Ante el panorama oscuro que asoma para la Selección luego de la caída 3-0 ante Croacia, Mario Kempes corre con una ventaja: fue crítico durante todo el proceso y, en la previa de la Copa del Mundo, se mostró renuente a depositar expectativas en el equipo de Jorge Sampaoli, salvo por la presencia de Lionel Messi, su debilidad.

Sin embargo, el Matador, campeón del mundo en 1978 y hoy comentarista televisivo, no tuvo contemplaciones ni con la Pulga: ensayó una explosiva crítica y puso en dudas las posibilidades de que Argentina pueda acceder a octavos de final.

Su cruento análisis comenzó en redes sociales. Allí, fue lapidario. "Cuando se esperaba una reacción en este segundo partido del equipo argentino, nos llevamos la gran sorpresa de que fue peor que el primero", escribió en su cuenta de Twitter. Y remató después: "El espectáculo fue vergonzoso y la despedida cada vez esta más cerca!! Lamentable!!".

Ya en su espacio, en la cadena ESPN, amplió los conceptos. "Tampoco vamos a echarle la culpa a Caballero de lo que pasó. Desde que veo a la Selección, Messi tiró del carro, él ha propuesto. Hoy Messi se contagió de los compañeros, estuvo apático, sin poder de recuperación. Intentó dos o tres, estuvo perdido totalmente. Esto sucede cuando el equipo no funciona; el mejor del mundo se contagia de lo peor que tiene el equipo", hizo una radiografía dura con el 10, aunque en principio lo exonera de las culpas generales.

Pero luego el ex delantero profundizó. Fue contundente con el equipo y ahí no hubo nombres fuera de la hoguera. "Sabe muy mal esta derrota y era de esperar el funcionamiento de la Selección. La clasificación fue desastrosa, clasificamos de milagro. Hoy ya no creo en milagros, ni prendiendo velas vamos a clasificar si sigue siendo el mismo equipo", firmó, aunque dejando una puerta entornada: "Después de los partidos uno está un poco calentito y puede decir barbaridades, pero hay una pequeña esperanza, que es el tercer partido".

La reacción de Messi tras el tercer gol de Croacia (Foto: REUTERS/Carlos Barria)
La reacción de Messi tras el tercer gol de Croacia (Foto: REUTERS/Carlos Barria)

Ya con la temperatura elevada, Kempes solicitó renovación total. Y, con total, sí, incluyó al astro rosarino. "Messi puede tener otro Mundial. Él mismo debe estar un poquito asqueado, hastiado, aburrido. Yo lo siento muchísimo. Todo tiene un límite, por más que sea el mejor, este ciclo creo que ha terminado para todos. No les echo la culpa a los nuevos. Vamos a hacer un borrón y cuenta nueva, de todos, incluido del entrenador", le sacó el buzo a Sampaoli.

La camada que encabeza Messi quedó bajo la lupa en su conclusión: "Son diez años, ocho entrenadores, y ninguno dio en la tecla. Seguimos cambiando entrenadores, que hoy es Sampaoli. Y estos chicos viven como reyes, eh".

SEGUÍ LEYENDO: