4.377 millones en el primer cuatrimestre de 2017, más de la mitad que los ingresos del agro.

Los egresos netos por turismo crecen 23% en 2017, mientras que el déficit automotriz aumenta 44%

Este resultado incluye el registro de la compra de moneda extranjera para su entrega a la entidad en pago del saldo en moneda extranjera por uso de tarjetas en el exterior que se estima unos USD 1.761 millones en los primeros cuatro meses del año.

Descontados los ingresos de divisas por turismo receptivo en el período (USD 610 millones), el déficit por turismo en la cuenta servicios ascendió a USD 3.767 millones, un 22,8% más que el rojo sectorial de USD 3.067 millones del primer cuatrimestre de 2016.

EL DESBALANCE AUTOMOTRIZ

En el mismo sentido, el déficit comercial del rubro automotriz alcanzó en el período los USD 2.630 millones. Según el Balance Cambiario del Banco Central, las exportaciones del complejo automotriz en el primer cuatrimestre de 2017 alcanzaron los USD 1.597 millones, mientras que las importaciones sumaron 4.227 millones de dólares.

Este desequilibrio fue USD 798 millones o 43,8% mayor que el déficit por transferencias del sector del primer cuatrimestre de 2016 (-USD 1.823 millones).

La fuerte salida de divisas está vinculada con que este año descendió la producción de automotores en la Argentina, pero a la vez crecieron las ventas en el mercado interno, por cuanto se suple la falta de stock con mayores importaciones, principalmente de Brasil.

A la vez que las ventas de vehículos en la Argentina aumentaron este año, también creció la dependencia de unidades importadas. El acumulado del primer cuatrimestre del año cerró con 295.422 unidades patentadas, un 32,4% más que los cuatro primeros meses de 2016, según datos de ACARA (Asociación de Concesionarias de Automotores de la República Argentina).

LEA MÁS:

En cuanto a la producción nacional de vehículos, comparando cuatro meses de 2017, con igual período de 2016, la baja fue del 9,8%, a 128.635 unidades.

El BCRA explicó que el déficit del sector automotriz en su balance de comercio exterior "se dio en un contexto de caída interanual de la producción nacional de automóviles, levemente compensada por el aumento en la producción de utilitarios, y un aumento de las ventas de vehículos importados de 33 por ciento".

Por la crisis en Brasil, las terminales automotrices buscan expandirse en otros mercados como Centroamérica, Perú, Chile y México, frente a la reducción de la demanda del principal destino comercial.

LEA MÁS: